La artista le contestò a quienes la criticaron por publicar carne, y otros productos difìciles de comprar para algunos venezolanos

" />

La artista le contestò a quienes la criticaron por publicar carne, y otros productos difìciles de comprar para algunos venezolanos

Alvarado, utiliza su red social Instagram para hacerles publicidad a marcas de ropa, cosméticos y en algunos casos lo ha hecho con empresas que venden comida.

Muchos de sus seguidores la descalificaron “por burlarse de los venezolanos que  no pueden comprar comida”. La actriz de la novela “Voltea pa’ que te enamores” respondió:

“Yo trabajo con el Instagram a través de la publicidad, puede ser ropa, zapatos, maquillaje… también comida… Esto no significa que soy millonaria.

Me llama la atención la gente que me escribe y me dice: Yo no tengo para comprar carne, pollo… Pero sí tienen un celular Android donde ven el Instagram para chismear… ¿Prefieren tener un celular que comprar carne, pollo o lo que sea para su casa?”…

El consejo de Daniela no aplica en la hiperinflación que se vive en Venezuela,  donde la canasta básica supera los 75 millones de bolívares, lo que ocasiona un golpe al bolsillo del venezolano.

La protagonista de “Angélica Pecado” asegura que la venta de un teléfono inteligente podría ayudar a la compra de alimentos, pero la creciente inflación disminuye el poder  adquisitivo del venezolano de manera progresiva, lo cual no es sostenible en el tiempo.