La primera actriz Mimi Lazo, fue vinculada con el Gobierno desde que empezó a realizar telenovelas en Venezuela incluisve aún y cuando se encuentra radicada fuera del país

La venezolana estuvo invitada al programa “Conversando con Orlando”, conducido por el férreo opositor al régimen de Venezuela, Orlando Urdaneta. En el espacio, Lazo aprovechó de aclarar algunos puntos, más aún luego de que los señalamientos en su contra aumentaran luego de que su hija, Sindy Lazo ganara el concurso de Máster Chef Latino.

Orlando Urdaneta, también actor y conductor venezolano comenzó la entrevista con Mimi Lazo asegurando que Venezuela tiene que iniciar un proceso de reconciliación. Su postura resultó sorpresa para algunos, debido a las declaraciones radicales a las que acostumbra cuando tiene que ver con la política venezolana. Sin embargo, se presume que al tratarse de una amiga y compañera de escenas, se pudo permitir bajar un poco la guardia.

Por su parte, Mimi Lazo fue frontal y directa, a diferencia de algunos artistas que ocultan como de lugar su pasado “rojo”. Frente a Urdaneta y en plena entrevista aseguró que sí apoyó a Hugo Chávez y que no está de acuerdo con que quienes lo hayan hecho en algún momento, ahora lo nieguen. . “Hoy en día nadie votó por Chávez. Ese 80% fueron marcianos“, comentó irónicamente.

A pesar de haber apoyado al fallecido presidente, confesó que con los años se decepcionó de los ideales que promovía el chavismo y decidió que su prioridad era trabajar. La premisa de que la cultura no se debe politizar, fue su bandera y trabajó por años en el país, con quien la invitara a recitar sus monólogos, fuese del gobierno, independiente o de la oposición.

Lazo vive en Estados Unidos desde hace varios años, actualmente en la ciudad de Los Ángeles, junto a su pareja Luis Fernández, su hija Sindy y el menor de sus hijos. En su nueva postura apolítica, asegura que lo que debe prevalecer entre los venezolanos es la unidad, dejando de lado las preferencias políticas.

Mimi Lazo, como muchos otros artistas se ha llevado su talento a otras fronteras, por la imposibilidad que existe actualmente en Venezuela para realizar producciones audiovisuales. La realidad del país no es ajena al gremio y cada uno busca solucionar sus intereses, de la mejor manera que puedan y con las oportunidades que logren conquistar.