Luego de 90 años la marca eligió un hermoso bebé con esta condición 

Lucas Warren con tan sólo un año y a pesar de tener síndrome de Down, se convirtió en la imagen de la marca de compotas y cereales Gerber. Esta es la primera vez que la marca usa como imagen a un niño con esta condición.

El simpático bebé de Dalton, Georgia, fue elegido entre 140,000 concursantes y sin duda destacó por su belleza y su particular sonrisa. En casi un siglo del concurso ningún bebé como él había tenido la oportunidad de ser elegido pero esto ha demostrado que los tiempos cambian por lo que la belleza y la diferencia parecen estar dejando su huella en las industrias.

En el comunicado oficial del concurso, la madre del pequeño Cortney Warren comentó: “puede que él tenga síndrome de Down, pero él siempre es sobre todo Lucas. Tiene una personalidad increíble y ha atravesado cada uno de los hitos de la infancia con mucha facilidad”.

“Esperamos que esto impacte a muchos y que traiga un poco de luz en la comunidad con necesidades especiales y, sobre todo, que ayude a que muchos más niños como Lucas sean aceptados, reconocidos y no limitados” expresó el padre del bebé.