Una niña de dos años de edad murió tras haber sufrido una serie de golpes en la cabeza, con un objeto contundente, según expertos forenses.

La menor, quien se encontraba en compañía de su padre y una vecina, cuando sufrió el porrazo mortal, falleció a causa de una fractura craneoencefálica, luego de haber sido ingresada en el Hospital Universitario Doctor Luis Razetti de Barcelona.

Extraoficialmente se conoció, que la menor se hallaba en la residencia de Hreisnelly Esther Gutiérrez Marín, de 22 años de edad, además de su progenitor, cuando sufrió el traumatismo.

Al parecer, El trio al percatarse del hecho, trasladaron a la niña a la emergencia del Hospital de niños, donde falleció minutos después.

Las autoridades del recinto comentaron, que los responsables de la pequeña, al llegar al centro de salud con la niña inconsciente  en brazos, alegaron que la menor había sufrido una caída. Sin embargo, los hematomas y contusiones en el cuerpo de la menor, dejaban entrever otra realidad.  

La niña había sido asesinada de forma violenta y sin contemplación, quizás por quienes hoy ocultaban el origen de una fractura mortal, en el cráneo de una infante de apenas 24 meses de nacida.

 Se conoció, que la pequeña vivía con sus padres, Zuleyka Josefina Marchan, de 18  y Asdrúbal Alexander Hernández Ruiz de 29 años de edad, en una vivienda del barrio Cruz Verde, de la capital del estado Anzoátegui.

El infanticidio se desencadenó  en la residencia de Gutiérrez, vecina de la pareja, el pasado martes 21 de mayo.

La verdadera razón de la muerte de esta criatura todavía no se esclarece, pero los padres y la vecina, la supervisora de turno de la menor, hoy figuran como los principales sospechosos de este crimen, que mantiene al Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), de Anzoátegui, realizando las investigaciones necesarias para dar con la identificación y captura de los implicados en el hecho.

Fuente:Tuperiòdico

" />

Una niña de dos años de edad murió tras haber sufrido una serie de golpes en la cabeza, con un objeto contundente, según expertos forenses.

La menor, quien se encontraba en compañía de su padre y una vecina, cuando sufrió el porrazo mortal, falleció a causa de una fractura craneoencefálica, luego de haber sido ingresada en el Hospital Universitario Doctor Luis Razetti de Barcelona.

Extraoficialmente se conoció, que la menor se hallaba en la residencia de Hreisnelly Esther Gutiérrez Marín, de 22 años de edad, además de su progenitor, cuando sufrió el traumatismo.

Al parecer, El trio al percatarse del hecho, trasladaron a la niña a la emergencia del Hospital de niños, donde falleció minutos después.

Las autoridades del recinto comentaron, que los responsables de la pequeña, al llegar al centro de salud con la niña inconsciente  en brazos, alegaron que la menor había sufrido una caída. Sin embargo, los hematomas y contusiones en el cuerpo de la menor, dejaban entrever otra realidad.  

La niña había sido asesinada de forma violenta y sin contemplación, quizás por quienes hoy ocultaban el origen de una fractura mortal, en el cráneo de una infante de apenas 24 meses de nacida.

 Se conoció, que la pequeña vivía con sus padres, Zuleyka Josefina Marchan, de 18  y Asdrúbal Alexander Hernández Ruiz de 29 años de edad, en una vivienda del barrio Cruz Verde, de la capital del estado Anzoátegui.

El infanticidio se desencadenó  en la residencia de Gutiérrez, vecina de la pareja, el pasado martes 21 de mayo.

La verdadera razón de la muerte de esta criatura todavía no se esclarece, pero los padres y la vecina, la supervisora de turno de la menor, hoy figuran como los principales sospechosos de este crimen, que mantiene al Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), de Anzoátegui, realizando las investigaciones necesarias para dar con la identificación y captura de los implicados en el hecho.

Fuente:Tuperiòdico

Destacadas


En la zona norte del estado Anzoátegui las visitas reiteradas a las llamadas "calles del hambre" (sectores llenos de “carritos de comida rápida”, en los cuales se ofrecen a sus comensales múltiples opciones para comer.

Pero sin lugar a dudas se han convertidos en las alternativas más económicas para alimentarse fuera de casa.

Sin embargo, algunos aseguran que hasta las “balas frías” son costosas en estos momentos, puesto que con los Bs 40 mil que devengan al mes no pueden darse estos gustos con regularidad, como en años anteriores.

Y es que actualmente un perro caliente cuesta entre 12 y 15 mil bolívares, una cachapa con queso se consigue a partir de Bs 20.000 y un tequeño grande tiene un valor de Bs 5.000.

Mientras tanto, los jugos naturales, las maltas y los refrescos pueden costar desde 10 mil hasta 15 mil bolívares.

En los restaurantes tradicionales un menú para una persona suele superar los 50 mil bolívares y en algunos sitios, los precios son reflejados hasta en dólares.

Decisión arriesgada

El portocruzano Ismael González considera que comer en la calle puede ser “peligroso”, ya que ha observado una indebida manipulación de los alimentos por parte de los vendedores, lo que puede ocasionar enfermedades estomacales.

Sin embargo, la ciudadana Yeimy López asegura que “todo depende del sitio donde se elija comer”, pues existen personas honestas y cuidadosas a la hora de preparar la comida.

Asegura que nunca ha experimentado ningún malestar por mala manipulación de los rubros.

Fuente: información: andreaaroca/eltiempo




El déficit de unidades transporte público que trasladan pasajeros hacia las zonas más alejadas de Barcelona, tales como Mesones, Cruz Verde, El Viñedo, La Orquídea y La Ponderosa, ha provocado la proliferación de “piratas”, quienes cobran con sobreprecio.

“En la mañana aparecen todos los carros de la línea y hacen cola para cargar pasajeros, pero al mediodía se desaparecen”, señaló Elena Ruiz, mientras esperaba autobús para ir a Mesones.

Lo mismo ocurre en las paradas de las otras rutas mencionadas. Según los propios usuarios, el tiempo de espera por una unidad puede llegar a superar los 30 minutos.

A estas paradas, los que se acercan mayormente a cargar pasajeros son dueños de camionetas, carritos y los famosos camiones conocidos como “perreras”. Generalmente, estos “piratas” cobran el doble de la tarifa establecida por las autoridades.

“Aquí el pasaje es de mil bolívares, pero cuando vienen piratas nos piden hasta Bs 3 mil, y como uno quiere llegar rápido a su casa no tiene otra que pagarlo”, comentó la pasajera Melenia Coa.

Fuente: milenaperez/eltiempo




Rusbel Rondón, director general del Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social del Trabajo (Mpppst) en Anzoátegui, procedió este martes a ejecutar el reenganche de 23 empleados de la empresa Coca-Cola Femsa, ubicada en Barcelona.

La actividad contó con el acompañamiento de la diputada a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Carmen Márquez, la Defensoría del Pueblo, el delegado de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores de la Ciudad, el Campo y la Pesca (Cbst), Carlos Martínez; la coordinadora de los Consejos Productivos de Trabajadores (CPT) en la entidad, Milagros Mejías; y la jefa de la Inspectoría del Trabajo Alberto Lovera, Yeni Velásquez, informó el Mpppst en nota de prensa.

Según Rondón, el personal fue afectado el año pasado por una decisión de la compañía y nuevamente este año solicitó prórroga de ese acuerdo, en el que se dejó sin efecto una cantidad de beneficios importantes establecidos en la contratación colectiva.

“En la empresa nos atendieron y pudimos lograr que se siguiera el procedimiento. Los abogados de Coca-Cola solicitaron que se pasara a prueba para iniciar la promoción en los próximos días”, expresó Rondón.

Mecanismo

Señaló que este método consiste, en que la compañía promueva y demuestre que no se están violando los derechos de los obreros.

“El ministerio, como árbitro, tiene la facultad de decidir quién tiene la razón y producir una decisión ajustada a derecho. Como todos saben, nosotros somos el órgano rector en la materia laboral, garantes de los derechos de los trabajadores y estamos a favor de la clase obrera”, concluyó.

Fuente: eltiempo




El pasado domingo 1 de agosto en horas de la tarde, fueron hallados tres cuerpos sin vida en el piso 8 del edificio Las Delicias, en Maracaibo. Las víctimas fueron identificadas como Fidia Iris Espina Díaz, de 66 años, abuela de Daviana Lourdes Acosta Piñeiros (26) y Saidcarlos David Piñeiro (17).



“El sueldo que percibimos actualmente se va en pagos de pasajes. Necesitamos un ajuste inmediato y replantear el horario de trabajo al que actualmente estamos dando cumplimiento “. Es la denuncia que realiza el delegado de prevención del Hospital Luis Razetti de Barcelona, Edinson Hernández, quien además es coordinador general del movimiento de trabajadores de la salud en el estado Anzoátegui y reclama por reivindicación para los empleados que hacen vida en el complejo hospitalario.

Explicó que los son más de 3 mil 400 empleados; entre obreros y personal médico, quienes actualmente están percibiendo entre Bs 40 Y 70 mil mensualmente, monto que no cubre la movilización hasta sus puestos de trabajo a diario.

“Un trabajador está pagando entre tres mil y siete mil soberanos diariamente en servicio de transporte público lo que suma más de Bs. 100 mil cada 30 días para cumplir con la jornada. Debe conseguir efectivo y pagar porcentajes para poder cumplir con sus compromisos laborales”, sostuvo Hernández.

Asimismo, reclamó a la directiva del Hospital Luis Razetti de Barcelona por la falta de coordinación e interés para ajustar el salario de los empleados de la salud por lo que advirtió la necesidad de ejercer acciones de calle en los próximos días de no ser tomados en cuenta para los ajustes y garantías para mejorar la calidad de vida de quienes aún permanecen ejerciendo sus puestos de trabajo.

“Primero que todo requerimos un cambio de gobierno de manera inmediata, este sistema asfixiante esta acabando hasta con el sector salud y segundo necesitamos un ajuste salarial en los próximos días porque de lo contrario también se podrían registrar renuncias masivas”, enfatizó.

Fuente: elpitazo.ne




La Escuela de Golf Menor Anzoátegui, en pro de mejorar y estimular este deporte en el país, organizó unos talleres de primer orden, para los días martes 03 y miércoles 04 de agosto, entre 5 y 7pm en la Sala principal del restaurante Los Asadores en Lechería. Serán dos charlas (temas diferentes), conducidas por el Profesional del Golf y Psicólogo deportivo Luis Rivas (@onestop_golf - Certificado TPI USA), donde se abordarán importantes contenidos con relación al: Autocontrol, Autoconfianza, Manejo de stress, Disciplina... e importantes temas, destinados tanto para este como de cualquier otro deporte.

Para cualquier información, puedes comunicarte directamente por los números: Juhen Marín 0414-9992805 y/o Indira Pulido 0414-5221570, en el Club de los Campos de Golf o Restaurante Los Asadores.