Unido para demandar el acatamiento del artículo 91 de la Constitución Nacional que contempla: “todo trabajador y trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas”, un grupo de empleados perteneciente a la cementera Vencemos, Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe), Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), Colegio de enfermeras, dirigentes gremiales  de Petróleos de Venezuela y Cantv protestó en horas de la mañana de este martes

Entre consignas que describían el calvario que representa para la masa laboral sobrevivir con salarios que no cubren las necesidades básicas de alimentación, partieron desde la redoma de Guaraguao, hasta la sede del Ministerio Público (MP), en Puerto La Cruz, donde representantes del Sindicato de Trabajadores Cementeros de Anzoátegui (Sintracea) consignaron un documento para formalizar las exigencias que los mantienen en acciones de calle.

El secretario general de Sintracea, Luis Chaparro, detalló las reivindicaciones que reclaman para dignificar al sector, el cual sigue en declive ante la falta de producción y  mantenimiento. “Nosotros exigimos sueldos que estén acordes con el alto nivel inflacionario que debemos enfrentar en el país y con los que podamos cubrir el costo de la canasta alimentaria que supera los 400 millones de bolívares”, dijo.

Aseguró que 2 mil trabajadores están expuestos a perder sus vidas ante el incumplimiento de las normas de seguridad necesarias para laborar en la planta cementera ubicada en el sector Pertigalete de Guanta, donde se han registrado 14 accidentes en lo que va de año. “Los  últimos  sucesos han sido los más graves, pues un compañero sufrió graves quemaduras, aún está convaleciente; y otro perdió el pie derecho. Mensualmente contabilizamos dos siniestros, sin que existan correctivos por parte de la empresa. Tenemos seis años sin recibir dotación de uniformes”, resaltó.

Reclaman además el pago de pasivos laborales por el incumplimiento de las convenciones colectivas que violan la Ley Orgánica del Trabajo, así como elevar el monto del seguro de Hospitalización, Cirugía y Maternidad (HCM), que actualmente se ubica en 12 millones de bolívares.

Con pancartas escritas a mano en las que clamaban por “Firma del contrato ya”,  el presidente del Sindicato de Trabajadores de Fomento Eléctrico de Anzoátegui (Sintrafeanz) y secretario ejecutivo de la Federación Eléctrica de Venezuela (Fetraelec), Juan García, dijo que continuarán en pie de lucha por la aprobación de cláusulas de una contratación que dignifique la calidad de vida de los empleados.

“Llevamos un mes en protesta y seguiremos hasta que los representantes de Corpoelec descarten esas cifras irrisorias que han venido ofreciendo. Estamos a la espera de los resultados de un encuentro que sostendrán representantes del Ministerio del Trabajo y la empresa para acatar los nuevos lineamientos”, señaló el dirigente gremial, quien recordó que el ausentismo laboral por este conflicto se ha cumplido en 95% en la entidad.

Los gremios presentes en esta protesta se solidarizaron con los trabajadores cementeros ante los riesgos que enfrentan en la faena y exhortaron a Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpasel) e Inspectoría del trabajo a atender los  reclamos. Aseguran que cuando son instituciones del Estado las que están involucradas en este tipo de ilegalidades, las denuncias son engavetadas.