Un aumento de tarifa justo es la mejor solución para solventar la crisis que del sector transporte, según afirman choferes de algunas líneas que trabajan en la zona norte del estado Anzoátegui

La mayoría coincide en que no pueden esperar que el Gobierno nacional les envíe “algún día” repuestos e insumos para laborar.

Nicodemus Zambrano, presidente de Upaca, una de las organizaciones más grandes que cubren la ruta Barcelona- Puerto La Cruz, considera que el precio del pasaje deben ser 15 mil bolívares para poder mantener operativas las unidades y además generar ingresos para alimentar a sus familiares.

“Con la inflación que vive el país, Bs 15 mil tampoco es mucho, pero sí sería un pasaje justo y eso es lo que necesitamos. En otros estados del país los transportistas cobran Bs 5 mil y hasta Bs 7 mil, mientras que nosotros tenemos un pasaje a Bs 2 mil. Sabemos que el ciudadano no tiene tanto dinero, pero ¿cómo hacemos?”, se preguntó el directivo.

Zambrano informó que ya están preparando una propuesta de aumento del precio del pasaje, la cual será entregada el próximo lunes al director de la Mancomunidad del Transporte Terrestre Urbano (Mttu) de la entidad, Manuel Tocuyo.

El presidente de Upaca indicó que las discusiones para definir la nueva tarifa deben iniciarse en los próximos días, a fin de que el aumento entre en vigencia el 1° de mayo.

Con esto se mostró de acuerdo José Canales, miembro de la directiva de la línea que cubre el trayecto Barcelona-Lechería.

Según afirmó, en la última reunión para discutir el precio del pasaje se convino con el comité de usuarios, los directores de transporte de los diferentes municipios y el de la Mttu que la tarifa debía ser ajustada el próximo mes y no en agosto como se hacía anualmente.

Canales cree que el aumento no debe ser menor a 100%, es decir, que el precio en autobús pasaría de 2 mil bolívares a Bs 4 mil. Sin embargo, coincidió con Zambrano en que el precio ideal del pasaje tiene que ser, mínimo, 10 mil bolívares para poder mantener las unidades en buen estado.

“Así no dependeríamos de las migajas y pocos insumos que envía el Gobierno. Además, todos deben tener claro que ni el gobernador (Antonio Barreto Sira) ni el presidente (Nicolás Maduro) tienen recursos para surtirnos de repuestos, aceite y baterías. Ellos no tienen dinero”, manifestó.

Aun si se llega a concretar una nueva tarifa como la que desean los transportistas, el presidente de Upaca opina que el Gobierno nacional debe hacer el esfuerzo por seguir beneficiando al sector transporte con venta de repuestos e insumos a precios accesibles como una forma de apoyo.

Zambrano no descarta que en los próximos días todos los choferes afiliados al Sindicato Único de Trabajadores del Transporte del estado Anzoátegui (Sutta) realicen un nuevo paro para exigir al Ministerio de Transporte que cumpla con la venta de cauchos, aceite y baterías que les prometieron.

No obstante, el presidente de la línea de Lechería, José Canales, adujo que esta medida no ayuda mucho.

“Si nos paramos perdemos nosotros mismos porque el Gobierno igual no nos va a responder como pasó ese día. Lo mejor es que se haga un buen aumento de pasaje”.