Más de 3.500 pacientes con Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) se encuentran sin antirretrovirales y sin reactivos en Anzoátegui

Así lo denunciaron en una protesta que protagonizaron ayer, en la sede de Salud Pública, ubicada en el sector 29 de Marzo de Barcelona.

Allí se reunieron pacientes y activistas para exigir respuestas a las autoridades regionales y nacionales ante las fallas en el suministro del tratamiento para la infección.

La diputada a la Asamblea Nacional (AN), Oneida Guaipe, informó que hay ciudadanos que desde 2016 no reciben los antirretrovirales.

Explicó que el Programa Nacional del VIH-Sida del Ministerio de Salud contempla 27 tipos de fármacos y dependiendo de la condición de cada persona, necesitan entre tres y cinco.

“La calidad de vida de los pacientes se viene deteriorando. Las fallas están desde hace tres años y se han ido agravando, a tal punto que en 2018 ninguno ha recibido sus antirretrovirales”, sostuvo.

Los enfermos también denunciaron que las fórmulas lácteas para alimentar a los bebés cuyas madres padecen la enfermedad tampoco llegan a la entidad.

Manifestaron que sin su tratamiento, quedan expuestos a contraer cualquier enfermedad o infección, pues su sistema inmune está deprimido, “y por la falta masiva de medicamentos y antibióticos no pueden combatirlas”.

La situación en la entidad es similar a la nacional, pues es el Ministerio de Salud el ente encargado de suministrar los tratamientos. En el país hay 77.000 pacientes con VIH, según declaraciones del director de Acción Ciudadana contra el Sida, Alberto Nieves.

Pacientes y activistas señalaron que el programa de VIH-Sida en la entidad no cuenta con reactivos para las pruebas de detección del virus.

Asimismo, detallaron que hay problemas desde 2014 con los reactivos para el análisis de carga viral, que mide la cantidad de VIH en la sangre.

El secretario ejecutivo del Sindicato de Trabajadores de la Salud (Sintrasalud), Giovanny Yaguaracuto, señaló que el laboratorio encargado de realizar estas pruebas está inoperativo desde septiembre de 2017.

“Desde la gestión del exgobernador Nelson Moreno no se están realizando pruebas de ningún tipo, mientras que el actual gobernante, Antonio Barreto Sira, no ha hecho nada por reactivarlo”, aseveró.

Los pacientes pidieron al Gobierno nacional abrir el canal humanitario y aceptar la ayuda internacional en temas de salud.

“Está en juego la vida de los pacientes. El Gobierno debe dejar de lado la política en temas de salud y permitir que ingresen medicinas y demás insumos al país”, aseguró uno de los afectados, que se reservó su identidad.