El candidato a la Presidencia de la República, Javier Bertucci, visitó ayer el sector Tronconal Tercero de Barcelona y prometió un cambio,en donde los venezolanos no tendrán que humillarse más por las cajas del CLAP

El itinerario del aspirante a la silla de Miraflores, quien forma parte activa de la iglesia Maranatha,  comenzó en el mercado municipal de Puerto La Cruz, donde realizó una visita relámpago.

Previo a su llegada al populoso sector capitalino, un grupo de sus llamados “esperanzadores”, como se identifica su equipo de trabajo, efectuó un abordaje social entre personas de la comunidad para luego terminar la jornada con la entrega de raciones de comida durante lo que denominaron “sopa de la esperanza”.

Cerca de las 12:00  del día, en medio de una multitud que le expuso sus necesidades, Bertucci llegó a la avenida 2 del lugar, donde subió a la tarima para señalar que apoyado en su conocimiento de las potencialidades de Anzoátegui en materia agrícola, energética y de turismo, iba a exponer su plan de Gobierno para la entidad, en caso de resultar electo como Presidente de la República.

“A Anzoátegui le ha faltado administración, pues tiene todos los recursos para ser un estado de la esperanza, tiene potencialidades agrícolas, turísticas y energéticas. Esa sopa que estamos dando, es la sopa de la esperanza para que sigan aguantando un poquito más porque el 21 de mayo habrá un nuevo Presidente en este país”, sostuvo.

En medio de su discurso, el pastor no dejó de mencionar al Ejecutivo nacional e indicó que después del 20 de mayo,  “ya nadie va a tener que humillarse por una caja de Clap”.

“Todo el mundo me pregunta, Bertucci que vas a hacer con los Clap? Mire esa cajita de comida que dura cuatro días y que se la quitan si votan por otro, eso se acabó; el día que yo sea Presidente vamos a traer ayuda humanitaria, alimentos y medicinas en grandes cantidades para este país. Usted no va a tener que humillarse por una caja, porque vamos a distribuir los alimentos de manera equitativa para toda la población. A las personas que reciben ese Clap les decimos que les vamos a dar comida para todo el mes y no para un solo día”, subrayó.

Bertucci aseveró que el 20 de mayo es el día que cambiará, no sólo el destino del barco sino al capitán del mismo.

Esgrimió que luchará por llamar a todos esos jóvenes que emigraron a fin de que regresen a trabajar por Venezuela y que una de sus prioridades será desmontar el aparato de corrupción que hay en el país.

“Nosotros vamos a trabajar para conseguir créditos internacionales para que sean otorgados directamente a los empresarios, no es el Estado el que les dará el dinero, son los empresarios los que lo recibirán directamente y así ir desmontando este parapeto de corrupción y crear instituciones honestas e integras, que generen confianza en la gente”.

En materia económica, el evangelizador refirió que Venezuela cuenta con empresas que tienen líneas de producción ya instaladas y que sólo están paradas por falta de materia prima.

“El Estado no va a facilitarles un crédito, será un intermediario,  para así acabar con estas estructuras de corrupción que lamentablemente están montadas. Aquí hay empresarios serios que quieren trabajar. Necesitamos poner a funcionar el aparato productivo para que regresemos a una economía sólida que le permita a los venezolanos recuperar su nivel de vida y el poder adquisitivo”.

Después de la  instalación del Frente Amplio Venezuela Libre, el cual rechaza las elecciones convocadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE), Bertucci sostuvo que el único que gana con la abstención es el Gobierno, y que en los estratos sociales D y E, la gente quiere votar. Además calcula que  70% del padrón electoral participará en los venideros comicios.

“Yo no creo en la abstención.Con ella quien gana es el Ejecutivo y yo no aguanto seis años más de este Gobierno. Yo respeto las posiciones de cada quien, pero me sorprende que la oposición llame a la abstención si hace uno meses participaron en unas elecciones con este mismo CNE”.