Al menos 7 personas semanalmente renuncian a la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) en Anzoátegui según informó el secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la Industria Eléctrica en Anzoátegui, Juan García

Las razones son diversas, pero la que destaca, según lo explicado por el sindicalista, es que los salarios son insuficientes para cubrir las necesidades de la mano de obra calificada que labora en la empresa, por lo que ha decidido emigrar a otros países, en donde las remuneran mejor.

“En una semana pueden pedir la renuncia entre cinco y siete personas, entre ellas quienes solicitan la jubilación”.

El también vicepresidente de Fomento Eléctrico en la entidad indicó que desde hace siete años la empresa no dota a los trabajadores con equipos de seguridad, vehículos ni herramientas de trabajo, de allí que una falla que en teoría solo requiere una hora para ser resuelta, termina solucionándose en seis, ocho e incluso 24 horas.

Señaló que 90% de las oficinas comerciales de Corpoelec laboran medio día porque no tienen servicio de agua potable, debido a que no les pagan a los proveedores.

Un empleado, que no quiso identificarse por temor a ser despedido, dijo que en el edificio sede de Puerto La Cruz casi no quedan computadoras en buen estado, no tienen ascensores ni filtros de agua potable y el personal de limpieza no asiste porque no le han pagado. “Cuando van, limpian con agua nada más porque no tienen ni cloro”.