Después de visitar varios países con la mano extendida pidiendo dinero para paliar el colapso económico que la dictadura ha provocado, Nicolás Maduro regresó al país cuando nos aprestamos a las elecciones del 15 de octubre. Y llegó diciendo de nuevo el embuste de que hay un avance de 95% en el proceso de negociación entre gobierno y oposición, lo que es desmentido por voceros de la MUD que afirman que el supuesto avance “es de 0%”.
La textura dictatorial del régimen se ha puesto de manifiesto una vez más con la sentencia N° 165 que le ordenó dictar a la Sala Electoral del TSJ para avalar la burda maniobra del CNE que impidió a la oposición democrática la sustitución de candidatos en la boleta electoral que se usará el 15 de octubre. El artículo 63 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales es claro y tajante: “Las organizaciones postulantes podrán modificar las postulaciones que presenten y, en consecuencia, sustituir candidatos o candidatas hasta diez días antes de ocurrir el acto electoral”, es decir, en el caso que nos ocupa hasta el 5 de octubre. El CNE, violando la norma legal, cometió la barbaridad de fijar solo un día, el 16 de agosto, para presentar los cambios de postulaciones, anticipándose a las elecciones primarias internas en las que la MUD escogería sus candidatos a gobernadores definitivos (10 de septiembre). La Sala Electoral del TSJ decidió que el CNE podía hacer lo que quisiera al declarar en la tal sentencia 165 que se puede ejecutar la fase de sustitución de candidatos “atendiendo a las particularidades y requerimientos técnicos del proceso electoral de que se trate”. Refrendó así el truco de las cuatro rectoras del CNE que, en un trance de prestidigitación electoral, transformaron, y a destiempo, lo que era un lapso en un día.
El 15 de octubre habrá una cita electoral que trasciende la escogencia, por si misma importante, de los Gobernadores de Estado. Mi apreciado amigo Gustavo Tarre Briceño, quien al comienzo no simpatizó, igual que yo, con la idea de participar en estas elecciones regionales, en reciente artículo dice que “lo que realmente debemos buscar es la expresión masiva del rechazo popular al payaso que pretende gobernarnos” y enviarle un mensaje “a Raúl Castro, el dueño del circo”. Efectivamente, si la abstención se reduce al mínimo el acto electoral del 15 de octubre puede convertirse en un gran plebiscito anti-dictatorial. Las encuestas, que los asaltantes del poder aparentan ignorar, así lo indican. Y si los pillos que nos gobiernan se dejan tentar por el fraude, tampoco escaparán del desastre que los espera.
La Iglesia, que a través de la Conferencia Episcopal Venezolana está llamando a votar, también está exhortando “a los párrocos a que el próximo 13 de octubre organicen en todas las comunidades eclesiales una jornada de oración por Venezuela y por el éxito de las próximas elecciones “. Me permito sugerir que esa jornada religiosa se acompañe con un repique de campanas de un minuto, a una hora determinada, en todas las iglesias del territorio nacional. Cuando Pérez Jiménez huyó en la “Vaca Sagrada” la madrugada del 23 de enero de 1958, en Caracas y otras ciudades también se oyeron repiques de campanas. Había llegado la hora del regreso a la patria de los que estábamos en el exilio.

Destacadas


Opositores presos, detenciones arbitrarias, la justicia alimentando a la impunidad, escasez de alimentos y medicinas, forman parte de la rutina del venezolano. A diario aumenta el número de personas detenidas por razones políticas.




Maduro impone un sistema represivo que castiga todas las formas de disenso que están consagradas en la Constitución. Todos los derechos civiles y políticos están bajo el control militar. La represión es aplicada por las fuerzas de seguridad, los grupos armados alineados con el régimen y la delincuencia organizada.




¿Qué si los trabajadores necesitan y merecen un aumento? Claro que sí.  ¿Qué si el incremento del sueldo mínimo ayudará al pueblo? Obviamente que no. 



Dentro de algunos años, cuando se haga la historia del siglo XX venezolano sin el apasionamiento con el que se analiza aún ese período, dado el impacto que tiene en nuestras vidas, estoy seguro de que se revalorizará la figura de Teodoro Petkoff.

Teodoro ha vuelto a ser noticia en estos días. Ha sido sobreseído en un esperpento judicial que le montó el poder. Es un nuevo capítulo de la vida de Petkoff, quien está retirado de la vida pública luego de ser protagonista de primer orden en Venezuela en la segunda mitad del siglo XX y en las primeras décadas del siglo XXI.

El periodismo político aplanó la trayectoria intelectual y política de Teodoro en esa manía periodística de tener una frase que ayude a definir al personaje. De esa manera, tantas veces en las agencias internacionales de noticias también terminé escribiendo “Teodoro Petkoff, el ex líder guerrillero…” Y digo que se aplanó su trayectoria porque en realidad Teodoro, para toda la izquierda e intelectualidad en Europa y América Latina, fue en verdad un ícono.

Con su libro “Checoslovaquia, el socialismo como problema”, Petkoff marcó una ruptura intelectual y política para toda una generación latinoamericana y europea con el socialismo burocratizado y represivo de la extinta URSS. La historia terminó dándole la razón a Teodoro, quien al cuestionar en 1969 la imposición de Moscú sobre la primavera checa, trazó la crítica –desde la izquierda- en contra de la burocracia comunista, la misma que terminaría implosionando tres décadas después.Teodoro fundó luego el Movimiento al Socialismo, junto con el también emblemático Pompeyo Márquez, tuvo la experiencia como ministro en la segunda administración de Rafael Caldera, relanzó el diario El Mundo (cuando era vespertino) y luego fundó Tal Cual. Parlamentario de larga data ha tenido la capacidad de revisar sus propias decisiones e incluso corregirlas en público. “Sólo los estúpidos no cambian de opinión” es una de sus frases que simbolizan su perspectiva vital.

En la parte final de los 90, siendo periodista de una agencia de prensa europea, comencé a frecuentar las ruedas de prensa que ofrecía Petkoff como ministro, y también comenzó a ser una fuente ineludible en años en los que no parecía pasar nada en Venezuela. Teodoro, con su estilo vehemente y polémico, terminaba siempre por darle algún titular a los periodistas que supieran pescar en su discurso.

Al pasar los años e iniciarse el siglo XXI, Teodoro dejó la arena política, al entender que desde la prensa (dirigiendo un periódico) podría incidir públicamente. Era otra forma de hacer política no partidista. Yo por aquel tiempo dejé el periodismo diario para buscar un espacio en la universidad, el país necesitaba de análisis, reflexión y explicaciones. Luego de algunos años nos encontramos.

La innovación a la que apostaba Tal Cual les llevó a abrir una columna dedicada a analizar el tema de los medios y la libertad de expresión en Venezuela. En conversaciones con Javier Conde, entonces jefe de redacción, bautizamos como “Infocracia” a aquella columna semanal que comenzó a publicarse en 2005. Dos años después, el cierre de RCTV vino a demostrar la importancia de aquel tema (los medios y las libertades) en la agenda pública nacional. En mi caso, Infocracia pasó ser una suerte de sello personal.

Ser colaborador de Tal Cual me abrió la puerta para conversar ocasionalmente con Teodoro. Durante varios años cada vez que me tocaba recibir y atender en Venezuela a periodistas, académicos o defensores de derechos humanos, una cita obligada era llevarles a un encuentro con Petkoff. Para algunos de ellos, en verdad, entrevistarse con él en persona, terminaba siendo lo más significativo de su visita al país.

Por aquel tiempo, por el año 2009, Teodoro me dio una lección de humildad por la que estaré en deuda con él, siempre. Azucena, su fiel asistente, me llamó: Teodoro quiere verte. Pensé que sería para tratar algún asunto relacionado con mi columna o sobre algún trabajo especial para Tal Cual.

Cuando llegó el día pautado para la reunión, Teodoro me explica que va a tener un encuentro con editores y directores de medios en Estados Unidos y que le han pedido su visión sobre la situación de libertad de prensa en Venezuela.

Libreta y lápiz en mano Teodoro me pidió que le explicara, sí, que yo le explicara, cómo es que funcionaba la hegemonía comunicacional y sus tentáculos en Venezuela.

Durante la siguiente hora Petkoff sencillamente fue un discípulo, me hacía preguntas, tomaba notas y me pedía precisiones. Aquel momento ha marcado un hito en mi vida personal y profesional.

Gracias, Teodoro.




Ya inició este 2017, y la pregunta que muchos venezolanos nos estamos haciendo es ¿qué es lo que viene?



La Asamblea Nacional es el único poder legítimo que le queda a  Venezuela. Maduro y los clanes del gobierno conociendo esa realidad le han limitado todas sus potestades.



Deportes


Ocho venezolanos al Mundial en Santa Cruz de Tenerife


La delegación venezolana de karate conformada por ocho atletas partió al Campeonato Mundial Juvenil y Sub 21 que se realizará del 25 al 31 de octubre en Santa Cruz de Tenerife, en España. En el...


Leer más...

Nuevo récord mundial establece Joyciline Jepkosgei


La keniana Joyciline Jepkosgei se impuso este domingo en el medio maratón de Valencia (España), estableciendo un nuevo récord del mundo de la distancia con un tiempo de 1 hora 4 minutos y 51...


Leer más...

Dodgers pasan a la Serie Mundial


Enrique Hernández despachó tres jonrones y siete carreras remolcadas, y Dodgers de Los Ángeles aplastó 11-1 a Cachorros de Chicago para avanzar a su primera Serie Mundial en casi tres décadas.

...


Leer más...

Real Madrid afectado por importante baja


Keylor Navas sufrió una lesión muscular en el abductor derecho, como confirmaron las pruebas a las que fue sometido este viernes por los médicos del Real Madrid.

La lesión se presentó en la misma...


Leer más...

Mourinho anunció que Ibrahimovic volverá a jugar a final de año


Mourinho indicó que el regreso de Ibrahimovic  tendrá lugar a finales del 2017
Leer más...