Opinión

Ya sabemos que el comediante venezolano acaba de pasar dos meses preso en Texas. Lo que no sabíamos es la historia de lo que pasó ahí. Aquí está.

Se encontró caminando en medio de la nada, sin saber a dónde ir, sin teléfono, ni dinero ni trenzas en los zapatos. Un policía le ofreció llevarlo desde el centro de procesamiento de ICE hasta una gasolinera cercana. Al llegar a la estación, la dueña, una señora mexicana, le vio la cara, le ofreció un slice de pizza y le prestó un teléfono.

José Rafael Guzmán pasó dos meses en un centro de reclusión en Hudspeth, Texas. Las razones, dice, dejarán de ser razones más temprano que tarde. Habla sin detenerse a tomar aire, porque tiene mil historias atragantadas y su cuello es un embudo que no le permite sacar todo lo que tiene que decir. También está en un punto en que debe regirse por algo muy por encima del sentido común: lo que diga su abogado. Hay momentos jocosos en la conversación, pero en general la metralla es en tono serio y reflexivo.

La historia comienza un par de meses atrás, cuando José Rafael cumplía un sueño de años: cruzar los Estados Unidos en carro. Ya había recorrido el país completo, parando en ciudades y pueblos, recogiendo material para Comida, Calle y Comedia, su canal de YouTube que sigue la línea de Caminantes, la serie web en la que, junto a Silvia Baquero, su productora, se unió a un grupo de migrantes en Colombia para documentar en clave de humor la crisis migratoria venezolana. Esta vez, la dupla iba grabando el encuentro de José Rafael con la cultura gringa, el país profundo. En Filadelfia subió las escaleras de Rocky y al coronar lloró, y en Los Ángeles visitó la estrella de Schwarzenegger en el paseo de la fama. Rocky y Arnold son su inspiración en todo lo que hace. “Yo me crié en una casa sin cable”.

Cerraron el viaje, con broche de oro, visitando una granja de cannabis en California, donde grabaron material, ya que José Rafael está muy interesado en la legalización de la marihuana, y no es un secreto que es, digamos, un entusiasta de su uso recreacional.

Me no English
El 12 de agosto, el día de su última publicación en Instagram, agentes de patrulla fronteriza lo detuvieron en un checkpoint, una alcabala, en El Paso, Texas. Border Patrol es una agencia hermana de ICE, el temible órgano de control de inmigración que ha aparecido tanto en las noticias últimamente. En un primer momento pensó que el problema no sería demasiado grave, hasta que los patrulleros le pusieron las esposas y se lo llevaron.

Silvia, “la Lilian de El Paso”, salió con la instrucción de llamar a Oswaldo Graziani, uno de los fundadores de Plop (la agencia que está detrás del Chigüire Bipolar) e íntimo amigo de José Rafael, para que la ayudara a conseguir un abogado. Así, dieron con el hombre: Jeep Darnell, un tipo joven con porte de quarterback, sombrero y botas de vaquero y una hebilla prominente. Tejano, muy tejano, pero sumamente pragmático y de mente abierta. “No te está pasando nada que no le haya pasado a un rockstar”, le dijo a José Rafael en su primera reunión.

Podía pagar la fianza del 10 %, que en este caso eran 300 dólares, y salir inmediatamente. Pero si hacía eso muy probablemente hubiera sido deportado, y no a México, donde estuvo viviendo los últimos años, sino a Venezuela.

Y eso no es una opción para él: las autoridades venezolanas no solo censuraron los shows de radio y televisión donde trabajaba, sino que además tiene una orden de captura en su contra por incitación al odio. Es un perseguido del régimen venezolano.

La recomendación del abogado era que permaneciera en la prisión durante el tiempo que durara el proceso. Jeep era positivo, estaba seguro de que saldría libre y sin cargos, pero le habló claro: en el mejor de los casos podría pasar un mes, y en el peor, seis. A José Rafael casi le da un infarto. “No te preocupes por los asuntos legales, de eso nos ocupamos nosotros. Déjalo en manos de Oswaldo. Tú preocúpate por estar bien aquí, porque la vas a pasar mal”. Doble infarto.

Luego de los trámites de admisión lo llevaron a la prisión del condado Hudspeth. Un pueblo perdido a dos horas de El Paso, donde todo gira alrededor de la cárcel. La prisión no es como lo que él había visto en los documentales de NatGeo. Era una prisión pequeña, de estadía temporal, donde los reos no pasan más de un año. Sin embargo, había una buena representación de criminales cubriendo una extensa gama de delitos, colores y afiliaciones.

“Aquí tengo que aclarar una cosa”, explica José Rafael, “yo no hablaba un coño de inglés. Es algo que no me enorgullece, obviamente, pero es lo que es. Era como si me estuvieran hablando en alemán. Entonces, después de que me revisaron, el guardia, que era un viejito al que no le entendía nada, empieza a decirme ‘foot up, foot up’, y yo no captaba qué quería decir. Y como yo estaba desnudo, y ya me habían revisado por todas partes, asumí que solo faltaba una cosa. Entonces me agaché y le abrí las nalgas. El viejo empezó a gritar como loco “feet! feet!” y ahí sí. Lo que quería era revisarme las plantas de los pies”.

Le dieron un uniforme a rayas y le quitaron las trenzas a sus zapatos —parte del protocolo para que los reos no se cuelguen. Y de ahí a una celda con siete personas más. Cuatro literas, con una letrina, en un espacio de no más de 3×7 metros cuadrados.

Prima nocta
La primera prueba la tuvo en su primer día en la cárcel, cuando uno de sus compañeros de celda lo abrazó por detrás con la cortina de la ducha. Lo abrazó duro, como probando cuánta fuerza tenía. José Rafael forcejeó, se pudo soltar y lo empujó como pudo. El tipo se rió burlonamente y le dijo que estaba bromeando. “Estar en la cárcel es una constante negociación para que no te cojan, y esto no lo digo echando vaina. Al principio todo gira alrededor de eso”, dice.

Esa misma noche, a pesar de los nervios, estaba tan cansado que pudo conciliar el sueño, pero fue interrumpido. “De repente siento una vaina rara, y cuando abro los ojos, el mismo carajo de la cortina de baño me estaba reposando el pene sobre la mano. Pegué un salto y el tipo volvió a reírse y a decir que era un juego”. Imaginen a José Rafael Guzmán, el comediante, contando esto sin reírse. Pero ahí pasó algo que él no esperaba. Otro de sus compañeros de celda, El Cholo, un viejo veterano que venía de una prisión federal con rango, intercedió por él.

“Preguntarle a alguien que ha estado preso si se lo cogieron es una completa indiscreción”

Para los negros era blanco, para los blancos era latino, para los latinos era venezolano, y era el único. No pertenecía a ningún grupo. “Lo más importante es con quién ‘caminas’ en la cárcel. ¿Entiendes, Coño?”, le dijo El Cholo. “Coño”, ese fue el nombre que le pusieron cuando llegó a la cárcel. ¿Por qué? Pues porque José Rafael dice “coño” cada tres palabras.

“Me gustaría poder decir que fui un hombrote, pero no. Yo sabía que por la vía física no era la vaina, tenía que usar la cabeza. Tú no tienes fuerza corporal para ganarle a un bicho que carga 180 kilos, que todo el día anda haciendo planchas, que está todo yuca y que te quiere coger. Yo estoy demasiado orgulloso de que no me caí a coñazos ni una vez, y logré salir liso”.

De entrada la situación era de caribeo extremo, siempre había alguien buscándole pleito. Pero José Rafael los entrompaba con comedia. Les echaba cuentos y les cantaba canciones como si fuera una rockola. “¿Qué canción les gusta? ¿“Back in Black”? Entonces yo hacía un concierto imitando todos los instrumentos, que era algo que hacía en el colegio, y ellos se cagaban de la risa”.

Eventualmente dejó de ser Coño para convertirse en Venezuela. Y sus compañeros, que ya le habían agarrado algo de cariño y que no entendían nada de lo que pasaba en su país, de vez en cuando le decían cosas como “¡Venezuela libre!”, cosa que tenía un doble significado para él, obviamente.

Y ahí estaba él, mezclado con violadores, ladrones, narcos y hasta asesinos. Negociando todos los días y haciendo aliados. Aliados que terminaron por convertirse en amigos.

Lo enseñaron a pelear y terminó aprendiendo a hablar inglés. A cambio, José Rafael, que se había convertido en una especie de ministro de cultura de ese mundito, no solo los entretenía, sino que también les daba apoyo moral.

El sistema carcelario te doma. Te quitan el sol para que no puedas pelear, te ponen un informe para quitarte la identidad. “Teníamos una hora de sol a la semana, y con todo y eso, algunos presos ya no querían ni ver para afuera y tapaban las ventanas de las celdas con papel tualé”. Le decían que ilusionarse con el exterior era dañino, que la esperanza enfermaba, y que tenía que concentrarse en el presente. También le enseñaron que en la cárcel no eres menos por llorar ni más por caerte a coñazos.

Los motores
Mientras tanto, así como se arman los equipos para ayudar a soltar a la gente que meten presa en Venezuela, se armaron un par de anillos de confianza que lo estaba apoyando. En el primero, Valerie Lollett y Oswaldo Graziani, junto a Silvia. Oswaldo se encargaba de los abogados y Valerie llevaba el contacto administrativo con José Rafael. En el segundo círculo Ximena Otero y Led Varela coordinaban recursos y ayudaban a armar un expediente que pudiera explicarle a un americano que José Rafael Guzmán es un Seth Rogen venezolano con conciencia social.

Luego de un par de semanas en prisión ya iba acumulando material, obviamente, y compró un legal pad, de esos amarillos como los de las películas, y un lápiz (con el que dormía amarrado a la mano, en caso de que alguno de sus vecinos se pusiera alegre a media noche) para ponerse a trabajar. Con la idea de que saldría relativamente rápido, al principio se limitó a anotar unas pocas ideas, pero cuando vio que su caso no se movía, terminó por sentarse a escribir el guión completo de su próximo stand up.

El nombre lo tenía muy fácil: Sin robar a nadie. Una especie de mantra que viene usando desde hace tiempo. José Rafael tiene todas estas frases que, de manera obsesiva, lo acompañan. “Sin robar a nadie”, “hasta que sea asombroso”, “inspiración: Arnold Schwarzenegger”, y “Dios mío dame la paz y no me quites la guerra”. Suele repetir esta última cada vez que sale al escenario, y se convirtió en una oración que repetía todas las noches, muchas veces obviando la segunda parte.

Porque José Rafael rezó. “Uno necesita algo de qué agarrarse”. Leyó la Biblia un par de veces y conectó con un musulmán que rezaba cinco veces al día. A veces lo acompañaba “rezando su propia vaina”. Era un periodista jordano que había viajado a California para tratar a su esposa, quien tiene un avanzado cáncer de mama, con unos parches a base de cannabis que le aliviarían el dolor. Cuando la pareja cruzó la línea estatal a Texas fueron detenidos por la patrulla fronteriza y él cayó en la misma prisión que José Rafael.

Existe una gran confusión en varios estados luego de que el hemp, el cáñamo, fue legalizado a nivel federal. De acuerdo con el estatuto, para que el cannabis sea considerado hemp debe tener menos de 0,3 % de THC. Entonces, los estados que tienen regulaciones estrictas tienden a confundirse entre lo que es legal e ilegal, y para determinarlo, necesitan hacer estudios costosos que no se justifican cuando son infracciones menores.

Sin robar a nadie
Cuando desenrollaron el caso, su abogado y el fiscal se entendieron y ambos pidieron al juez que desechara los cargos. Y aunque esto era un gran avance, todavía tenían que esperar a que el juez analizara el expediente para que confirmara el levantamiento. Este proceso tardó varias semanas. Durante esos días José Rafael estuvo a punto de ceder y pagar la fianza sin que importaran las consecuencias, pero Jeep lo mantuvo en el carril: “Tú ahorita tienes la mente de un animal, porque tú ahorita estás en una jaula y estás asustado y no piensas coherentemente”.

Finalmente, el juez desechó los cargos y le concedió la libertad plena. El anuncio vino sorpresivamente, pero no fue como en las películas: en vez de felicidad, iba cargado de angustia. El día de la liberación, el 18 de octubre, quienes lo recogieron en la prisión fueron unos agentes de ICE que lo llevaron a uno de los centros de procesamiento donde él ya había estado. No le dio tiempo de pensar que la pesadilla había terminado. La nueva amenaza era que lo iban a llevar a un lugar de reclusión para inmigrantes y que después lo deportarían. Lo vacilaron como si fueran pacos venezolanos. Pero luego de varias horas, y de que José Rafael pidiera hablar con sus abogados (así, en plural), lo dejaron ir.

Lo soltaron, así, sin más, en el medio de la nada. Váyase caminando. Ahí fue que llegó a la gasolinera y llamó a Valerie: “Vénganme a buscar”.

Ahora está en Miami. Con los mismos zapatos negros que tenía cuando cayó preso, pero con trenzas. Tiene muchos planes y libertad plena, y está tramitando los papeles para quedarse en Estados Unidos con una visa de talento. Le brillan los ojos cuando habla del material que tiene para su nueva rutina y futuros proyectos documentales, pero todavía se nota que está sacudido.

José Rafael tiene claro que lo que le tocó vivir no debe ser ni de cerca lo mismo que estar preso en Venezuela, pero igual, preso es preso. “Lo mío fue el tiempo justo para decir que fue una güevonada, pero suficiente como para ver cómo es eso por dentro y para tenerle terror, sobre todo porque yo soy como tú, como cualquiera, un güevón ahí que no ha robado a nadie”.


Fuente: cinco8.com

Un letrero en el vestíbulo del centenario santuario de civilidad y riqueza señala que, a partir de este otoño, los caballeros deben usar chaquetas en el comedor y en el bar El Pingüino, llamado así por su aire acondicionado definitivamente ártico.
Se advierte tanto a las damas como a los caballeros que las zapatillas y las indumentarias deportivas son inaceptables en cualquier lugar fuera de la cancha de tenis y el piso del gimnasio.

Aquella frase expresada por el rey Juan Carlos I a Hugo Chávez “¡Por qué no te callas!” dejaría en el caudillo militar una necesidad de venganza por la afrenta pública que le propinó el importante miembro de la realeza mundial el 10 de noviembre de 2007 en la Cumbre Iberoamericana celebrada en Chile

Una reseña publicada por el abogado y diplomático, residenciado en España, William Cárdenas Rubio, en el portal “Análisis Libre” describe la historia de cómo el grupo de académicos de izquierda, congregados en la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS) y profesores de la Universidad de Valencia en España, en pocos años, se transformaron en una franquicia bolivariana, financiada desde Venezuela con millones de euros, para convertirse en la cuarta fuerza política de España.

Resalta el diplomático, cónsul de Venezuela en la Embajada de Venezuela en Madrid durante varios años, que en los primeros años del gobierno de Chávez, incluso antes de haber alcanzado la presidencia de Venezuela, era recibido amablemente y colmado de atenciones.

Pero una vez instalado en el poder en el Palacio de Miraflores; estas relaciones comenzaron a agriarse, especialmente a partir del 11 de abril del año 2002, cuando Chávez acusó a José María Aznar de haber respaldado el supuesto golpe de Estado que pretendió derrocarlo.

A partir de entonces, el bolivariano, que se hundió aún más en el fango castro-comunista que lo inspiraba, con el apoyo expreso y manifiesto de Fidel Castro, optó por convertir el gobierno del Partido Popular de Aznar en el flanco predilecto de sus ataques, destaca la reseña.

Así recuerda cómo este ensañamiento devino en hechos como lo ocurrido dos años más tarde, cuando el 12 de octubre de 2004, la estatua de Cristóbal Colón que se encontraba en el Parque de Los Caobos, en el Centro de Caracas, fue derribada y arrastrada por las calles hasta el Teatro Teresa Carreño donde Chávez y afectos al régimen celebraban el “Día de la Resistencia Indígena”. Fecha que hasta la llegada de Chávez al poder se conmemoraba por el descubrimiento de América.

Así refiere que con la llegada del socialista José Luis Rodríguez Zapatero al poder las relaciones de Chávez con España se relajaron al punto de firmarse importantes acuerdos comerciales; particularmente algunos en materia de defensa que permitían a Venezuela la adquisición de buques y aeronaves.

“Y ese era el clima que se vivía cuando llegamos en noviembre de 2007, a la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile, cuando el discurso intemperante de Hugo Chávez contra el ex presidente José María Aznar, fue interrumpido por el rey Juan Carlos I, jefe del Estado español, con el conocido ‘Por qué no te callas’ que le dio la vuelta al mundo, pero especialmente al tablero político del reino español.”

Asegura Cárdenas que a millones de personas les sorprendió que el Jefe del Estado español, quien había hecho gala en innumerables oportunidades de un saber estar en los foros diplomáticos le espetara al caudillo bolivariano aquella lapidaria frase.

Pero considera que el más sorprendido fue el propio Hugo Chávez, quien se quedó mudo ante la actitud del Monarca.

“Y esto fue mucho para un líder parlanchín, populista y vociferante; que además se sentía con derecho a representar a millones de descamisados”.

“El orgullo de Chávez quedó muy mal herido, tanto, que a partir de entonces empezó a cavilar sobre cuál sería su terrible venganza. Como populista podía aceptar cualquier cosa, menos que su imagen de Caudillo fuerte, esperanza de los irredentos, heredero de las gestas antiimperialistas y de las victorias republicanas por la libertad de muchos pueblos, pudiera ser mancillada por el Monarca del otrora imperio español”.

A partir de entonces comienzan a sucederse una serie de hechos que van marcando el rumbo de la política exterior venezolana hacia el Reino de España y todo lo que esta significaba para nuestros pueblos y nuestra cultura.

No tuvo que esperar mucho el caudillo venezolano, observa Cárdenas. Ya para entonces, pululaban por los rincones del Palacio de Miraflores un grupo de mercenarios ideológicos españoles, que comulgaban con sus ideas socialistas, bolivarianas, antidemócratas y revolucionarias. Habían llegado al país como asesores de la Constituyente de 1999, impregnados en las supuestas corrientes del nuevo constitucionalismo latinoamericano.

Del grupo destaca el analista a la “camada” integrada por Juan Carlos Monedero, Iñigo Errejón, Pablo Iglesias, Carolina Bescansa y Jorge Vestringe, entre otros, que hoy constituyen una élite política de la izquierda española.

“Desde luego que su acercamiento al proyecto socialista de Chávez no fue gratuito y la asesoría se realizó a cambio de jugosos dividendos contractuales, derivando en cómplices de un régimen narco terrorista y violador de los derechos humanos”, enfatiza Cárdenas.

De manera que a partir de 2008, la tarea fundamental de este grupo fue crear la franquicia bolivariana en España como parte de la exportación de la revolución bolivariana que ya para el momento se había extendido por América Latina.

El tiempo no le alcanzó a Chávez para ver establecida su obra en España ya que lo sorprendió la muerte oficialmente el 5 de marzo de 2013 y como destaca el analista, el 11 de marzo, de 2014, un año después, “sus cachorros españoles ya estaban fundando la franquicia bolivariana que denominaron Podemos”.

Muchas han sido las denuncias y documentos publicados en los que se demuestra el extraordinario aporte financiero para apoyar a este grupo de académicos que se convirtieron en los dirigentes de la nueva izquierda en España.

En 2016, el medio español ABC, publicó un amplio reportaje en el que expuso evidencias definitivas para demostrar que que el partido político Podemos nació como una prolongación del chavismo en España.

El proyecto le costó al gobierno de Venezuela algo más de siete millones de euros, según los documentos a los que tuvo acceso ese diario. Allí se expone el “Punto de cuenta al Comandante Presidente de la República Bolivariana de Venezuela”, con fecha 28 de mayo de 2008, del entonces ministro de Finanzas, Rafael Isea, que tenía el propósito de aprobar la contratación del grupo académico como asesores, por un período de dos años.

Destaca la publicación el párrafo 63, en el que se hace referencia al dinero entregado al grupo de (CEPS) en el que se señala: adicionalmente según lo acordado en el referido consejo de ministros, el consiguiente apoyo económico que significará para la Fundación CEPS, esta contratación permitirá estrechar lazos y compromisos reconocidos con reconocidos representantes de las escuelas de pensamiento de izquierdas, fundamentalmente anticapitalistas que en España pueden crear consensos de fuerzas políticas y movimientos sociales, propiciando en ese país cambios políticos aún más afines al movimiento bolivariano.

También señala que el total de las contrataciones con el grupo CEPS alcanzó a 7.168.090 euros.

Cuatro meses después de la fundación de Podemos, quedando como secretario general Pablo Iglesias, la nueva organización participó en las lecciones europeas logrando 5 escaños, convirtiéndose en el cuarto, partido en España y el tercero en número de afiliados. El 20 de diciembre de 2015 en elecciones parlamentarias lograron 20,68% de los votos con 69 diputados. En las elecciones de abril de 2019 la alianza encabezada por Podemos “Unidad Podemos” obtuvo 3.135. 480 votos, que constituye 11,97% de la votación. Una contienda en la que se mantienen el PSOE como primera fuerza con 28,67% y el Partido Popular con 16,69%.

Considera Cárdenas que lo que ha pasado después lo conocemos suficientemente. El arco parlamentario español ha sido sacudido a izquierdas y derechas, está roto, fragmentado, bloqueado y no ha encontrado su equilibrio bipartidista. En él los cachorros de Hugo Chávez siguen perturbando y tratando de obtener dividendos.

“Estamos llegando a las 4 elecciones generales en menos de 4 años; y ahora, por si fuera poco lo sucedido, dos de los delfines predilectos del caudillo bolivariano, Pablo Iglesias e Ïñigo Errejón, son candidatos a la Presidencia del gobierno en las elecciones del 10 de noviembre. ¡La venganza ha sido muy cruel!”, dijo.

Iglesias, quien se ha propuesto como meta llegar a la presidencia de España, ha sido el arquitecto del tramado político; su alianza con el chavismo lo ha llevado a liderar la opción de la izquierda populista más fuerte en España.

Es un politólogo y diputado del Congreso, también fue eurodiputado en 2014 y 2015. Además de haber sido profesor en la Universidad Complutense y miembro del grupo (CESP) su actividad política la ha compartido en como presentador de televisión en varios programas. De Iglesias se señala que se ha enriquecido a partir de su actividad en la política.

No sólo por los recursos financieros que le aportó el gobierno de Chávez a través de su Fundación, sino también por sus vínculos con Irán. En mayo de 2018 recibió un crédito de 478.588 euros para comprar un chalet ubicado en Galapagar, un exclusivo municipio al noroeste de Madrid. La adquisición quedó registrada en su declaración de bienes. Asimismo declaró una segunda vivienda, depósitos por 114 mil euros en cuentas bancarias y vehículos.

Recordando el incidente del “Por qué no te callas”, el articulista William Cárdenas resalta el saludo mutuo entre estos dos personajes en julio de 2008, cuando “se produjo el reencuentro de los dos mandatarios, en la isla de Palma de Mallorca, ya el daño estaba hecho, y la venganza se había puesto en marcha. El Rey Juan Carlos obsequió a Chávez una camiseta que llevaba impresa una foto de aquel episodio en Chile. Chávez a su vez, le hizo una premonición sobre lo que estaba por venir: “Te has dejado barba, como Fidel Castro!”...

Fuente: Francisco Olivares (@folivares10)/elestimulo

El fin de 47 años de subsidios a los combustibles, fueron el detonante de protestas violentas que envolvieron a ecuador en una crisis política obligando al gobierno de moreno a derogar el decreto 883 y hallar medidas que no afectaran a los estratos más bajo de la sociedad ecuatoriana.
Las protestas contra el gobierno actual de ecuador se originaron por un acuerdo con el Fondo internacional monetario para recibir préstamos destinados a aliviar la falta de liquidez de la deuda economía nacional, y por la eliminación del subsidio de la gasolina.

Ya en enero se había eliminado el subsidio de la gasolina más cara (la de mejor octanaje), el primero de octubre se elimina el subsidio de la gasolina más económica (entre ella gasolina diesel). Entre las medidas también se pretende elimina el Anticipo del impuesto sobre la renta y está planeando que 10.000 servidores públicos salgan a fin de año, reducciones de vacaciones de 30 días a 15 días como en el sector privado. Reducciones en el salario de los contratos del sector público; condiciones que impuso el fmi.

El fmi concedió un crédito 4500 millones de dólares, debido que la cuenta fiscal de ecuador había un vacio fiscal de casi 6000 millones, ecuador podría contratar deuda pero muy cara, el fmi daba condiciones más accesibles de pago pero bajo ciertas condiciones especificas.
El tema de la gasolina siempre ha sido un tabú llevan 47 años subsidiándola.

En 2008 Venezuela obtuvo el reconocimiento del Guinness World Record como el país “más feliz” del mundo, título que reclamó en listas similares durante los años siguientes. Una década más tarde la “alegre” nación está en otra lista, la de mayor número de suicidios

Advertencia: La siguiente nota contiene material sensible para algunas personas. Se recomienda discreción.

El 10 de septiembre se conmemora el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, fecha en que la Organización Mundial de la Salud (OMS) busca crear conciencia sobre lo que denomina es una epidemia global y un problema de salud pública.

La OMS denuncia en su página que la prevención del suicidio es una necesidad que no se ha abordado con la urgencia que lo amerita. La falta de sensibilización, la desinformación y el tabú que rodea al tema ha impedido que durante años se hable abiertamente al respecto, hasta el punto en que son muy pocos los países que han incluido la lucha contra esta realidad como una de sus prioridades.

En los últimos años se ha tomado conciencia sobre este problema global y se trata de forma más seria los temas de salud mental. No obstante, Venezuela está dentro del grupo de naciones que está atrasado en el tema.

El país ha sido fuertemente golpeado por la crisis. El tema económico ha marcado al ciudadano en todas las esferas de su vida pública, social, y mermado su calidad de vida y, por ende, la salud mental.

En mayo de este año, el director del Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV), Roberto Briceño León, informó que Venezuela ocupa el primer lugar entre los países con más suicidios en el continente. Denunció que antes de 1999, año en el que Hugo Chávez llegó al poder, el suicidio representaba una tasa de mortalidad de entre 4 y 5 personas por cada 100.000 habitantes, pero esta tasa se incrementó drásticamente a partir de 2015.

La OMS presenta un promedio global de 16 suicidios por cada 100.000 habitantes. En 2019 Venezuela superó este índice con una media de 28 personas. En el país con 26 millones de habitantes -si se toma en cuenta la diáspora de más de 4,3 millones de venezolanos-, además de las 23.000 muertes violentas registradas en el año, se debe agregar otra cifra negra más de 7.000 suicidios anuales.

Históricamente, Mérida contaba con la tasa de suicidios más alta del país, puesto que mantiene el día de hoy. “Allí la tasa fue la más alta de los últimos 30 años, ocurren 19 por cada cien mil habitantes”, señaló Briceño.

La media de suicidios del estado andino supera a la de naciones como: Argentina (14,2); Bolivia (18,7); Corea del Norte (15,8) y Francia (16,9).

“La desesperanza está siempre en la base de toda conducta suicida. Cuando la persona tiene la idea de que haga lo que haga nada cambiará, que será insufrible, esto se convierte en un disparador para pasar al acto”, afirma Delia Guitián, psicóloga clínica y miembro del movimiento Galego de Saúde Mental.

Guitián aseguró que diferentes factores pueden llevar a la desesperanza. “Nunca es una sola cosa, pero detrás del suicidio siempre hay un sufrimiento emocional muy fuerte debido a una situación que nos hace sufrir, o a una enfermedad crónica con dolor no controlado”.

Hoy en día, Venezuela se ha convertido en un foso de desesperanza que, para algunos, parece no tener salida. Una hiperinflación desacelerada y un salario mínimo que no alcanza para cubrir las necesidades básicas se unen a una crisis sanitaria y de salud sin precedentes, y, desde luego, a la ola migratoria más grande en la historia del país.

Liza Guilbert, psicólogo clínico comunitario y directora del Centro de Asesoramiento y Desarrollo Humano (CADH) de la UCAB, considera que la salud mental de la población ha pasado, en algunos casos, de ser una crisis a tratarse de casos de estrés postraumático.

“El problema se ha intensificado hasta el punto en que ya no se trata de una crisis, es más bien un trauma”, explicó la psicóloga, quien también indicó que los sentimientos de ansiedad, angustia y tristeza se han hecho recurrentes en los venezolanos.

Indicó que los intentos de suicidios entre los jóvenes han aumentado considerablemente, al igual que los cuadros depresivos y de ansiedad. La comunidad universitaria, que en el pasado no se enfrentaba a esta problemática, cada vez recibe más casos de pacientes con tendencias suicidas.

Guilbert apuntó hacia la crisis de salud como una razón de peso para este flagelo. La escasez de medicinas y el hecho de que cada vez haya menos centros de atención pública atentan directamente contra la estabilidad emocional de la población.

A pesar de los tabúes que rodean a la sociedad venezolana en cuanto a la salud mental, la psicóloga señaló que cada vez son más las personas que acuden a buscar ayuda en centros de salud. “Es positivo que se estén permitiendo acudir a nosotros, pero es lamentable que sea debido a esta situación”.

Convite, asociación civil que trabaja para garantizar el ejercicio de los derechos humanos en Venezuela, recogió en un sondeo realizado en el mes de agosto que la escasez de medicamentos para la depresión no baja de 80%.

Por su parte, el psicólogo clínico Héctor Vivas, señaló que hay ciertos factores emocionales que vuelven más vulnerables a los seres humanos. La pérdida de estatus social, la falta de dinero y de posibilidades de vida, son situaciones que ponen en riesgo la salud de las personas y que los venezolanos viven día a día.

A su juicio, no existe un grupo social en específico que se vea más afectado por la crisis del país.

“En un contexto como el de ahora, no se ve afectado un grupo en particular. La crisis social no está distinguiendo entre rango de edades, por lo que cualquiera es propenso a estos cuadros depresivos”, explicó.

La salud mental, indicó, no es una prioridad actual para el venezolano, en el sentido de que se ve tan consumido por los problemas del día a día que descuida su bienestar emocional.

“Estar expuesto a estas condiciones de estrés, incertidumbre y a la necesidad constante de sobrevivir tiene un claro impacto psicológico en las personas” expresó el psicólogo.

“Cada vez son más frecuentes los cuadros depresivos y de ansiedad como consecuencia de no poder llevar la vida de forma normal”, añadió.

Ambos profesionales se refirieron al “duelo migratorio” como una de las causas para estos cuadros depresivos. En medio de la ola de venezolanos que salen del país para huir de la crisis, existen muchos familiares y amigos que se quedan atrás; abandonados y sin la posibilidad de cambiar su situación.

Desde padres que se quedan en Venezuela sin sus hijos hasta parejas que se separan por la migración. El quiebre de las relaciones interpersonales de manera violenta produce un trauma al que los venezolanos no estaban acostumbrados como sociedad.

Desde luego, los que se marchan tampoco lo tienen fácil. Las nuevas restricciones migratorias impuestas por las demás naciones, la presión emocional y el sentimiento de soledad golpean con fuerza a quienes se van del país. Esta realidad ha provocado que cada días sea mayor el número de venezolanos que se suicida en el exterior.

Tanto Guilbert como Vivas hicieron énfasis en la importancia de refugiarse en las relaciones familiares y de amistad para sobrellevar la crisis. Realizar ejercicios de meditación y relajarse también es recomendado para evitar entrar en cuadros depresivos que, en ocasiones, pueden terminar en tragedia.

El último informe del Instituto Nacional de Estadística en materia de suicidios fue publicado en 2012. Como en el resto de las problemáticas sociales, el gobierno prefiere hacer la vista gorda que dar respuesta a esta grave epidemia que se continúa llevando la vida de muchos venezolanos.

Algunos centros con servicios psicológicos gratuitos a disposición de los ciudadanos:

Servicio de asistencia telefónico de La Federación de Psicólogos de Venezuela (Viernes de 8:00 am a 5:00 pm)
Psicólogos sin Fronteras
Hospital Dr. José María Vargas de Caracas

Fuente: elestimulo

María Gabriela Chávez, una de las hijas preferidas del fallecido presidente Hugo Chávez, utilizó una cuenta bancaria con varios millones de dólares, asignada a ella durante sus primeros años en Nueva York como representante diplomática de Venezuela ante las Naciones Unidas, para llevar una ostentosa vida. Así lo ha revelado, el periodista Casto Ocando en una publicación de Diario Las Américas.

La cuenta de cheques, abierta en octubre de 2014 en el Mercantil Commercebank, de Miami, aparece el registro de los consumos desmesurados en tiendas lujosas. La cuenta, que según documentos a los que tuvo acceso el medio, «llegó a tener varios millones de dólares en depósitos y transferencias a terceros, y que luego fue cancelada por sospechas de lavado de dinero producto de la corrupción».

Dicha cuenta estaba a nombre del abogado venezolano Roberto Leyba, conocido como el novio de María Gabriela, y quien dijo además que la cuenta fue abierta para complacer los caprichos fastuosos de la primogénita de Chávez.

Los hábitos de consumo se desprenden de un detallado registro de compras efectuadas en Manhattan, que fue incluido en un reporte de «actividades sospechosas» de esa cuenta bancaria, alimentada con fondos cuyo origen legítimo el titular de la cuenta no explicó adecuadamente a los reguladores.


De acuerdo con los movimientos de la tarjeta de débito, la pareja Leyba-Chávez gastó decenas de miles de dólares en tiendas de lujo exclusivas como Chanel, Louis Vuitton, Hugo Boss, Michael Kors y Kenneth Cole, todas ubicadas en Manhattan.

En un período de tres días, entre el 23 y el 26 de octubre de 2015, la cuenta registró pagos por unos $9.000 en la tienda Chanel en Manhattan, ha informado el Diario. Entre las tiendas favoritas de María Gabriela, a juzgar por los registros de gastos y por las características de los establecimientos, estaban Forever 21 (con dos compras de casi 2.300 dólares), la tienda de ropa íntima Victoria Secret (tres visitas en cinco días con más de 1.000 dólares), y la tienda de cosméticos MAC de Times Square, visitada cuatro veces con desembolsos de más de 1.600 dólares.

Entre otras tiendas de lujo visitadas en los días de compras de la pareja están Louis Vuitton (1.371 dólares), Hugo Boss (367), Kenneth Cole (895), Michael Kors (324), Luxottica (431 en anteojos) y la curiosa Zoomies, una tienda que se define como el primer «bar de galletas para perros de Nueva York», ubicada en Greenwich Village.

Los registros bancarios reflejan un estilo de vida dispendioso y cosmopolita: cenas de 600 dólares en TAO, un restaurante descrito como una mezcla de influencias de Italia, España, Francia y Grecia; espectáculos en el Madison Square Garden, con facturas de más de 2.200 dólares en tickets; visitas de 300 dólares por persona al Minskoff, conocido tanto por ser el teatro sede del musical El Rey León.

La cuenta bancaria que financió durante años el «sueño americano» de María Gabriela fue finalmente cerrada en 2016 por «inconsistencias». Originalmente, Leyba había declarado que tenía ingresos de unos 800.000 anuales, distribuidos entre 300.000 en salario y 500.000 en otros ingresos, según los documentos.

Esta vida millonaria de la hija favorita de Chávez resulta impensable en un país empobrecido por una crisis económica arrolladora con una inflación de 10.000.000% y el sueldo mínimo ubicado en 2 dólares al mes.

Fuente: ABC.es

Hace unos quince años una joven novia iba entrando a una iglesia del brazo de su padre cuando la marcha nupcial se vio interrumpida por un coro de insultos que iban subiendo de tono y volumen mientras los músicos, en un esfuerzo desesperado por taparlos, ya no se escuchaban. Pitos y pitas, gritos, sirenas... los indignados que protestaban estaban dispuestos a boicotear la boda. ¿La razón? La muchacha era hija de un alto jerarca del chavismo responsable de la desgracia de miles de trabajadores de Pdvsa que fueron desalojados de sus viviendas de la manera más violenta. Nadie reparó en los niños ni en los ancianos que vivían allá.

Hubo gente, sin embargo, que reclamó que “le echaran a perder la boda a la jovencita, si ella no era culpable de lo que había hecho el papá”. Un argumento que logró que cierta cantidad de personas rechazara la acción.

Otro tanto sucede ahora cuando fueron expulsadas de los Estados Unidos familias de funcionarios chavistas sancionados y otros enchufados. “¿Por qué no dejan que los niños terminen el año escolar?”, han preguntado unos cuantos por las redes. Esgrimen como argumentos los derechos de los niños, la dignidad de los niños, la prioridad que significa la educación...

¿Y es que hay niños venezolanos que tienen más derechos que otros? ¿Por qué si hay un millón de niños que no se inscribieron en las escuelas, más quién sabe cuántos que están inscritos y que no van a ir porque sus padres deben escoger entre comida y escuela y la elección es obvia, hay unos que sí “tienen” el derecho de ir a la escuela? Cuando hablan de dignidad, ¿a qué se refieren? Porque dignidad es también tener acceso a la libertad y a los derechos. Y que un miembro de este régimen hable de la importancia de la educación cuando han destrozado lo que quedaba del muy mediocre sistema educativo, daría risa si no fuera tan trágico.

A mí, sin que me quede nada por dentro, no me dan lástima esos niños. ¿Por qué habrían de dármela, si sus padres fueron los primeros en no pensar en ellos? Si los aman tanto, han debido pensar en lo que para ellos significa ser tachados de “hijos de un ladrón” (o de un asesino, porque las muertes en Venezuela por hambre o falta de medicinas llevan sus improntas).

Así que cálense eso sin chillar. Calladitos se ven más bonitos.

@cjaimesb

Según una comisión de la Asamblea Nacional de Venezuela, entre los años 2004 y 2014 se perdieron unos 11.000 millones de dólares de la estatal PDVSA. Se estima que todo se esfumó entre tramas de corrupción. Pocos pueden escapar. El dinero se depositó en demasiadas cuentas.

El gran partido blanco
«Este partido ha nacido para hacer historia», dijo Rómulo Betancourt frente a una multitud en la Plaza de Nuevo Circo de Caracas el 13 de septiembre de 1941. Ese día se anunciaba ante los venezolanos la conformación de la primera gran fuerza política moderna del país. Empezaba una era. «Nace armado de un programa que interpreta las necesidades del pueblo, de la nación (…) Acción Democrática aspira a ser el cemento que amalgame a todos los venezolanos que amen su nacionalidad».

Y lo logró. La Venezuela moderna no es sino una escultura cincelada por los herederos de Betancourt. Esculpida cuidadosamente por el que por más de cinco períodos en cuatro décadas fue el partido de Gobierno —y tampoco perdió el poder cuando no lo fue—.

La última etapa republicana de Venezuela es la historia de Acción Democrática y, a un costado, COPEI. Los logros, esos grandes triunfos que volvieron a los venezolanos muestras de una sociedad idílica, son atribuibles a los hombres que, pese a andar sometidos por una impericia voraz, trazaron el presente del país. Es cierto, también los errores. Todas aquellas mañas que al final derivaron en el ascenso de un teniente coronel golpista. Pero, indistintamente, una reflexión sensata sobre esas décadas es incapaz de evadir la grandeza histórica de Acción Democrática. El partido hizo historia.

Hoy un genuino adeco hablará con nostalgia del «partido del pueblo». Luego de la última gran obra de los arribistas, la rebelión contra su partido que provocó la destitución de Carlos Andrés Pérez, el decaimiento ha sido raudo. Imparable. Y, aún cuando se pensaba que de los adecos, así como de los copeyanos, solo quedaba el cadáver en descomposición, el auge mediático de Henry Ramos Allup —quien asumió la secretaría general del partido en el año 2003 (y aún no la suelta)— no significó, al mismo tiempo, la restauración de Acción Democrática.

El gran partido fundado por Rómulo Betancourt hoy no es ni la sombra de aquel ambicioso proyecto de mediados del siglo XX. De una fuerza política histórica, Acción Democrática devino en una maquinaria opositora al chavismo pero que, al mismo tiempo, guarda relaciones económicas y políticas con el régimen al que, presuntamente, enfrenta. Todo un entramado de conexiones, algunas más lejanas, con los dineros saqueados al otrora país más rico del continente.

La contribuyente
Gerardo Hernández conoció a Henry Ramos Allup a mediados de los 2000. Ya Hugo Chávez había salido victorioso, presuntamente, del referendo revocatorio en su contra en el año 2004. Sin embargo, Hernández, con su organización, y Ramos Allup, insistían en que hubo fraude.

En la oficina del secretario general de Acción Democrática se sentó Hernández, quien había sido invitado por una joven y estelar militante del partido blanco: Vanessa Friedman. En el encuentro se discutió la estrategia a trazar de cara al fraude cometido por Hugo Chávez en el referendo del 2004. «Estábamos en sintonía. Ramos Allup entendía que se había cometido fraude y lo iba a denunciar», dice Hernández.

No obstante, más allá de la aparente lucidez del secretario general de Acción Democrática, algo le llamó la atención a Hernández. Friedman no era solo una militante romántica y sumamente atractiva. La joven también era contribuyente del partido. Estaba sentada ahí, junto a su jefe, consentida con especial afecto, por ser una de las financistas de Acción Democrática.

«Lo comentó en varias oportunidades durante la reunión. Presumía de apoyar económicamente al partido de Ramos Allup. Y él no decía nada», dice Hernández, quien también destaca: «En ese momento sentía que Ramos Allup comprendía bien lo que estaba pasando con Chávez. Insisto: estábamos en sintonía. Pero luego algo cambió».

Los Ramos y los Morillo
Vanessa Friedman empezó a militar desde muy joven en Acción Democrática. Con una energía voraz, el vigor y su transparente compromiso con oponerse al chavismo, se perfilaba como una de las incipientes estrellas del partido. Destacaba, por supuesto, porque también gozaba del afecto del secretario general del partido, Ramos Allup, quien, agudo, divisó su talento con rapidez.

La joven tenía una relación con otro enérgico joven, Francisco Morillo. «Eran la típica pareja caraqueña del este. Ambos muy guapos, de buena familia», dice quien fue un amigo cercano de Friedman. Se conocían desde los trece años y para el momento en el que Gerardo Hernández se reúne con Henry Ramos Allup en su oficina en el Edificio Rómulo Betancourt, en Caracas, ya ambos se habían casado.

Morillo había sido heredero empresarial de Wilmer Ruperti, un reconocido hombre de negocios marítimos que había logrado una importante fortuna gracias a contratos con el Estado venezolano. La postura de Ruperti a finales de 2002, en contra del paro petrolero que pretendía desestabilizar al régimen de Hugo Chávez, le ganó importantes simpatías con el chavismo que lo ayudaron a posicionarse muy bien en la élite empresarial boliburgués.

No obstante, el entorno delincuencial de los negocios de Ruperti aparentemente habría puesto incómodo a Morillo, quien arguyó aquello para justificar su ruptura con quien lo había apadrinado financieramente. Morillo, luego de separarse de Ruperti, trabajó en la estatal petrolera por varios meses y, debido a intereses políticos, termina incursionando por su lado en el mundo petrolero al constituir la consultora Waltrop Consultant junto al antiguo empleado de PDVSA, Leonardo Baquero.

Gracias al networking logrado luego de trabajar con Ruperti y gracias a las conexiones de Baquero, Waltrop Consultant tuvo acceso a varias empresas que recibían contratos spot y licitaciones de PDVSA. Waltrop Consultant empezó a asesorarlas.

Hasta ahora todo lucía legítimo. «Morillo al romper con Ruperti solo estaba buscando apartarse del chavismo o al menos eso decía», comenta el allegado a Friedman, quien pidió mantener su nombre resguardado. A Vanessa Friedman nada le lucía turbio. Confiaba en la persona que conocía desde niña. Disfrutó, por supuesto, el flujo intenso de dinero, innato a la nueva consultora que prosperaba.

Luego de Waltrop, como todos somos demasiado codiciosos, se constituyó en 2004 en Panamá la empresa Helsinge Inc, «una compañía especializada en el comercio físico de productos energéticos y petroquímicos», según se lee en su página web. Baquero y Morillo lograron abrir sucursales de la novel compañía en Miami, Ginebra y Jersey, una isla británica. El propósito de ambos, al fundar Helsinge Inc, era esquivar las limitaciones que tenía una consultora y acceder, de primera mano, a las licitaciones y contratos spot repartidos por PDVSA.

El ascenso económico de Morillo fue advertido por quienes lo conocían y en Acción Democrática lo apreciaron de inmediato. Friedman, su mujer, recibió todo el afecto de quienes, de hecho, son bastante reservados. Henry Ramos Allup y su esposa, Diana D’Agostino, se convirtieron en sus protectores políticos. Y ambas familias se encapricharon.

Quien durante esos años formaba parte del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Acción Democrática, y también accedió a comentar si no se publicaba su identidad, confirmó al PanAm Post que la familia Morillo-Friedman llegó a aportar grandes sumas de dinero al partido. «Montos de cinco mil dólares. También de diez mil y quince mil dólares. Y Henry Ramos tenía muy buena relación con Francisco y Vanessa», dice el ex miembro del CEN.

Gerardo Hernández, quien luego mantuvo contacto con Friedman, corroboró los montos comentados por el antiguo militante de Acción Democrática.

«Recuerdo esa reunión con claridad y que luego me dijeran que habían colaborado con el partido», insiste Hernández. No obstante, cuando se sentó en esa oficina, junto a Ramos Allup y la joven Friedman, aún el conflicto no había empezado. Faltaban algunos años.

La relación entre el secretario general de Acción Democrática y la pareja caraqueña se siguió solidificando hasta que en el 2007 la familia D’Agostino consideró que era momento de que los hijos de Henry Ramos Allup empezaran a foguearse en el mundo petrolero. El del medio, Ricardo Ramos D’Agostino, entra a trabajar en Helsinge gracias a la mediación de Vanessa Friedman, quien le guardaba cariño a los herederos Ramos.

La ilusión de prosperidad se quiebra para Friedman cuando empieza a descubrir que detrás de la riqueza de su esposo lo que realmente había era un gigantesco entramado de corrupción y de relaciones con el régimen de Hugo Chávez. El hallazgo, resultado de varias torpezas, agrietó definitivamente la relación hasta el divorcio.

Esa decisión, aunque personal y totalmente racional, provocó el quiebre de otra ilusión: la fantástica relación entre Henry Ramos Allup, su partido, y Vanessa Friedman. El ostracismo fue el resultado. Y todo un proceso de hostigamiento y acoso fue detonado luego de que Friedman sugiriera a los hijos de Henry Ramos Allup apartarse de la compañía de su esposo por la posibilidad de salir empañados en un escándalo que eventualmente estallaría.

Ricardo Ramos D’Agostino no dejó Helsinge Inc y Vanessa Friedman fue apartada del partido. De hecho, tres fuentes que trabajaron en la alcaldía adeca de Myriam Do Nascimento en El Hatillo confirmaron al PanAm Post que Henry Ramos Allup dio la orden de expulsar a Friedman del ayuntamiento, donde trabajaba.

«Vanessa, al meterse con su esposo y querer el divorcio, también se metió con Henry Ramos Allup y sus negocios con Morillo», dice quien en esos años trabajaba en la alcaldía de Myriam Do Nascimento.

Estalla la trama
En marzo de 2018 la agencia Reuters reportó la demanda de un fideicomiso denominado PDVSA US Litigation Trust contra un grupo de empresas por tejer una red de corrupción y estafas a la estatal petrolera venezolana. Aunque la demanda podría ser impulsada por un intento de venganza, según reporta el periodista Alek Boyd, quien ha sido uno de los que más ha seguido esta trama, el acto destapó el que podría ser uno de los más grandes escándalos de corrupción cometidos durante el desfalco de Venezuela. Y una pequeña empresa aparece en el centro de las acusaciones: Helsinge Inc.

Según se lee en la demanda, a la que tuvo acceso el PanAm Post, la «acción surge de una conspiración en curso (la empresa Helsinge Inc) entre compañías y comerciantes internacionales de petróleo, sus bancos y conspiradores, incluidos agentes corruptos y funcionario de la compañía estatal venezolana Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA): a) para fijar precios, ofertas de aparejos y eliminar la competencia en la compra y venta de petróleo crudo y productos de hidrocarburos de PDVSA; b) malversar los datos y la propiedad intelectual de PDVSA; c) para saquear sistemáticamente a PDVSA haciendo que los funcionarios corruptos paguen precios inflados por productos y servicios».

En concreto, según se lee en las «acciones naturales» de la demanda, Helsinge Inc pudo tejer toda una red de corrupción sobornando funcionarios de PDVSA. También, gracias a la ayuda de un hacker, Luis Liendo, la compañía de Francisco Morillo y Leonardo Baquero pudo clonar el servidor de PDVSA y, de esa manera, tuvo acceso a información privilegiada que luego entregaba a diferentes compañías petroleras del mundo. «Con ese procedimiento se le daría acceso en tiempo real a los contratistas y sus clientes, que conocerían antes que otros competidores la información de las licitaciones», escribió la periodista venezolana Maibort Petit al respecto.

Se lee en la demanda: «A media que avanzaba la conspiración, Helsinge Inc pudo obtener acceso directo a los servidores planteados de PDVSA (…) todo esto habilitó a Helsinge Inc para malversar información privilegiada de PDVSA (…) las pérdidas para PDVSA y las ganancias para los demandados, como resultado de los delitos cometidos por Helsinge Inc, asciende a muchos miles de millones de dólares».

Toda la información para la demanda fue proveída por el investigador John Brennan, fundador de la compañía estadounidense The Brennan Group LLC y quien llegó a ser «detective senior» de la reconocida policía británica Scotland Yard. Su investigación contó con el aporte de Vanessa Friedman, quien logró salvar miles de documentos que inculpaban directamente a su ya exesposo, Francisco Morillo.

En declaración para la demanda el reconocido detective Brennan dice: «Mis investigaciones han revelado que dos venezolanos, Francisco Morillo y Leonardo Baquero, y una serie de conspiradores, han sobornado a los empleados de PDVSA para obtener acceso electrónico directo a información interna altamente confidencial de PDVSA. Estos conspiradores han utilizado este acceso para defraudar a PDVSA y manipular el mercado».

Brennan asegura en la demanda que entrevistó «a numerosos individuos en Estados Unidos, Venezuela y otros países». También que revisó varios documentos y correos electrónicos.

Un nombre sobresale entre los sobornados por la compañía de Morillo y Leonardo Baquero: René Hecker quien, de acuerdo con Brennan, «conoció a ambos cuando trabajaban en PDVSA». «Entendemos de nuestros informantes que Hecker ocupó el cargo de gerente comercial del Departamento de Comercio de PDVSA hasta 2013», relata el investigador británico.

René, según confirmó al PanAm Post un allegado al caso, es hermano de Ricardo Hecker, también cercano a Morillo y «consultor jurídico» del mayor general chavista Miguel Rodríguez Torres, quien en ese momento se desempeñaba como jefe de la inteligencia del Gobierno de Hugo Chávez —luego conformaría el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) y asumiría el ministerio de Relaciones Interiores y Justicia—. De hecho, sería gracias al contacto con Rodríguez Torres (es decir, la inteligencia del régimen) que Helsinge Inc lograría el acceso a información tan privilegiada de PDVSA y podría hackear a la estatal petrolera.

«René Hecker sigue siendo hasta hoy uno de los principales contactos para Morillo dentro de PDVSA, en su rol actual como jefe de Petropiar S.A., la empresa conjunta entre PDVSA y Chevron», señala John Brennan.

De acuerdo con la demanda e información publicada por los periodistas de investigación Alek Boyd y Maibort Petit, algunas de las empresas que se favorecieron de la información a la que Helsinge Inc accedía ilegalmente fueron la petrolera rusa Lukoil, la multinacional suiza Glencore y la multinacional basada en Singapur, Trafigura.

Brennan relata que estas compañías están entre «los mayores compradores de petróleo crudo de PDVSA y vendedores de petróleo crudo ligero para PDVSA». «Sus transacciones con PDVSA durante los últimos 15 años han totalizado decenas de billones de dólares», espeta.

Según se lee en el testimonio del británico, basado en miles de documentos a los que obtuvo acceso, Helsinge Inc cobraba mensualmente a las empresas que participaron en la «conspiración» entre US$ 15 mil y US$ 150 mil. Además, agregaba un porcentaje de ganancia de US$ 0,22 por cada barril de petróleo o producto que se transaba.

Toda esta información fue corroborada por John Thackray, un forense americano y vicepresidente de GetData USA que en 2010 fue reconocido por la División Criminal del Departamento de Justicia de Estados Unidos «debido al sobresaliente desempeño en instrucción de informática y análisis forense clínico».

El vástago del partido blanco
El 12 de marzo de 2018, cuatro días después de que se hiciera pública la demanda contra el grupo de compañías, el periodista de Associated Press, Joshua Goodman, reportó la detención de dos ejecutivos de Helsinge Inc en Suiza.

«Los ejecutivos fueron arrestados en los últimos días luego de acusaciones que se incluyeron en una querella contra PDVSA (…) La fiscalía de Ginebra confirmó la detención de los ejecutivos de Helsinge Inc por sospecha de corrupción y lavado de dinero», se lee en AP.

Uno de los detenidos, John Robert Ryan, aparece en varios documentos como uno de los contactos de Helsinge Inc. Otro de los nombres que aparece entre los contactos es el de Ricardo Ramos D’Agostino, hijo de Henry Ramos Allup y Diana D’Agostino.

El documento más antiguo al que el PanAm Post tuvo acceso es del 2008. Se trata de un intercambio comercial entre Helsinge Inc y la petrolera suiza Vitol. En él, entre los números de contactos del comprador —en este caso Helsinge Inc— aparecen Pedro Vicente García, John Robert Ryan y Ricardo Ramos.

Otro documento, más reciente, data del año 2015, unos nueve meses antes de que Henry Ramos Allup se convirtiera en presidente de la Asamblea Nacional. En este caso, una venta de gas oil de vacío a Petromar, «en nombre de PDVSA», también aparece el nombre de Ricardo Ramos entre los contactos de Helsinge Inc.

Durante la presidencia en el Parlamento del secretario general de Acción Democrática, el militante del partido blanco, Luis Aquiles Moreno, fue designado presidente de la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea. Dos militantes del partido comentaron a PanAm Post que durante esos meses Francisco Morillo visitaba constantemente la oficina de Moreno. Otro militante, el que fue miembro del Comité Ejecutivo Nacional, asegura que Morillo llegó a asesorar a la Comisión de Energía y Petróleo. Esto no pudo ser confirmado.

Por último, seguro el documento más revelador, es del 30 de agosto de 2017, cuando ya Ramos Allup había dejado la directiva del Parlamento venezolano. Se trata de un archivo de PDVSA y es la venta a Helsinge Inc de un «contrato spot» por 550.000 barriles de gasolina. Nuevamente, entre los contactos de la compañía de Morillo y Baquero aparecen Ryan y Ramos, esta vez con el cargo de «analista de la operación». Quien es el designado para firmar el documento es el vicepresidente de PDVSA, el chavista Ysmel Serrano.

Serrano fue ratificado en el puesto por Nicolás Maduro el 3 de mayo de 2018 de acuerdo con la Gaceta 41.389. La última transacción de Helsinge Inc en la que el PanAm Post pudo constatar que estuvo involucrado Ricardo Ramos fue de mediados de 2018.

El PanAm Post envió un correo a Helsinge Inc solicitando algún comentario pero no hubo respuesta. También se intentó contactar a Ricardo Ramos D’Agostino. Henry Ramos Allup, a quien se le escribió, nunca contestó.

Al contactar a Venessa Friedman, el PanAm Post fue referido a su abogada. La abogada aseguró que por los momentos Friedman no puede declarar debido a que es potencialmente testigo en Estados Unidos.

"Sería un Gobierno, el que yo presidiera, de implacable celo en lo que a probidad administrativa se refiere. Si algo debe hacerse en Venezuela con mano firme, sin vacilación en el pulso, es cauterizar de una vez por todas esa llaga purulenta del peculado», espetó frente a una multitud Rómulo Betancourt al cerrar su campaña electoral el 5 de diciembre de 1958.

Fuente: panampost/orlandoavendano

Estados Unidos de Norte América no es una democracia. Estados Unidos de Norte América es una República Federal. Interesantemente Suiza tampoco es una Democracia. Suiza es una Confederación. Las dos naciones son ricas y prosperas.

La resiliencia es una capacidad que nos permite afrontar las crisis o situaciones potencialmente traumáticas y salir fortalecidos de ellas. La resiliencia implica reestructurar nuestros recursos psicológicos en función de las nuevas circunstancias y de nuestras necesidades. De esta manera, las personas resilientes no solo son capaces de sobreponerse a las adversidades que les ha tocado vivir, sino que van un paso más allá y utilizan esas situaciones para crecer y desarrollar al máximo su potencial.

Para las personas resilientes no existe una vida dura, sino momentos difíciles. Y no se trata de una simple disquisición terminológica, sino de una manera diferente y más optimista de ver el mundo ya que son conscientes de que después de la tormenta llega la calma. De hecho, estas personas a menudo sorprenden por su buen humor y nos hacen preguntarnos cómo es posible que, después de todo lo que han pasado, puedan afrontar la vida con una sonrisa en los labios.!

La práctica de la resiliencia: ¿Cómo podemos ser más resilientes?

La resiliencia no es una cualidad innata, no está impresa en nuestros genes, aunque sí puede haber una tendencia genética que puede predisponer a tener un “buen carácter”. La resiliencia es algo que todos  podemos desarrollar a lo largo de la vida. Hay personas que son resilientes porque han tenido en sus padres o en alguien cercano un modelo de resiliencia a seguir, mientras que otras han encontrado el camino por sí solas. Esto nos indica que todos podemos ser resilientes, siempre y cuando cambiemos algunos de nuestros hábitos y creencias.

De hecho, las personas resilientes no nacen, se hacen, lo cual significa que han tenido que luchar contra situaciones adversas o que han probado varias veces el sabor del fracaso y no se han dado por vencidas. Al encontrarse al borde del abismo, han dado lo mejor de sí y han desarrollado las habilidades necesarias para enfrentar los diferentes retos de la vida.

Las malas políticas de Estado en materia de seguridad han permitido que delincuentes, paramilitares, grupos guerrilleros y hasta células terroristas hayan rodeado a Venezuela por todos sus puntos cardinales

Las denuncias por crímenes como asesinatos, narcotráfico, secuestros y extorsión sobran. Desde las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en la frontera; el Ejercito de Liberación Nacional (ELN) en Bolívar; las “megabandas” criminales operan desde las cárceles; las células terroristas de Hezbolá en el oriente del país; o los colectivos paramilitares que operan con la excusa de defender la revolución bolivariana y que se han dedicado a aterrorizar a la población.

Todos estos delincuentes han convertido estos delitos, algunos más que otros, en el pan de cada día, y siempre bajo la mirada indolente de las autoridades. Incluso, en la mayoría de los casos, se han registrado denuncias de que los cuerpos de seguridad se han prestado para el funcionamiento y operación de estos delincuentes.

Para los expertos en seguridad ciudadana, esta falta de política de seguridad es lo que ha convertido a Venezuela en el “lugar de perfecto” para el hospedaje de estos grupos.

“Mientras no exista un cambio político y una disposición de las Fuerzas Armadas, la criminalidad, la invasión guerrillera y los mal llamados colectivos seguirán existiendo, sin ningún tipo de control”, dijo a El Estímulo el criminólogo Luis Izquiel.

Combinar la seguridad ciudadana con las fuerzas militares aparenta no ser algo posible, especialmente en Venezuela que ha estado controlada por militares en las últimas dos décadas. Sin embargo, Izquiel asegura que este tipo de procedimiento de combinar ambas a los funcionarios de seguridad es normal en los países democráticos.

“Eso no es nada del otro mundo. Cuando hay planes de seguridad donde es requerida la asistencia militares, estos se someten a los planes elaborados por civiles. Esto no es lo mismo a cuando aplican las OLP (Operación de Liberación del Pueblo) que es un procedimiento militar en zonas urbanas. Sino, ve la cantidad de denuncias por personas asesinadas después que pasan”, aseguró.

A pesar de ser conocedor de los errores en los actuales programas de seguridad, el criminólogo resalta que es fundamental que las fuerzas policiales y militares trabajen en conjunto para atender estos problemas.

“Para enfrentar a las llamadas ‘megabandas’ en las zonas urbanas es fundamental tener una policía y brigadas especiales bien entrenadas y equipadas. No obstante, para contrarrestar al ELN y los disidentes de las FARC, se tiene que plantear un operativo de guerra, porque esos grupos irregulares están entrenados para ese tipo de procesos”.

Izquiel destaca que todo esto se maneja en el papel, ya que no existe la intención política de combatir la delincuencia organizada.

La corrupción en el gobierno encabezado por Nicolás Maduro, junto expansión de las economías ilegales, han convertido al país en un refugio de criminales.


Fuente: @aepulido/elestimulo

Al cerrar el primer semestre del 2019 los servicios públicos en Venezuela se encuentran al borde del colapso, el informe presentado por CEDICEVE (@cediceve), detalla que solo 2 de cada 10 habitantes del país tiene acceso al servicio de agua potable.

Vivimos un verdadero drama y es en el interior del país donde más se sufre la falta de servicios públicos, es preocupante que por lo menos el 75% de los hospitales del territorio nacional no puedan acceder a agua potable.

A esto se le suma las fallas en el suministro de energía eléctrica, los cortes son de entre 7 y 19 horas, lo que sucede con los servicios públicos en el país es una vergüenza y es Nicolás Maduro el único responsable de este desastre.

Nosotros vivimos a diario la tragedia en #Anzoátegui, no hay un municipio de nuestra entidad que se salve de la escasez de agua y los cortes de energía eléctrica. #Anaco, #Clarines, #Píritu, #PuertoPíritu, allí todos los días se vive un drama por la falta de agua al igual que en otras localidades del estado.

La única forma recuperar Venezuela, de volver a tener calidad de vida es seguir trabajando sin descanso hasta lograr el cese de la usurpación. Nosotros tenemos un plan para impulsar el desarrollo, para que volvamos a ser una nación prospera y tenemos trabajar en unidad para poder ponerlo en marcha.

Mucho se habla sobre el TIAR, lo que representa y sus alcances. El chavismo afirma que su aprobación abre las puertas a una invasión internacional, mientras que los adversarios de Maduro aseguran que es un mecanismo de asistencia a la población venezolana que está en una situación muy difícil.

Una de las tantas discusiones que se plantea en Venezuela con la crisis nacional es la necesidad de solicitar ayuda internacional para resolver el conflicto entre las facciones políticas que plantean modelos opuestos para el país.

El escenario que se plantea si es necesario o no el uso de la fuerza o cuál es tipo de ayuda se desea para el país, en momento que se hace un nuevo intento de negociación, el quinto en 20 años de chavismo.

Edmundo González Urrutia, internacionalista y embajador de carrera, responde las preguntas más comunes que existen al respecto.

1. ¿Qué es el TIAR?

El Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, como su nombre lo indica, es un tratado de defensa y asistencia suscrito en 1947 por los países del hemisferio. En cierta forma es un vestigio de la “Guerra Fría”.

2. ¿Por qué surge?

Surge en medio de la confrontación entre el este y el oeste en los años de la Guerra Fría. Se creó como una instancia para contener las amenazas de agresión y la defensa continental. Políticamente, como una estrategia para enfrentar al comunismo.

3. ¿Qué países están dentro de él?

Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Panamá, Paraguay, República Dominicana, Uruguay fueron los que comenzaron en 1947.

Perú que era fundador renunció al tratado el 22 de enero de 1990 y retiró la renuncia el 16 de diciembre de 1991.

Trinidad y Tobago ingresó al Tratado en 1967, Bahamas en 1982 y Canadá en 1990.

4. ¿Qué implica pertenecer al tratado?

Hoy en día sus implicaciones son más de carácter simbólico.

5. ¿Qué pasa si es invocado?

Se convoca a reunión de consulta de Ministros de Relaciones Exteriores de la Organización de Estados Americanos para adoptar las decisiones que correspondan.

6. ¿Puede ser rechazado el ingreso de Venezuela por otras naciones?

La reincorporación de Venezuela a este instrumento debe ser aprobada en el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos.

7. ¿Hay experiencias previas de uso del tratado?

El Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca ha sido invocado en varias oportunidades durante las décadas de 1950 y 1960.

También cuando la guerra entre Honduras y El Salvador.

Venezuela lo invocó por el caso del intento de magnicidio a Rómulo Betancourt por el dictador Manuel Trujillo de República Dominicana y a raíz de la invasión de Machurucuto.

Argentina lo hizo cuando la Guerra de las Malvinas.

Sin embargo nunca ha sido activado o puesto en aplicación. La más reciente invocación del TIAR ha sido la de Estados Unidos después de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

8. ¿Por qué se salió Venezuela del TIAR?

Se salió junto a los países del ALBA por razones ideológicas y por su postura antiestadounidense

9. ¿Cuál es el procedimiento para reingresar?

La aprobación legislativa de la Asamblea Nacional y solicitar nuevamente la adhesión al tratado ante la Organización de Estados Americanos.

10. ¿El TIAR garantiza el uso de la fuerza internacional en Venezuela?

Por supuesto que no. Una cosa es que Venezuela solicite su reincorporación a dicho pacto de defensa y otra que se active automáticamente una intervención armada.

Fuente: manueltovar/@mentetransfuga

Según el portal de noticias de Univisión, algunos de los reclusos que alberga esta cárcel (ADMAX), son desde terroristas hasta mafiosos y pasan la mayoría de sus días en aislamiento en reducidas celdas de concreto. Desde el viernes, ‘El Chapo’ Guzmán está cumpliendo su condena de cadena perpetua a la que se le suman 30 años de encierro adicionales. Guzmán se encuentra en la prisión ADMAX Florence, considerada una de las cárceles de máxima seguridad en EE.UU. y en la que están algunos de los mayores convictos estadounidenses. Según el portal de noticias de Univisión, algunos de los reclusos que alberga esta cárcel son desde terroristas hasta mafiosos y entre ellos están los siguientes:

Osiel Cárdenas Guillén: Es el exjefe del cartel del Golfo y en el 2010 fue condenado a 25 años de prisión. Era el enemigo de ‘El Chapo’ y conocido por su violencia. Fue arrestado en EE.UU. cuando dirigía un pequeño imperio de tráfico de drogas en Tamaulipas que transportaba toneladas de cocaína a Estados Unidos. Fue extraditado al país norteamericano y en el 2007 se declaró culpable de cargos como tráfico de drogas, lavado de dinero e intento de asesinato. En el 2010 Cárdenas tenía 42 años y se encontraba en los tribunales, donde pidió disculpas a su país México, a Estados Unidos, a su esposa y en especial a sus hijos “por todos los errores que cometí” actualmente está ADMAX cumpliendo condena.

Theodore Kaczynski: Conocido como “Unabomber”, este terrorista fue perseguido durante casi dos décadas por el FBI. La primera vez que los investigadores supieron de él, fue en 1978 con una explosión en la universidad de Chicago. Durante los 17 años siguientes envió por correo o entregó personalmente una serie de bombas cada vez más sofisticadas que acabaron con la vida de 3 personas e hirieron a más de 24. También amenazó con hacer explotar aviones. En 1995 Theodore envió un ensayo a las autoridades donde explicaba las razones de estos hechos y luego de análisis exhaustivos las autoridades lograron dar con su ubicación. En 1998 se declaró culpable de cargos vinculados con explosivos y fue condenado. Hoy tiene 76 años y cumple cadena perpetua en la prisión ADMAX.

Terry Nichols: Es el coconspirador del atentado de Oklahoma City del 19 de abril de 1995. Una bomba explotó esa mañana en el edificio federal Alfred Murrah, murieron 168 personas, incluidos 19 niños. Su amigo, Timothy McVeigh, quien planeó y llevó a cabo el ataque fue ejecutado en el 2001. McVeigh era de ideologías extremistas y junto a Nichols construyó la bomba. Este fue el peor ataque de terrorismo doméstico en Estados Unidos. Actualmente Terry cumple cadena de por vida en la prisión de máxima seguridad.

Dzhokhar Tsarnaev: Dzhokhar fue condenado a muerte por su participación en el atentado del maratón de Boston en 2013. En el ataque murieron tres personas y unas 260 resultaron heridas. Según las declaraciones que dio al FBI, él y su hermano estaban molestos por las guerras de Estados Unidos en Afganistán e Irak y el asesinato de musulmanes allí. Los hermanos habían planeado el ataque solos y colocaron la bomba de presión cerca de la línea de meta de la Maratón. Su hermano fue abatido por la policía estadounidense. Actualmente, Tsarnaev se encuentra esperando su pena capital en Florence ADMAX.

Zacarias Moussaoui: Es ciudadano francés y miembro de Al Qaeda. Según los fiscales, Moussaoui asistió a un campo de entrenamiento terrorista en Afganistán en 1998. En el 2005 se declaró culpable de cargos de conspiración de terrorismo por desempeñar un papel clave en los atentados del 11 de septiembre del 2001 en Nueva York. Moussaoui colaboró con los atacantes para que entre otras cosas pudiesen tener lecciones de vuelo. Además declaró ante el tribunal que pertenece a Al Qaeda y que era leal a Osama bin Laden. Se encuentra cumpliendo su condena de por vida en Florence ADMAX.

José Padilla: Fue uno de los primeros ciudadanos en Estados Unidos en ser reconocido como operativo de Al Qaeda luego de los atentados del 9/11. Fue detenido el 8 de mayo de 2002 en el aeropuerto O’Hare de Chicago a los 31 años y se le retuvo como “combatiente enemigo”.  En el 2007 fue condenado por conspiración terrorista por asistir a un campo de entrenamiento de Al Qaeda, cargos de conspiración para asesinar, secuestrar y mutilar y conspiración para proporcionar material de apoyo para el terrorismo.  Según informes fue arrestado bajo sospecha de planear un ataque de bomba sucia en EE.UU. Su pena se cumplirá en el 2025.

Cuando los últimos rayos de luz solar se desvanecieron en el Mar Caribe, el político fugitivo Iván Simonovis se dirigía a una isla con libertad.

Tres semanas antes, había huido del arresto domiciliario, bajando rápidamente una pared de 75 pies (25 metros) en plena noche y luego llevó un cortador de pernos a su monitor del tobillo. Desde entonces, se había movido furtivamente entre casas de seguridad para mantenerse un paso por delante de las fuerzas de seguridad de Nicolás Maduro.

Fue un plan meticuloso acorde con su reputación como el policía SWAT más famoso de Venezuela.

Pero luego, casi con la libertad a la vista, la crisis de Venezuela dio un último golpe: el motor de su barco de pesca se apagó, ahogándose con el agua y los sedimentos que obstruían su tanque de gasolina, un problema creciente en la otrora rica nación de la OPEP a medida que su suministro de crudo disminuye. y sus refinerías caen en mal estado.

Lee también: Iván Simonovis: Solo seré completamente libre cuando Venezuela también lo sea

«Nadie hubiera imaginado que en Venezuela un motor fallaría debido a la gasolina», dijo Simonovis, de 59 años, a The Associated Press en sus primeros comentarios desde que reapareció el lunes en Washington después de cinco semanas en la carrera.

Que Simonovis pueda reírse de su terrible experiencia es tanto un testimonio de la incompetencia de sus carceleros como su propia valentía. Hasta la fecha, no ha habido ninguna reacción oficial a su fuga después de 15 años de detención, una posible señal de que Maduro está demasiado avergonzado como para reconocer su falta de control sobre sus propias fuerzas de seguridad, algunos de los cuales ayudaron a Simonovis a obtener la libertad.

«Son miembros activos del gobierno de Maduro, pero silenciosamente trabajan para el gobierno de Juan Guaidó», dijo Simonovis, refiriéndose al líder de la oposición reconocido como el presidente de Venezuela por los Estados Unidos y más de 50 otras naciones.

En 2004, el ex director de seguridad pública de Caracas fue encarcelado por acusaciones falsas de haber ordenado a la policía que abriera fuego contra los manifestantes a favor del gobierno que acudieron en defensa de Hugo Chávez durante un breve golpe de estado. Diecinueve personas murieron en un tiroteo que se desató en un paso elevado en el centro de la ciudad.

Lee también: EEUU espera que llegada de exjefe de inteligencia de Maduro anime a otros a hacer lo mismo

El confinamiento de casi una década de Simonovis en una celda de prisión sin ventanas de 6 pies por 6 pies (2 por 2 metros) después de un juicio marcado por irregularidades se convirtió en un grito de guerra para la oposición, que lo consideraba un chivo expiatorio . Su orden de arresto fue firmada por el juez Maikel Moreno, quien como abogado había defendido a uno de los pistoleros a favor de Chávez involucrados en el tiroteo en 2004 y que ahora encabeza la Corte Suprema.

De manera similar, Simonovis se convirtió en un trofeo para Chávez, quien lo acusó de crímenes de lesa humanidad, por los cuales nunca fue acusado, y erigió un memorial en el paso elevado para aquellos que murieron «defendiendo la constitución bolivariana».

Simonovis y los demás acusados ​​de la policía, cinco de los cuales siguen encarcelados, recibieron sentencias de 30 años, el máximo permitido por la ley venezolana, por complicidad con el asesinato.

Los fiscales eran especialmente severos debido a los vínculos de Simonovis con la aplicación de la ley de los Estados Unidos y la reputación de ser incorruptible. Fue catapultado a la fama en 1998 al terminar un enfrentamiento de rehenes televisado de siete horas con una bala de francotirador. Luego, como director de seguridad, llevó al ex comisionado de policía de la ciudad de Nueva York, William Bratton, a Caracas para ayudar a limpiar la fuerza policial de la capital y atacar el crimen.

En la década que siguió a su encarcelamiento, Simonovis y la oposición intentaron innumerables formas de obtener su libertad: una huelga de hambre, solicitando un indulto presidencial e incluso intentando una candidatura al Congreso para que pudiera recibir la inmunidad parlamentaria.

En 2014, se le concedió un arresto domiciliario para que pudiera buscar tratamiento médico para 19 enfermedades crónicas, algunas de ellas exacerbadas por el hecho de que solo se le permitían 10 minutos de luz solar al día.

Lee también: Pdte. Guaidó a los militares: Es momento de hablar con contundencia y ponerse del lado de la Constitución

A raíz de una fallida revuelta militar del 30 de abril convocada por Guaidó, Simonovis fue informado de que pronto podría ser puesto detrás de las rejas. El detalle de seguridad estacionado permanentemente fuera de su casa en una calle arbolada se incrementó de ocho a 12 agentes fuertemente armados después de que Maduro nombró a un lealista de línea dura para encabezar a la policía de inteligencia de SEBIN después de que el ex jefe huyó del país durante el levantamiento.

«Lo único que sabía es que nunca volvería a la cárcel», dijo Simonovis. «Entonces, tomé la decisión de dejar mi hogar y mi tierra natal».

El trazado del escape llevó semanas, con una línea de meta clara: los Estados Unidos.

Leopoldo López, el preso político más prominente de Venezuela hasta que se echó a sí mismo en arresto domiciliario durante el breve levantamiento militar y buscó refugio dentro de la residencia del embajador español, trabajó en sus amplios contactos políticos para asegurar el apoyo de los EE. UU. Y otros dos gobiernos extranjeros.

Entre las tareas estaba obtener permiso para ingresar a los Estados Unidos, ya que el único documento de identidad de Simonovis había expirado una década antes.

Desapareció de su hogar a altas horas de la noche del 16 de mayo. Dentro de una pequeña bolsa llevaba una linterna, una navaja de bolsillo, una copia de su sentencia judicial y una biografía del astronauta estadounidense Neil Armstrong.

«No puedes dormir cuando sabes que el gobierno te está buscando», dijo.

Al descender a un callejón oscuro, calculó mal y se estrelló ruidosamente contra una pared adyacente. Pero se recuperó rápidamente y en 90 segundos estuvo en el primero de los tres autos que lo llevarían a una casa abandonada.

«Me acerqué a esto como una redada policial, donde cada segundo es vital», dijo Simonovis, quien pasó las noches antes de su escape, desatornillando la cerca detrás de su casa y practicando su descenso en una escalera, anclando los nudos que no había usado desde la especialidad. Entrenamiento de fuerzas. «La velocidad con la que te mueves es lo que garantiza tu éxito, por lo que necesitas moverte rápidamente».

Lee también: Las frases más relevantes de Elliott Abrams sobre la crisis en Venezuela #25Jun

Una vez libre, Simonovis llamó a su esposa, Bony Pertnez, a quien había mantenido en la oscuridad acerca de sus planes. Ella estaba visitando a sus hijos en Alemania, que en los días que siguieron suscitaron rumores de que él también había huido allí, especulación que buscaba fomentar.

Mientras lo perseguían en una casa abandonada y luego en una embajada extranjera, en algún momento viendo la película «Argo», un thriller político que refleja su propio escape, le ordenó a su esposa que publicara fotos familiares y videos en las redes sociales para engañar a las fuerzas de seguridad. Persiguiéndole para que creyera que ya había huido del país.

Guaidó, quien emitió un indulto que Simonovis usó para justificar su vuelo, se sumó a la intriga. “Debió haber sido liberado hace muchos años, hace mucho tiempo. Pero hoy está libre «, dijo el líder de la oposición el día de su fuga.

Durante el tenso viaje hasta el punto de lanzamiento del barco de pesca, se tuvieron que negociar varios puestos de control de la guardia nacional, por lo que Simonovis viajó en un Toyota destartalado y encajado entre otros dos autos en caso de que tuviera que correr.

Al final, llegaron a un área remota de la costa de Venezuela con algunos contratiempos. Entonces, lo que se suponía que era una corta travesía marítima a una isla se convirtió en una dura prueba de 14 horas cuando el motor del barco falló.

Por temor a exponer a las más de 30 personas que lo ayudaron a escapar y que siguen en riesgo, Simonovis se negó a identificar la isla o decir cómo, o exactamente cuándo, llegó después de que el barco comenzó a navegar. A principios de este mes, uno de sus abogados fue arrestado después de hablar con periodistas fuera de la casa de Simonovis y permanece encarcelado en la misma prisión de Caracas donde se encontraba Simónovis junto a docenas de activistas de la oposición.

Al día siguiente, un avión alquilado lo recogió. Volando sobre las Bahamas al espacio aéreo estadounidense, el piloto entregó los controles a Simonovis, un piloto consumado.

«Aterricé mi propia libertad», dijo, recordando que también lo habían llevado en un avión 15 años antes, después de su arresto. «Pero esta vez tuve el control de mi propio destino».

Ahora, mientras reclama su vida, quiere contraatacar, utilizando su experiencia policial para ayudar a las autoridades estadounidenses a investigar la corrupción, el tráfico de drogas y los presuntos vínculos con grupos terroristas por parte de funcionarios venezolanos. También está buscando ayudar a Guaidó a desarrollar un plan para mejorar la seguridad urbana en caso de que tome el poder. En Washington, planea reunirse con varios legisladores de EE. UU. Para presionar por más acciones contra Maduro.

Recuerda el tiempo perdido con una mezcla de tristeza y gratitud cada vez que sale a comprar un café, una tarea simple que durante mucho tiempo le fue negada.

«Cuando estás prisionero … dependes de alguien más para todo, para comer, vestirte, para la medicina», dijo. «Estaba pagando por algo el otro día y no podía entender a la persona que me hablaba, no por el inglés sino porque estaba muy concentrada en lo que estaba sucediendo».

«En este momento, estoy abrumado por mi libertad. Pero se siente bien. Es la condición natural del hombre ”.

Mientras tanto, espera que su viaje inspire a otros venezolanos a perseverar y levantarse contra Maduro.

«Llega un momento en que tienes que arriesgarlo todo», dijo Simonovis, tomando la brisa de verano bajo la sombra del monumento a Washington.

«Cuando salí de mi casa, había dos resultados posibles: o lo pierdo todo o gano mi libertad», dijo. «Pero si me hubiera quedado, simplemente me habría hundido cada día más en un mar de desesperación».

Fuente: AP

Somos un pueblo carnívoro. Lo éramos antes de la llegada de los españoles y lo seguimos siendo en la Conquista, en la Colonia, en las guerras del siglo XIX, en la era petrolera y hasta hace una década, pero desde que llegó Maduro nos estamos volviendo veganos. No por convicción ni salud, sino porque comer carne ahora es prácticamente imposible, un verdadero lujo.

De todas las noticias escuchadas esta semana, esta fue, para mí, la más alarmante y triste. El consumo de carne bovina ha disminuido un 80% entre el 2018 y el 2019. El año pasado se encontraba en 4,1 kilos anuales por personas y hoy en sólo 2,7 kilos anuales por persona. El promedio más bajo de América Latina y de seguro uno de los más bajos del mundo. En 1982 ese promedio anual estaba en 23,5 kilos por persona. ¿Saben cuánta carne se comía en Venezuela en promedio en el siglo XVIII, en plena Colonia? Pues nada menos que 409,67 gramos diarios, según estudios del historiador José Rafael Lovera publicados en su libro Historia de la Alimentación en Venezuela. Sí, leyeron bien, d-i-a-r-i-o-s. Lo que, multiplicado por los 365 días del año, nos arroja un promedio de 149,53 kilos anuales. ¿Cómo pasamos de comer 149,53 kilos anuales de carne por persona en plena explotación colonial para llegar a 2,7 de kilos anuales en estos comienzos del siglo XXI? Solo en revolución, donde las sanciones no tienen nada que ver con esta tragedia.

¿De dónde nos nace este gusto por la carne animal? La necesidad de proteína es inherente a la naturaleza humana, producto de influencias biológicas e históricas que han condicionado nuestros hábitos alimenticios.

Lo traían en sus genes las primeras tribus cazadoras recolectoras que llegaron en el Pleistoceno persiguiendo los grandes mamíferos que, una vez extinguidos, fueron reemplazados por la fauna autóctona de cacería menor consistente en venados, lapas, tigres, dantas, báquiros, conejos, aves, etcétera

Los primeros pobladores prehispánicos poseían ya el hábito y gusto por la carne animal que consumían fresca, asada ensartada en varas o sobre en un sistema de parrillas hecho con madera entrelazada llamada bucán, o bien ahumada con ramas de diversas plantas dando origen a la carne bucanada preparada por los indios arawakos, procedimiento imitado luego por aventureros europeos que se instalaron en las islas del Caribe y comerciaron con ella por lo que fueron llamados así, bucaneros. Este procedimiento de cocción se mantiene hasta el día de hoy en la llamada carne en vara y la asada a las brasas sobre una parrilla, métodos que dominan (dominaban)la cocina pública y doméstica de la mayoría de los hogares venezolanos, convirtiéndose su consumo en un hecho social cotidiano, integrador, democrático y, más que nada, sápido.

El verdadero Dorado perseguido por los conquistadores estuvo siempre en las llanuras donde la vaca dominó proteicamente el sistema alimentario que se implantó desde 1529 cuando se inicia la penetración del territorio por Coro hacia El Tocuyo, hasta transformarse en el más popular, cotidiano, dilecto y consistente componente de la dieta de los diferentes estratos de la sociedad, “la incansable carne frita, porque nunca fastidia aunque se repita diariamente”, de la que hablaba José Antonio Díaz en 1861, en su tratado de agricultura donde incluyó un capítulo de cocina campestre considerado el primer recetario impreso de la cocina venezolana donde, de las treinta y seis preparaciones saladas que presenta, catorce llevan carne de res. Esa carne vacuna se enquistó en la carne de los indígenas, europeos, africanos y mestizos que estructuraron la nacionalidad y que rápidamente hicieron de ella el sustento irrenunciable con que el país se identificó hasta llegar a darle el nombre de bandera a uno de los platos más representativos de su cocina.

Ya ni pabellón tenemos, de ninguna clase.

@miropopiceditor

Entrevista inédita hecha en 2003 - De la Alcaldía Mayor, donde era jefe de Seguridad Ciudadana, pasó a la de Chacao, donde se desempeñó como asesor de análisis criminal, un nuevo intento de hacer científico el combate al hampa caraqueña. Hace 16 años ya decía no tener un solo indicio de que la guerra contra el crimen la estén ganando los uniformados.

En septiembre de 2000, el alcalde metropolitano, Alfredo Peña, designó a Ivan Simonovis director de Seguridad Ciudadana de la alcaldía mayor. Y poco después extendió un contrato de nueve meses al superpolicía neoyorquino, William Bratton, con la idea de reformular el empleo de la policía ante el formidable avance del crimen en Caracas. Con ese nombramiento, Simonovis, que había sido jefe de la División General de Operaciones y jefe de Brigada de Acciones Especiales (BAE) de PTJ, se convirtió en emblema del policía élite. Después de los sucesos de abril del año pasado, Simonovis abandonó el cargo junto al alcalde Peña y en la actualidad es asesor de empresas privadas de seguridad y trabaja con la Policía de Chacao en el sistema de análisis criminal. “Usualmente”, dice Simonovis para explicar en qué consiste su trabajo con el alcalde Leopoldo López, “los gobiernos lidian con la delincuencia en forma reactiva y luchan contra el delito por aproximación. Lo que debe hacerse es justamente lo contrario, es preciso hacer un estudio científico del delito. Los policías uniformados deben salir a la calle con objetivos preestablecidos, deben saber qué van a hacer y cómo lo van a hacer. Esto, que parece una obviedad, no suele practicarse en Venezuela, donde los policías uniformados salen a la calle a ver qué pasa, a prevenir el delito con su sola presencia, sin tener un plan bien concebido para elevar sus posibilidades de prevenir el delito.”

Arrullado por una sirena
Nacido el 3 de marzo de 1960 en Caracas, Ivan Simonovis Aranguren pertenece a la cuarta o quinta generación de venezolanos que llevan ese apellido que, según la investigaciones de su hermano Igor (quien es sacerdote católico y está residenciado en Italia), se escribía originalmente Simonowich y tiene un origen croata. Hizo la primaria en el Colegio San Pedro, en Los Chaguaramos, y optó por cursar el bachillerato en horario nocturno porque empezó a trabajar a los 16. Hijo y nieto de policías (su abuelo, Honorio Aranguren, fue fundador de PTJ en el año 58), en 1980 ingresó a la escuela básica de detectives de la PTJ y a los seis meses obtuvo el rango de detective. Posteriormente, obtuvo una licenciatura en Ciencias Policiales en el Instituto Universitario de la PTJ, condición obligada para ascender dentro de la institución, y su nombre fue escogido en once oportunidades para recibir entrenamiento fuera de Venezuela, la mayorías de ellas en los Estados Unidos, así como en Francia, Alemania y varios países de América Latina. Participó en el Programa Antiterrorismo del Departamento de Estado de los Estados Unidos, donde recibió entrenamiento acerca de la lucha contra el terrorismo, investigaciones especiales, casos complejos de secuestro con el FBI. “Desde que abrí los ojos estoy en una patrulla, debe ser por eso que me apasiona tanto esta profesión”, dice.

En el año 2002, la Organización Panamericana de la Salud reveló que Venezuela había pasado del octavo al segundo lugar en tasa de mortalidad como consecuencia de la actividad criminal. Un país, pues, muy interesante para un policía con vocación.

No hay familia sin víctimas
Según los datos aportados por Simonovis, en el año 1998, según la Agenda Nacional de Seguridad (ANS) se gastaron unos cinco mil millones de dólares en asuntos asociados a la actividad delictiva, que incluyen pérdidas materiales, gastos médicos, gasto público, inversión privada y piratería. En la actualidad, cinco años después, se duplica esta cifra. Esto se explica porque en Venezuela la criminalidad ha ido creciendo entre un 11 y un 15% anual en los últimos veinte años, dependiendo del delito, dependiendo del gobierno, ése es el ritmo de crecimiento del crimen.

“Yo estoy entrenado en operaciones de comando. Soy paracaidista, domino todas las disciplinas que tienen que ver operaciones especiales y de alto riesgo. Pero no soy el único. Mis antiguos compañeros andan por ahí, unos del lado de la oposición y otros del Gobierno. El alcalde Freddy Bernal, es uno de ellos.”

“En los últimos cinco años se han producido 43 mil casos de homicidio en Venezuela. En los últimos años de la guerra de Vietnam fallecieron 57 mil efectivos militares norteamericanos, estoy hablando de una guerra declarada en una jungla. A nosotros nos falta poco para alcanzar esa cifra… y no estamos en guerra. Cada año se incrementa la cantidad de venezolanos muertos por asesinato y nosotros nos hemos ido acostumbrando a esa horrenda contabilidad. La ANS ha establecido que el promedio de delitos, en los últimos cinco años, es de 972.000 personas agraviadas; es decir, que de cada cien venezolanos, 24.7 ha sido víctima de un delito; esto significa que no hay familia en Venezuela que no haya sido tocada por algún delito. Estoy hablando, claro está, de los delitos denunciados, porque hay muchos que ni siquiera son denunciados, sobre todo los delitos contra la propiedad. Cuando uno ve que en las cifras de criminalidad aparecen más robos de vehículos que robos a personas, se da cuenta de que la cifra negra (los delitos no denunciados y que, por tanto, no ingresan a las estadísticas). El año pasado, entre robo y hurto de vehículos, se desaparecieron unos 60 mil carros, pero las cifras de robos y hurtos a personas son inferiores. Eso es absurdo. No puede haber más carros que gente. Lo que ocurre es que las personas agraviadas no denuncian porque consideran que esto es una pérdida de tiempo. Y esa sensación se explica por una combinación de dos factores: primero, tenemos una gran debilidad en los operadores de justicia (policías, Fiscalía, jueces y sistema carcelario), en Venezuela hay un déficit de 18 policías por cada diez mil habitantes; hay fiscales que tienen asignados hasta cinco mil casos; en los últimos veinte años no ha crecido el número de cargos para jueces, cuando la criminalidad se ha incrementado en un 75%; y el sistema carcelario… bueno… qué podré agregar al respecto. Y, segundo, no existe una política criminal, ni antes ni ahora.

-Usted ha sido acusado de haber organizado a los paramilitares el 11 de abril de 2002. Y hay quien ha dicho que una asamblea de la Policía Metropolitana, la semana siguiente a esos sucesos, obligó a destituirlo como comisionado de seguridad, señalado por los policías de haber puesto ese cuerpo al servicio de las ambiciones políticas del alcalde Peña.
-Yo estoy muy entrenado en todo lo que tiene que ver con operaciones de comando. Fui entrenado por el Estado venezolano para eso. Soy paracaidista, domino todas las disciplinas que tienen que ver con operaciones especiales y de alto riesgo. Pero no soy el único. Esos cursos no me los daban a mí solo. Mis antiguos compañeros andan por ahí, unos del lado de la oposición y otros del Gobierno. El alcalde Freddy Bernal, es uno de ellos, experto en operaciones especiales, fundó el Grupo Zeta. Con respecto a esas acusaciones, sólo me queda desafiarlas: que las demuestren. La verdad es que yo no pierdo el tiempo ocupándome de esas acusaciones, que sólo tomaré en cuenta cuando un fiscal me cite y me diga que tiene pruebas en mi contra. Y eso no va a ocurrir.

¿En qué supera Caracas a Nueva York?
Cuando Ivan Simonovis dice: “ahora en Venezuela hay más crimen del que la gente cree que hay”, uno piensa que ha escuchado mal, que, bueno sí, el hampa está desatada pero que el miedo corre más rápido. Pero no, uno ha escuchado bien, Simonovis afirma que la delincuencia se ha enseñoreado del país hasta el punto de hay más crimen del que cualquiera de nosotros percibe que hay. “Y soy consciente de que la comunidad vive aterrada. Pero si no se vive en un barrio no se tiene la menor idea de hasta qué punto la criminalidad tiene acogotada a la gente. Cómo se explica que en un país de 24 millones habitantes, se asesine en un fin de semana a cien personas; en la ciudad de Nueva York, que tiene ocho millones de habitantes, donde existe una amenaza real y permanente de terrorismo, donde conviven bandas criminales de todas las especialidades así como las mafias más fuertes, en un año mueren, por acción del crimen, no más de 700 personas. En Caracas, con tres millones de habitantes, asesinaron a 2.400 personas el año pasado. Eso es lo que está sucediendo. Esa es la realidad.”

“La seguridad es una sensación, y el único que posee la capacidad de generarla es el Estado. En la medida en que un Estado es ineficiente, deja crímenes sin castigo, se disipa la sensación de seguridad. Eso lo saben los delincuentes, que son malandros pero no son gafos.”

-Mientras el gobierno, -dice Simonovis- cualquier gobierno, no tome en sus manos la solución de este problema, mientras el Estado no cumpla con su deber, la ciudadanía debe tratar de protegerse a sí misma, de blindarse ante esa amenaza y desarrollar mecanismos de prevención y seguridad. Las familias, por ejemplo, deben crearse un sistema de comunicación eficiente para mantenerse informadas de los desplazamientos de cada uno de sus miembros. Mire a la gente a los ojos cuando esté en la calle; tenga una actitud decidida; no se distraiga por atender un teléfono celular. En una entrevista que una vez le hice a un delincuente, le pregunté cómo escogen ellos a la víctima, y la respuesta fue: ‘son los que andan ahuevoniaos’. Hay que estar alerta. Algunos lo llamarán paranoia, yo lo llamo sentido común.

“La seguridad es una sensación, y el único que posee la capacidad de generarla es el Estado. En la medida en que un Estado es ineficiente, deja crímenes sin castigo, se disipa la sensación de seguridad. Eso lo saben los delincuentes, que son malandros pero no son gafos; ellos podrán ignorar los conceptos de criminología pero saben muy bien que de 637.000 delincuentes que pasaron por un proceso durante un año, más de la mitad está en libertad. (En Caracas han asesinado 28.000 personas en los últimos diez años; por esos casos han ido a juicio 4.150 imputados pero en las cárceles sólo hay 1.970 presos por estos delitos, es decir sólo el 7% de los que cometieron esos homicidios lo están pagando). Entonces, si el delincuente sabe que puede contar con la impunidad, qué le impide cometer un delito. Es lo que ocurre con el secuestro, delito que en los últimos cuatro años se ha incrementado en Venezuela en un 150%.”

Fuente: elestimulo

Están a punto de meter en la cárcel a Juan Guaidó. Nicolás Maduro y los servicios cubanos lo están sopesando.

La detención de Edgar Zambrano, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, es un ensayo general para la aprehensión del presidente Guaidó. Tientan el terreno. Maduro y Raúl Castro han llegado a la conclusión de que no es posible controlar el poder con otro foco de autoridad suelto en Venezuela. No menciono al “presidente” cubano, Miguel Díaz-Canel, porque es el chico de hacer los mandados.

Se proponen destruir totalmente la Asamblea Nacional acusándola de “traición a la patria”.

Al madurismo no le importa que nadie le crea. El juego consiste en elaborar coartadas paralelas para “explicar” el desastre. Hay hiperinflación por culpa de Dollar Today, una página web manejada por “los enemigos de la patria”. Hay escasez de alimentos y medicinas debido al embargo de los estadounidenses. Hay cortes de luz y falta el agua potable porque John Bolton lo decidió y personalmente dirigió los estropicios. Los venezolanos escapan del paraíso confundidos por el canto de sirena de los adversarios capitalistas. La verdad no importa. Solo el relato.

El régimen cubano está desesperado, pero elabora su estrategia para mantenerse a flote. Raúl teme a motines callejeros producto de las carencias. Necesita el subsidio venezolano como Drácula necesitaba la dosis de sangre de sus víctimas. El “aparato” de inteligencia de La Habana cree, a estas alturas, que Donald Trump es un perro ladrador, pero no mordedor. Por eso lo tratan con guantes de seda y se reservan las baterías más gruesas contra Marco Rubio, Mike Pompeo, John Bolton y Elliot Abrams.

El núcleo duro que respalda a Guaidó. Esos son los enemigos que deben maniatar. Son los “mordedores”, aunque carezcan de fuerza para utilizar el peso de las armas americanas.

La conclusión a que ha llegado la inteligencia cubana con respecto a Trump tiene cierta lógica. Si quiere retirarse del Medio Oriente, ¿qué sentido tendría que metiera las tropas en Venezuela? Si es capaz de debilitar a la OTAN o a la Unión Europea, porque está persuadido de que su país paga la parte del león y no se beneficia en lo absoluto, ¿por qué en América Latina desempeñaría el rol de “cabeza del mundo libre” cuando los principales afectados son los propios latinoamericanos?

Si el gordito de Corea del Norte unas veces es el rocket man y otras un muchacho confiable, ¿por qué temerle al inquilino de la Casa Blanca? Ya saben que están frente a un vendedor que dice cualquier cosa, y amenaza y patalea, pero no recurre al garrote.

No obstante, Nicolás Maduro huele a pasado. Eso Cuba lo comprende. Llegó al poder de contrabando. A principios de 2013, cuando murió Hugo Chávez, el régimen cubano lo eligió no por sus virtudes, sino por sus debilidades. Le “tocaba” a Diosdado Cabello, pero era un bribón demasiado independiente que no seguía órdenes de nadie. Maduro, en cambio, era obediente y mantendría vigente lo único que a La Habana le interesaba: el suministro de petróleo y el dinero non sancto que se repartían las nomenclaturas de ambas dictaduras, como aquel “negocio” glorioso por medio del cual una “empresa” cubana le alquiló en 1 millón de dólares diarios a Pdvsa una plataforma para extraer petróleo del lago de Maracaibo. La factura real era medio millón todos los días de Dios, pero al triangular los costos desde La Habana se duplicaban mágicamente.

Maduro debe salir del juego para salvar los intereses cubanos. Maduro está de acuerdo. Ya todos saben que el nuevo hombre de Cuba es el general Vladimir Padrino López, jefe de las fuerzas armadas, y la persona que hizo abortar el golpe del 30 de abril y engañó a los servicios de inteligencia enemigos. Pero ¿cómo lograr dar el cambiazo? Una posibilidad es convencer al Grupo de Lima, a Estados Unidos y a la propia oposición de la necesidad de solucionar la crisis mediante el “modelo nicaragüense”.

¿Qué es eso? En 1990 la dictadura sandinista se sometió a unas elecciones pensando que las ganaría, como casi todas las encuestas indicaban, incluso las que ordenó Washington. Pero ocurrió lo impensable: ganó doña Violeta Chamorro por un margen enorme, como me había vaticinado D. Oscar Arias tras ver la encuesta de Borge y Asociados, una modesta empresa tica que acertó plenamente.

En ese punto, los sandinistas tenían en contra a la mayoría de la población y a Estados Unidos, pero conservaban el aparato militar, de manera que hicieron una proposición indecorosa que todo el mundo acabó aceptando para salir de aquel avispero. Los sandinistas admitirían la derrota en las urnas a cambio de quedarse al frente de la fuerzas armadas sin que el nuevo gobierno pudiera controlarlas. En el periodo previo a la toma de posesión eliminarían a los peores adversarios. Fue entonces cuando asesinaron a decenas de jefes de la “Contra”.

La Habana piensa que la salida de Maduro puede darse de igual forma con una variante: unas elecciones impecables en las que el chavismo seguramente sería derrotado, pero Padrino López quedaría al frente de las fuerzas armadas y se respetaría el acuerdo de petróleo por médicos, vital para Cuba, y el regreso al dulce clima entre los dos países de la época de Obama, so pena de desatar sobre Estados Unidos otro Camarioca, otro Mariel, otro “balserazo”, dado que a la isla le sobran los presuntos emigrantes ansiosos de llegar a Estados Unidos y la crisis económica se agrava con cada vuelta a la tuerca de la ley Helms-Burton.

Ojalá que eso no suceda y los demócratas venezolanos no lo admitan. Es pan para hoy y hambre para mañana. Treinta años después de las elecciones de 1990 Daniel Ortega y el sandinismo continúan gravitando sobre Nicaragua, mientras el socialismo del siglo XXI se mantiene en ese país, en Venezuela y en Bolivia orquestado por La Habana. Padrino no es solo el jefe de las fuerzas armadas, como era el general Humberto Ortega en Nicaragua. Es el protector de un narcoestado aliado de los terroristas del Medio Oriente. El problema no se soluciona con parches, sino con nosotros medidas drásticas. Es la hora de los cirujanos de hierro, no de las “curitas”.

@CarlosAMontaner

Cuando se les pide que expliquen por qué sus esfuerzos para derrocar al presidente venezolano, Nicolás Maduro, se han quedado cortos, los funcionarios de la administración de Trump suelen citar la influencia siniestra de Cuba y Rusia, que dicen ha endurecido la resistencia del régimen. De lo que no hablan tanto es un factor posiblemente más importante: el Cartel de los Soles

Ese colorido término se refiere a la red de tráfico de drogas que cada año transporta cientos de toneladas de cocaína colombiana desde los aeródromos venezolanos a América Central y el Caribe para su distribución final a los Estados Unidos y Europa, y eso incluye a algunos de los funcionarios de mayor rango del régimen de Maduro. Estos hombres se aferran al poder no porque sean verdaderos creyentes del socialismo, o por su lealtad a Vladimir Putin y Raúl Castro. Se aferran porque, a pesar de la implosión económica de Venezuela, todavía están cosechando millones, y probablemente estarían encarcelados en Venezuela o en los Estados Unidos si salen del poder.

El tráfico de cocaína es solo una de las muchas actividades delictivas en las que está inmersa la élite de la “revolución bolivariana” de Hugo Chávez. También en la minería ilícita de oro y hierro; ventas fraudulentas de petróleo; en los beneficios de las importaciones de alimentos y medicinas; y en el comercio corrupto de divisas. Maduro y todos los que están cerca de él, incluyendo a su esposa, su No. 2 y los ministros del interior y de la industria, están en esas andanzas.

Aunque tanto el gobierno de Trump como los defensores extranjeros de la extrema izquierda de Maduro prefieren describir la crisis venezolana en términos políticos, la realidad es que el régimen es menos un gobierno, mucho menos socialista, que una pandilla criminal. Eso tiene dos consecuencias que complican su eliminación. Primero, el dinero que está obteniendo de la actividad criminal está sirviendo como un apoyo que le permite sobrevivir a las sanciones de los EE. UU.

Quizás lo más importante es que la contaminación tóxica en casi todos los altos funcionarios hace que sea mucho más difícil seguir las fórmulas habituales para una transición pacífica, incluida la creación de un gobierno de transición y la amnistía para aquellos que renuncian.

El colapso de la economía formal de Venezuela ha creado una grave escasez de alimentos, agua, medicinas y energía, y ha provocado que más del 10 por ciento de sus 30 millones de personas hayan huído del país. Sin embargo, los ingresos ilícitos que se están derramando para la camarilla de Maduro parecen estar aumentando. Un reciente informe de CNN dijo que los vuelos de drogas desde Venezuela habían aumentado de aproximadamente dos por semana en 2017 a casi todos los días en 2018; citando a un funcionario de EE. UU. que afirmó que este año se habían realizado hasta cinco vuelos por noche. En el 2018, se calcula que se traficaron a través de Venezuela 265 toneladas de cocaína colombiana, con un valor de venta de $ 39 mil millones, según el informe.

Un nuevo estudio preparado para la Universidad de Defensa Nacional por Douglas Farah y Caitlyn Yates encontró que incluso mientras el régimen de Maduro vendió 73 toneladas de oro en Turquía y los Emiratos Árabes Unidos el año pasado para recaudar efectivo, sus reservas crecieron en 11 toneladas, como resultado probable de la minería ilegal de oro, donde participan incluso grupos rebeldes colombianos con sede en Venezuela y aliados con el régimen. Esas ventas podrían haber recaudado cerca de $ 3 mil millones, más que suficiente para financiar las fuerzas de represión y los grupos paramilitares aún leales a Maduro.

Farah y Yates describen el régimen venezolano como parte de una red regional a la que denominan Empresa Criminal Conjunta Bolivariana, un “consorcio de estados criminalizados y actores no estatales”. Identificaron 181 individuos y 176 empresas en 26 países vinculados a la actividad criminal venezolana. Gracias a esta empresa, dicen, “el régimen de Maduro no se ha derrumbado y puede que no durante un período de tiempo significativo (…) La capacidad de la red para adaptarse y diversificar su cartera criminal significa que el dinero continúa fluyendo hacia las arcas del régimen”.

En teoría, la oposición venezolana, el gobierno de Trump y otros que buscan desalojar a Maduro podrían resolver perdonar todo esto. La oposición ha hablado sobre la amnistía para los líderes militares que adversen al régimen, y la semana pasada, el Departamento del Tesoro levantó las sanciones al jefe de inteligencia de Venezuela luego de que desertara.

Sin embargo, como cuestión práctica, es difícil imaginar a la mayoría de la mafia de Maduro simplemente abandonando esas actividades. Al menos dos de sus capos han sido acusados por grandes jurados federales de los Estados Unidos. Otro, el ex general Hugo Carvajal, desertó a España el mes pasado, y fue encarcelado rápidamente por una solicitud de extradición de Estados Unidos . Se enfrenta a cargos federales de contrabando de cocaína.

Algunos líderes de la oposición y gobiernos extranjeros esperan negociar un gobierno de transición que incluya figuras del régimen. Pero, como dijo la veterana activista de la oposición María Corina Machado a The Washington Post , “no se puede incluir a los capos de la droga. . . no puede haber individuos que formen parte de la mafia en el tráfico de oro, el tráfico de petróleo y el tráfico de gas o las mafias de alimentos”. Eso, por desgracia, puede excluir a casi todos los que tienen el poder de lograr un cambio pacífico en Caracas.

Fuente: editorial: thewashingtonpost

El último martes de abril no fue un día normal. El presidente encargado, Juan Guaidó, se presentó antes del amanecer en la Base Aérea La Carlota, con un grupo de militares, haciendo un llamado a las Fuerzas Armadas a que se pusieran del lado de la Constitución. Con ellos estaba Leopoldo López, líder de Voluntad Popular, preso político desde hace cinco años, y en libertad a partir de ese momento. No era cualquier amanecer para los venezolanos. Algo estaba pasando.

Jaime Nestares, gerente general de la División Radio de Empresas 1BC y director de RCR, como todos los días, llegó temprano a la emisora de la avenida Páez de El Paraíso, que desde la madrugada transmitía lo que ocurría en esa rara mañana caraqueña. No sabían en la emisora que tenían las horas contadas. Después 89 años, RCR 750 AM salía del aire.

Un grupo de unas ocho personas, entre civiles y militares, enviado por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) entró abruptamente a la estación a las 11:00 am. Paralelamente, otro equipo se trasladó a la central de transmisión en El Junquito.

“Firme”, le exigieron los funcionarios a Jaime Nestares, en la sala de redacción de la emisora. El programa Aquí se habla libertad: Foro Penal, conducido por Gonzalo Himiob y Alfredo Romero, fue cortado de inmediato.

El documento presentado por el equipo de Conatel alegaba la no renovación de una licencia vencida en 2007. Sin embargo, la concesión no ha caducado, pues a partir de ese año comenzaban a correr 20 años de licencia otorgados en derechos adquiridos previamente. “Esa es la discusión que hemos tenido en tribunales y no nos han dado razones. Es exactamente el mismo caso que RCTV”, explicó.

El texto que le presentaron a Nestares, que constaba de seis páginas, firmado por Jorge Rodríguez y sin fecha, tampoco señalaba la incautación de equipos; no obstante, violentaron la vigilancia y la sala de transmisiones y se llevaron el radioenlace que conecta El Junquito con El Paraíso.

En el primer cuatrimestre de 2019 Conatel cerró cinco emisoras: Tropical 99.7 FM en Aragua, Ambiente 96.1 FM en Guárico, La Mega Hertz 96.5 y Radio Criolla 92.9 FM, ambas de Apure, y Stéreo 99.7 FM en Monagas. A todas, menos a la de Punta de Mata, les incautaron los equipos.

«Sin embargo, el miedo o te ablanda, te aplasta o lo superas»

Radio Caracas Radio estuvo 30 minutos fuera del aire. Luego retomaron la transmisión a través de Youtube, Periscope y Tunein, plataformas digitales en la que continúan su labor como un medio de comunicación de información y opinión desde hace casi 90 años.

— ¿Contemplaban el escenario del cierre?

—Sin duda. Es que no hay dos sin tres. Nosotros somos el grupo 1BC. Cerraron RCTV en 2007. Cerraron RCTV en cable en 2009. 92.9 Tu FM en 2017. Y ahora cierran RCR en 2019. Todo por la misma razón. Nosotros nos opusimos a Chávez desde 1992 porque defendíamos lo mismo que defendemos hoy en día: la República, su división de poderes, sus valores y principios, la democracia y la libertad.

— ¿Cómo era trabajar pensando, día tras día, que podía venir el cierre?

—Lo mismo que trabajar ante una dificultad que puede ser una tormenta, un mal tiempo para las cosechas o en un entorno de hiperinflación. Es una dificultad más. Claro, aquí se añade un elemento adicional que va in crescendo. A medida que la democracia involuciona hacia la dictadura y crece el monstruo de la tiranía, el ejercicio de los derechos individuales y colectivos se hace más peligroso. Nuestro caso en la Convención Americana de los Derechos Humanos vs. el Estado comenzó por el maltrato a los periodistas. En la medida en la que el tirano va madurando, se hace obscenamente violento. Se hace cada vez más oscura la democracia y es más complicado ponerle luz y explicarle a la ciudadanía lo que está pasando. Ya no te estás jugando la multa, ya no te estás jugando el cierre. Te juegas la vida, como pasó con Fernando Albán.

— ¿Por qué cree que Conatel tomó la decisión de cerrar RCR el 30 de abril?

—El documento no tenía fecha y estaba firmado por Jorge Rodríguez. Eso debía estar preparado para cualquier momento en el que dieran la orden. Era el momento más oportuno para cercenar la libertad de información y opinión. Ese día vieron que las cosas se le discurrían de las manos. Entonces tenías un montón de estaciones de radio en silencio, que no podían contarlo o no querían. Quizás por conveniencia económica están más del lado del gobierno que del lado de la nación. Sin embargo, hay una ciudadanía ávida de información. Nosotros decidimos hace mucho tiempo estar de pie. Estar del lado de correr los riegos y ejercer la libertad de expresión y de información. Eso implicó estos peligros, pero para nosotros es más importante contarle a la gente lo que ocurre, especialmente aquello que el gobierno no quiere que contemos. Eso es incómodo.

— ¿Recibieron muchas presiones y amenazas antes del cierre?

—Por supuesto. Esta radio tiene acumulados 47 expedientes administrativos solo entre 2018 y 2019. No hay un solo ancla de RCR del que yo sepa, a excepción de un programa de variedades, que no tenga un expediente abierto por cinco o seis causales. Somos unos campeones –señala irónico-. Todo el catálogo completo de la Ley Resorte y aun así hemos seguido. Nos han caído las siete plagas: la persecución fiscal de la empresa por el Seniat, también a título personal, la Superintendencia Municipal de Administración Tributaria, que es el municipio Libertador, y cualquier cantidad de cosas. Desde 2005 para acá hemos recibido comisiones de todo tipo y todo color. Cualquier nimiedad nos han aplicado.

— ¿Hay diferencias entre las presiones ejercidas por Chávez a las de Maduro?

— Ninguna. Es un régimen. Antes era Chávez y los suyos. Ahora lo opera Maduro y sus cuatreros.

—RCR tiene 89 años. ¿En qué otros gobiernos fue sancionada?

—Tuvimos dificultades con los dos gobiernos de Carlos Andrés Pérez, con Jaime Lusinchi, muy poco en el de Caldera. Con Luis Herrera hubo dificultades porque fueron tiempos de renovación de licencia. Pasamos por Gómez y Pérez Jiménez, pero nadie se atrevió a cerrarnos.

—Actualmente están transmitiendo en las plataformas digitales. ¿Qué planes alternativos tienen en casos de censura en Internet o apagones como los de marzo?

—No te lo puedo contar porque si te lo digo me lo van a quitar, pero de que vamos a salir al aire, te lo aseguro.

— ¿La radio digital es rentable?

—Ni el modo digital ni el analógico. Yo llegué a la radio en 1997 y teníamos 257 clientes activos, no siempre presentes, pero rotativos. Todos los bancos, compañías de seguros, marcas de automóviles, etc. Una radio dedicada a la información y a la opinión. 130 personas trabajando aquí. Actualmente hay 25 clientes activos, presentes hay dos solamente y somos menos de 30 trabajadores. Yo estoy convencido que sin el apoyo de los accionistas, de la junta directiva y ejecutivos de 1BC no tendríamos ni el ánimo, ni el aliento, ni el empuje de hacer todos los días los que nos gusta hacer, que es seguir haciendo radio.

— ¿Qué hacer ahora? ¿Cómo se reinventa RCR de cara al futuro de Venezuela?

— Todos los días nos levantamos con la convicción de que si al menos un ciudadano nos escucha y podemos contarle lo que está pasando y a él le sirve, quizás es la mejor recompensa. No importa el tamaño, sino saber que sigue ahí y que está viva. Nosotros vamos a volver al aire. Al igual que RCTV. Nuestra lucha es recuperarnos en todo. Primero la frecuencia y nos acompaña la razón legal. Estoy seguro de que ambos, como El Nacional y los canales de televisión que han sido sacados de las parrillas de programación, se van a reinsertar en uno de los fenómenos económicos más importantes de Occidente como será el renacimiento de la economía venezolana. Nos vamos a recuperar muy rápido. Yo quiero ser parte de eso y lo veremos todos juntos. Además, hay una firme voluntad de todos porque hasta las bases chavistas aprendieron. La palabra que yo buscaría más allá de entendimiento sería concordia, porque no es solamente entendimiento entre las partes, es la paz y el sentimiento mutuo de que ambas partes hemos encontrado la manera de entendernos y de trabajar juntos y no voy a parar de trabajar en esa dirección. Nos preparamos para realizar el sueño de acompañar a los venezolanos en hacer crecer el país en concordia y en paz.

Fuente: elnacionalweb

La carta del general Manuel Christopher Figuera para justificar su salida del SEBIN, más que una expresión personal, es una prueba clara sobre la existencia de una corriente en la FAN que busca una salida a la crisis política del país

La renuncia del director del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), general de división (Ejército) Manuel Ricardo Christopher Figuera, es un hecho inusitado y revelador del descontento que actualmente impera en la Fuerza Armada Nacional. Indica, además, que Nicolás Maduro necesita apalancarse en este momento para preservar algún grado de gobernabilidad sobre la única institución que lo sostiene en el poder.

Este oficial, puesto 88 de la promoción egresada de la Academia Militar en 1989, creció en los últimos años a la sombra del mayor general Iván Hernández Dala, quien al momento de la redacción de estas líneas todavía comanda la Dirección de Contrainteligencia Militar y la Guardia de Honor Presidencial, todo a la vez. Hernández es un oficial clave para la preservación del actual estatus político. En EEUU lo saben, y por eso a la vez que lo sancionan a través del Departamento del Tesoro le ofrecen una salida negociada, si se da por cierto lo declarado por el asesor nacional de seguridad de la Casa Blanca, John Bolton.

Hasta noviembre de 2018, Christopher fue subdirector de la Dgcim. Maduro lo nombró mediante decreto para paliar una emergencia en el Sebin, de trascendencia internacional, pues los grupos que operaban con la aquiescencia del general González López fueron responsabilizados por la muerte en custodia del concejal Fernando Albán, las torturas a opositores (relatadas oportunamente por Lorent Saleh) y el encontronazo con la caravana presidencial.

La lectura entonces fue que a Christopher lo enviaron a la policía política para “poner orden en casa”, con la bendición de su antiguo jefe. Sus diversos viajes a Cuba, en los que se retrataba con autoridades de la isla ataviado con guayabera, transmitían la noción de que se trataba de un oficial “revolucionario”, afín al régimen de La Habana, y por ende fiel a Maduro.

Pero la realidad era otra. Esto se dice de manera sencilla una vez conocida la carta de renuncia, en la que pone de relieve la “corrupción desproporcionada” practicada por oficialistas “como deporte”, según los términos usados por el propio oficial. Sin embargo, ya desde febrero se sabía que el máximo jefe del Sebin intentaba marcar distancia del régimen, mitigando en lo posible las prácticas instauradas por su predecesor. Hay testimonios directos sobre mensajes enviados a algunos presos políticos mediante emisarios, en el sentido de que Christopher procuraría hacer más llevadera la reclusión, relajando un poco la dureza de la vigilancia a la que eran sometidos desde meses atrás.

Había además intentos claros de llegar a entendimientos con sectores no oficialistas. A esto se refiere el general en su carta de renuncia, cuando señala que le planteó a Maduro “una acción política”, en la que el gobernante “colocara la agenda”, es decir, diera los términos de una negociación. Algo que por cierto está en la misma línea trabajada por el Grupo de Contacto Internacional.

Lo del ex jefe del Sebin, sin embargo, no puede ser leído como el producto de una iniciativa netamente personal. Fuentes ligadas al chavismo indican que este oficial era exponente de toda una corriente que ha venido cobrando fuerza durante los últimos meses dentro de la Fuerza Armada Nacional, que intenta una salida a la crisis política por medios propios, sin necesidad de mayor intervención extranjera.

La evasión de Leopoldo López y la tímida respuesta posterior por parte de la policía política -que le permitió al líder de Voluntad Popular acompañar la sublevación del martes hasta horas de la tarde- no podía pasar inadvertida para Maduro. No obstante, su reacción con respecto al general Christopher también ha sido timorata. En otros tiempos, este general hubiese sido degradado y llamado a interrogatorio. Esta es una evidencia más de la pérdida de poder de Maduro a lo interno de la Fuerza Armada.

La carta de renuncia del ex jefe del Sebin tiene aspectos indicativos de que su destinatario no sería solo el ocupante de Miraflores sino también sus “compañeros de armas” y, en última instancia, la dirigencia política nacional. Personas que lo conocen sostienen que el texto era cocinado desde días atrás, por lo menos en sus líneas gruesas. Hay algunos pasajes que incluso suenan a proclama, como por ejemplo cuando sostiene la necesidad de “reconstruir el país y reordenar el Estado”, pero no mediante negociaciones a escondidas. También cuando reconoce que la sociedad está “saturada de militares”, cuya prestancia se ha desdibujado.

"La destitución de Christopher y el inmediato nombramiento del general en jefe Gustavo González, con el comisario Calderón a su lado, hacen pensar que Maduro escogió la involución. También, que estamos ante un proceso cuyo ritmo se acelera, por lo menos, durante los primeros días de mayo".

Fuente: javierignaciomayorca/

Estimados Vecinos: Debido a que son muchos de ustedes quienes me han contactado para que les exprese mi posición sobre el declive deplorable de la calidad de vida en nuestra ciudad y del caos en la que ésta se encuentra sumida, preferí entonces contestarles a través de estas líneas que hago públicas.

Creo el momento pertinente, ya que el día de hoy se convocó a un Cabildo Abierto en #Lechería para tratar el tema de la “Anarquia” en la cual está sumida el municipio.

Partamos pues de una premisa: Artículo 138 “Toda autoridad usurpada es ineficaz y sus actos son nulos. Artículo 139 El ejercicio del Poder Público acarrea responsabilidad individual por abuso o desviación de poder o por violación de esta Constitución o de la ley”.

Un cabildo abierto es una institución que según nuestro ordenamiento jurídico es un “medio de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía, en lo político: la elección de cargos públicos, el referendo, la consulta popular, la revocatoria del mandato, la iniciativa legislativa, constitucional y constituyente, el cabildo abierto y la asamblea de ciudadanos y ciudadanas cuyas decisiones serán de carácter vinculante, entre otros; y en lo social y económico, las instancias de atención ciudadana, la autogestión, la cogestión, las cooperativas en todas sus formas incluyendo las de carácter financiero, las cajas de ahorro, la empresa comunitaria y demás formas asociativas guiadas por los valores de la mutua cooperación y la solidaridad.

La ley establecerá las condiciones para el efectivo funcionamiento de los medios de participación previstos en este artículo.” Ahora bien, es importante destacar que los alcaldes, concejales municipales y regionales son autoridades que usurpan esos cargos en la actualidad, ya que no solo se subordinaron a la fraudulenta e inconstitucional Asamblea Nacional Constituyente, sino que como tales las ha calificado el Tribunal Supremo Legítimo que por razones de persecución se encuentra en el exilio.

Sabemos pues que los efectos jurídicos emanados de estas instituciones usurpadas son nulos y por tanto ineficaces. Pero quizás más importante aún es el efecto político contraproducente desde el punto de vista de coherencia narrativa. Verán, luego del error que cometimos en ir a las elecciones de gobernadores, la Unidad Democrática decidió no concurrir a más ningún proceso electoral y empezamos a discutir el rumbo que deberían tomar las fuerzas democráticas en adelante, cosa que se tradujo al momento en el que estamos hoy.

Quienes así lo hicieron y se lanzaron a Alcaldes y concejales municipales y regionales lo hicieron en contra de la voluntad de la mayoría y a sabiendas de que no iban a poder brindar soluciones de verdadero impacto de acuerdo a las competencias que en una situación de normalidad democrática tendrían. Los que decidieron ser candidatos luego de las regionales del 15 de octubre de 2017, ahora mal pueden justificar su inoperancia administrativa ya que ellos forman parte del sistema de soporte al régimen porque se sometieron a un sistema electoral aún más viciado que el que había en el 2015 (recordemos la ilegalizacion de los principales partidos políticos del país por ejemplo entre otras cosas) y peor aún, luego formalmente legitimaron a la fraudulenta asamblea constituyente.

En nuestro caso particular, se pretendió hacer creer que Lechería, es una especie de “burbuja” que se puede mantener al margen de la tragedia que vive Venezuela. Que podemos hacer nuestra vida y para sentirnos bien con nosotros mismos, pues organizamos una que otra vez eventos de beneficencia para nuestros conciudadanos de los municipios aledaños. Hemos visto cómo esas ilusiones se han ido desmoronando sistemáticamente.

La Anarquía es producto de la usurpación.
Los usurpadores son el principal problema porque ellos nunca van a desafiar al sistema, más bien tratan de pertenecer y fluir con el sistema. Más allá de las apariencias, los discursos y los ardides publicitarios, los usurpadores usan las elecciones para su beneficio personal, no para quebrar a la dictadura. Los usurpadores están al margen de la legalidad y por ello no tienen capacidad de gestión en función del bien común.

No pueden levantar las banderas de la legalidad como antídoto a la anarquía porque ellos son producto de la ilegalidad. Mal pueden los usurpadores de los concejos municipales emitir ordenanzas para contrarrestar la anarquía reinante ya que dichas disposiciones legales son y serán nulas. Por ende todos los créditos adicionales aprobados, el presupuesto, las aprobaciones de compras, y si, las convocatorias a asambleas ciudadanas y cabildos serán objeto de acciones administrativas y judiciales una vez cesada la usurpación.

Pero llevo más allá estás reflexiones: es que nos puede caber alguna duda de que quienes hoy se quejan por no poder solventar los problemas de servicios públicos, seguridad o pago de sueldos y salarios dignos al funcionariado ¿no sabían que esto iba a ser así? ¿Era esto imprevisible?... Se los digo. Claro que lo sabían, esto se discutió en todos los niveles posibles y yo soy testigo de eso.

Los usurpadoras son el problema llámense dictador, ministros, alcaldes o concejales. Los que se asumen como “opositores” incluso peor, porque favorecen a la narrativa del régimen generando desconfianza en el seno de las fuerzas democráticas que de manera sincera buscan la liberación de Venezuela.

Hay quienes puedan asumir estas líneas desde el punto de vista de la intriga y la división, pero la verdad es que es todo lo contrario. El objetivo de las mismas es traer racionalidad a la interpretación de nuestra realidad para que como ciudadanos seamos consientes del peso de nuestras decisiones y actitudes ante la dictadura.

No quisiera que me malinterpretaran; efectivamente en la Venezuela que estamos reconstruyendo hay espacio para todos. Cuando hay contrición y propósito de enmienda verdadero, cuando se asumen los errores y se actúa en consecuencia, pues sin duda habrá absolución y reencuentro.

Para culminar les pido a todos que estemos más unidos que nunca en apoyo al presidente Guaidó y a la Asamblea Nacional. Apoyo y organización de cara al evento del 1ro de Mayo que será un hito importantísimo en esta ruta que juntos estamos transitando para la liberación del país.

Se vienen tiempos muy duros pero créame que el destino nos depara un porvenir brillante. Hay quienes estamos trabajando muy duro para que así sea.

Un sincero abrazo. Su vecino y amigo

Armando Daniel Armas Cuartin
Diputado a la Asamblea Nacional.

Washinton DC.
24/04/2019


Warning: getimagesize(images/pdvsaSIN.jpg): failed to open stream: No such file or directory in /home/telered1/public_html/modules/mod_dn/helper.php on line 1136

Destacadas


María Alejandra Malaver, ha sido, y demostrado ser una luchadora social de vanguardia en el estado Anzoátegui y además, militante dirigente del movimiento "Voluntad Popular", lo que la induce esto último, a conocer en primer plano la personalidad del diputado Juan Guaidó, ahora nuevo Presidente de la Asamblea Nacional.




Todo empezó hace siete décadas cuando Pascual Florido, un rico hacendado, regaba su descendencia hasta tener 45 hijos. Hoy, tres de sus nietos -enemigos políticos- se sientan a la mesa de diálogo para intentar sacar a Venezuela del foso.

De un lado, Luis Florido, diputado del ala más conservadora de la oposición, y del otro los hermanos Jorge y Delcy Rodríguez, parte de la cúpula chavista. Primos y adversarios sin tregua.

Su abuelo tuvo 45 hijos de varias mujeres, pero solo reconoció a su primogénita y a nueve concebidos en matrimonio, entre éstos Vicente, padre del parlamentario.

Los demás crecieron con sus madres, incluido Jorge Rodríguez, reconocido dirigente comunista torturado y asesinado en 1976 en un calabozo policial, contó a la AFP el legislador y empresario de 51 años.

Desde niño, Florido escuchó hablar en su casa sobre los Rodríguez, pero recién a los 17 años conoció a su primo en el liceo donde estudiaba.

“¡Epa, cómo estás!, le dije. Fue la única vez que lo vi hasta ahora. Tenía yo 17 años y él era un peludo”, añade, marcando el contraste con la calvicie del actual ministro de Comunicación.A Delcy, presidenta de la todopoderosa Asamblea Constituyente chavista, apenas la vino a conocer personalmente en República Dominicana, sede de los diálogos que se reanudarán este viernes.

– Virulencia política –La fecundidad del patriarca es origen de múltiples paradojas.

En una ocasión, evoca Florido, su padre le dio un aventón a un desconocido que viajaba desde Caracas a Lara, de donde es la estirpe, y el hombre resultó ser su hermano.

“Le comentó que era de Jabón, un pueblito llamado así porque es muy resbaloso cuando llueve, y mi padre le dijo: ‘¡chico, yo también!, ¿cómo se llama tu papá?’. Y el hombre le respondió: ‘Pascual Florido. ¡Pero si es el mismo mío!'”, relató el diputado.Por esas mismas casualidades, Florido y Delcy han librado una guerra fuera de Venezuela: él denunciando la “dictadura” del presidente Nicolás Maduro, y la beligerante excanciller de 48 años acusando a los “apátridas” y defendiendo al gobierno de los “ataques del imperio”.

La virulencia, sin embargo, se limita al terreno político. En una oportunidad, Jorge, psiquiatra de 52 años, pidió investigar a Florido por supuestamente especular con importaciones de alimentos.

Las cuestiones personales las han ventilado terceros. El año pasado, el poderoso dirigente chavista Diosdado Cabello acusó la familia Florido de haberle robado la herencia a los Rodríguez.

“¿Dónde está la parte de los hermanos Rodríguez? Se la robaste, así son los pillos”, sostuvo Cabello, trenzado en una pelea con Florido tras denuncias del diputado sobre malos tratos en prisión a su líder, Leopoldo López.

“¿Tú crees que cuando nosotros estemos en el poder no te podemos hacer lo mismo? Te podemos hacer cosas peores… pero no somos así”, había dicho Florido.

– En orillas distintas –La polarización ha permeado a muchas familias venezolanas, y los antagonismos tocan altas esferas.

Una hija criada por el exalcalde de Caracas Antonio Ledezma, quien en noviembre escapó de su arresto domiciliario a Europa, está casada con Andrés Izarra, exministro chavista.

Otro caso es el de Didalco Bolívar y su hija Manuela. Oficialista él, opositora ella, rivalizaron como parlamentarios.

Florido cuenta que algunas personas lo han cuestionado en la calle por su vínculo sanguíneo con los Rodríguez, pero es enfático: “Hemos crecido en orillas muy distintas y muy distantes”.

Los respeta a su manera. A Jorge, lector voraz que diagnóstica patologías en televisión a sus rivales, lo considera “un tipo muy peligroso porque es muy inteligente”.

“Hay que tenerle mucho cuidado por su condición de psiquiatra, pero puedes tener una conversación respetuosa con él. Delcy es un poco más difícil, se abre menos”, comenta.Y aclara que aunque la negociación no los ha unido, es el punto del que emergerá, ahora o en el futuro, la solución a la encrucijada venezolana.

“No es fácil con tanta rabia que hay, tanto odio de parte de ellos principalmente, y también de parte nuestra. La gente con tanta frustración ha terminado odiando. Pero tenemos que aprender a coexistir”.




Una red de 30 personas y 40 empresas conforman el entramado que utilizó Rafael Ramírez Carreño, presidente de Pdvsa durante diez años, para lavar más de dos mil millones de dólares en Banca Privada de Andorra (BPA). Entre los miembros de la red que funcionó entre 2006 y 2012, destacan sus primos Diego Salazar Carreño, Luis Mariano Rodríguez Cabello, José Enrique Luongo Rotundo y el asegurador Omar Farías Luces.

La información se desprende de la Rogatoria que las autoridades judiciales de Andorra enviaron a la Fiscalía General de Venezuela, a la cual tuvo acceso CuentasClarasDigital.org. A través del documento oficial número 4103434 del año 2012, la Batllia D´Andorra solicita información al Ministerio Público venezolano sobre un grupo de personas y empresas bajo investigación en el Principado europeo por el delito de lavado de dinero y valores.acerca deLo Mejor De La acerca de MP-caso-BPA-AN

El poder de los primos

Los investigadores andorranos desconfían de las empresas de Diego Salazar, utilizadas para movilizar cientos de millones de dólares en BPA, a las que califican de “sociedades pantalla”. Registradas en varios paraísos fiscales, en especial en Panamá a través del bufete Aleman Cordero Galindo & Lee, la mayoría aparece a nombre de Luis Mariano Rodríguez Cabello y José Enrique Luongo Rotundo, primos de Ramírez, siendo el beneficiario final de todas ellas Diego Salazar Carreño, también primo de Rafael Ramírez Carreño.

Desde las cuentas de los primos de Ramírez se realizaron numerosas operaciones entre personas naturales y jurídicas dentro y fuera de BPA, poniendo en evidencia decenas de transferencias con escasa o ninguna justificación a una serie de directivos de Pdvsa.

Sin embargo, más numerosos aún resultan los pagos realizados desde cuentas de contratistas de Pdvsa a las cuentas de los primos.

Un ejemplo de este tipo de operaciones es la efectuada desde una cuenta corporativa de Omar Farías, asegurador de Pdvsa, a la empresa registrada en Panamá Antigua Omega Inc. propiedad de José Enrique Luongo Rotundo y cuyo apoderado es Luis Mariano Rodríguez.

La cuenta número AD 28 0006 0008 2312 0034 8856 de Antigua Omega en BPA tenía un saldo de casi 218 millones de dólares en 2012 cuando las autoridades andorranas iniciaron la investigación que condujo a la Rogatoria. La suma provino de dos traspasos internos, uno por 177 millones de dólares por medio de 6 transferencias ordenadas desde un depósito abierto en BPA titularidad de la contratista de Pdvsa Compañía General de Combustibles CGC SA, una de las principales petroleras argentinas y otro por 14 millones de dólares de una cuenta de la compañía ISB Sociedad CS, SA de Omar Farías Luces, asegurador de Pdvsa y de otros cuatrocientos organismos públicos venezolanos entre ministerios, institutos, gobernaciones y alcaldías.

Esta es solo una de las decenas de transferencias que el controversial asegurador Omar Farías realizó a las cuentas de los primos y testaferros de Rafael Ramírez, incluyendo a Diego Salazar con el que dijo “no tener ningún tipo de negocio” en una entrevista al diario español El Mundo realizada a raíz del escándalo de las cuentas de venezolanos en BPA.

Omar Farías es uno de los principales responsables de la crisis financiera de 2009 en la cual decenas de socios y directivos de bancos, casas de bolsa y aseguradoras actuaron como una red para defraudar a la nación. Seguros Premier, propiedad de Farías, fue intervenida y acusada de ser parte de la plataforma financiera usada para actividades ilícitas. Sin embargo, el escándalo no impidió que Farías – protegido desde los más altos niveles del poder – siguiera siendo uno de los principales aseguradores de entidades del régimen, incluyendo Pdvsa. Un reportaje publicado inicialmente en El Nuevo Herald reveló que los contratos de cobertura de Seguros Constitución con la petrolera, que abarcaban las pólizas patrimoniales de cobertura nacional e internacional, tenían sobreprecios que superaban los 100 millones de dólares anuales.

Farías trató de incursionar en el negocio de los seguros en otros países pero no fue tan exitoso. Tanto en España como en Panamá y Ecuador, las autoridades financieras tomaron acciones legales contra sus empresas por operaciones sospechosas de lavado de dinero.

Los seguros de Pdvsa el gran negocio de Salazar, Farías y Víctor Vargas

A raíz de la explosión de Amuay, una de las mayores tragedias de la industria petrolera a nivel mundial, la opinión pública conoció un poco más acerca de los oscuros y fraudulentos negociados con los seguros y reaseguros de Pdvsa en manos de Diego Salazar, Omar Farías y Víctor Vargas Irausquín.

Uno de los receptores de las millonarias transferencias de Omar Farías dentro de BPA, José Enrique Luongo Rotundo, primo de Rafael Ramírez y de Diego Salazar, también es familiar de Jesús Enrique Luongo Demari, actual vicepresidente de Refinación, Comercio y Suministro de Pdvsa, quien era el gerente del Centro de Refinación Paraguaná en 2012, momento de la explosión de Amuay en la que perdieron la vida 42 personas, 5 permanecen desaparecidas y más de 150 resultaron seriamente lesionadas.

Desde un primer momento, Luongo Demaria descartó que el siniestro se debiera a falta de mantenimiento. A pocas horas de la explosión, con los tanques aún ardiendo y sin conocer el número de víctimas ni los daños finales, declaró a Venezolana de TV acompañado de Elías Jaua , vice presidente de la República para el momento, desestimando las denuncias de falta de mantenimiento en lo que calificó como “una matriz de opinión” sin fundamento y avalando la labor preventiva de “la nueva Pdvsa”.

Sus declaraciones fueron fundamentales para sustentar la opinión de Rafael Ramírez que atribuyó la tragedia a un sabotaje de sectores de la oposición con lo cual quedaba justificado que las compañías de seguros no pagaran a Pdvsa.

Sin embargo, la realidad parece haber sido otra.

Según expertos del sector asegurador internacional, el costo del programa de seguros de Pdvsa se había triplicado desde 2000 a 2008. Diego Salazar y otros allegados y familiares de Rafael Ramírez –como su cuñado Baldo Sansó, George Kabboul, Antonio Simancas, Héctor Gamboa y Eudomario Carruyo – otro cliente de BPA y protagonista de Los Papeles de Panamá – montaron un entramado de corrupción con base en el pago de primas de los seguros que le habría reportado millonarias comisiones al grupo y perjudicado seriamente los intereses de la petrolera.

En el libro El Gran Saqueo de Tablante y Tarre, se señala que entre las irregularidades detectadas con el caso Amuay figura el hecho de que Pdvsa no había contratado cobertura por concepto de lucro cesante o interrupción del negocio, de manera que la pérdida por este concepto, que fue de 1.200 millones de dólares, tuvo que ser asumida por PDV Insurance Company, es decir, la propia petrolera.

Al día de hoy se desconoce si La Occidental de Seguros de Víctor Vargas cubrió las pérdidas relativas al patrimonio como tampoco se ha tenido acceso al informe final del siniestro, tanto de Pdvsa como del Ministerio Público. Ramírez anunció el 25 de agosto de 2013 que “cuando la Fiscalía autorice publicaremos el informe sobre el sabotaje en Amuay”. Tres años después, ni Pdvsa ni el MP han publicado absolutamente nada sobre el tema.

Esta situación privó a la petrolera de los recursos necesarios para recuperar la planta. Expertos señalan que debido a ello Amuay está produciendo solo la mitad de su capacidad diaria.

El MP “investiga” el caso BPA desde hace cuatro años

La Rogatoria dirigida por las autoridades de Andorra al Ministerio Público venezolano aspiraba a aclarar las decenas de operaciones en su mayoría “muy genéricas y sin soporte documental suficiente dada la importancia del volumen económico” realizadas por la red de los primos de Rafael Ramírez en Banca Privada de Andorra. Hasta la fecha, se desconoce si la Fiscalía General respondió la solicitud.

Ante un requerimiento similar realizado en marzo por la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional que investiga a Ramírez, el Ministerio Público, a través de la directora Contra la Corrupción Paula Ziri Castro, negó suministrar información aduciendo que luego de cuatro años, “el proceso actualmente se encuentra en fase de investigación”.

Fuente: cuentasclarasdigital




Los más recientes análisis del sector militar incorporan la posibilidad de un cese indefinido de actividades laborales en el país, sustentado por la aplicación del artículo 350 de la Constitución. “Para que tenga efecto sobre los profesionales de armas, tendría que restringir las actividades administrativas en Fuerte Tiuna”, afirmó el coronel retirado Antonio Guevara

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) comienza a evaluar el escenario de un paro nacional, como parte de la escalada conflictiva contra el presidente Nicolás Maduro. Los más recientes análisis del Comando Estratégico Operacional (Ceofanb) incorporaron en el menú de “acciones más peligrosas” para el régimen la posibilidad de un cese total de actividad laboral, en un contexto en el que las fuerzas opositoras comienzan a invocar con seriedad el artículo 350 de la Constitución. La letra versa y sostiene el desconocimiento de “cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios o garantías democráticas o que menoscabe los derechos humanos”.

Las evaluaciones de la cúpula militar fueron distribuidas la primera semana de junio de 2017 a todas las zonas operativas de defensa integral en una “forma de mensaje conjunto” tachada de “secreto”, que se hizo del conocimiento público en la medida en que pasaba de mano en mano por la extensa e inextricable burocracia del Ministerio de la Defensa.

Según el texto, todos los jefes de zonas castrenses “deberán considerar en su planificación operacional” el resultado de este último examen a la situación política del país. Las actividades más recientes en las protestas antigubernamentales indican que Distrito Capital, Barinas, Bolívar, Mérida, Miranda y Táchira “registran niveles de conflictividad elevados”.

El problema de fondo para los militares es que las protestas llegaron al municipio Libertador del Distrito Capital. En análisis anteriores del mismo Comando Unificado de la FANB, a los que se tuvo acceso para la hechura de este trabajo, la acción de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y las policías había logrado mantener en relativa tranquilidad al centro del poder político nacional. Esa situación cambió de la noche a la mañana, con expresiones de descontento motivadas por factores sociales, como por ejemplo la carencia de alimentos.

En Barinas, de acuerdo con las estadísticas castrenses, han fallecido once personas por la conflictividad política. Allí la Operación Zamora para el mantenimiento del orden interno fue elevada a nivel amarillo —el segundo de tres en la escala de alertas—, con la finalidad de aplacar una ola de saqueos y actos vandálicos. Un destacamento de la GNB y un puesto policial fueron atacados y quemados. Zenaida Gallardo renunció a la Gobernación y fue reemplazada por el secretario de Gobierno Adán Chávez, hermano del extinto presidente Hugo Chávez.

Marcha opositora Gustavo Vera

A los seis estados de la lista inicial podrían unirse en los próximos días Aragua, Carabobo, Lara, Portuguesa, Nueva Esparta y Trujillo, de acuerdo con la evolución de las protestas en cada localidad. En los documentos anteriores, Portuguesa no figuraba en el mapa de la conflictividad política. Sus habitantes, de acuerdo con las encuestas de opinión, suelen mostrar niveles de aceptación a la gestión presidencial muy por encima del promedio nacional, junto al estado Cojedes.

“Clima de violencia mortal”

De acuerdo a las evaluaciones, adentro de los cuarteles se vende la imagen de que los opositores al Gobierno son los únicos generadores de violencia. Desde luego, estos diagnósticos omiten un dato esencial: de los 67 muertos contados desde abril de 2017 hasta la fecha de hoy solo tres (4,4%) pertenecían a las filas de los cuerpos de seguridad. De hecho, solo un uniformado ha sido ultimado en estos días —un caso que investiga la Fiscalía. Se trata de un sargento de la GN al que le dispararon en San Antonio de los Altos con una pistola que estaba en custodia de la Fuerza Armada desde 2016.

Sin embargo, el radiograma distribuido insiste en que las manifestaciones de calle tienen como fin “continuar generando un clima de violencia mortal”, que refuerce una “matriz de opinión” según la cual los cuerpos represivos hacen uso excesivo y desproporcionado de la fuerza.

Cuando este radiograma era elaborado, el lunes 5 de junio 2017, el país veía con asombro y estupor cómo efectivos de la GNB y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) no solo reprimían sin misericordia a manifestantes en Altamira y Chuao sino que también los golpeaban y robaban, disparaban con armas de fuego y atacaban a trabajadores de los medios de comunicación y les destruían sus equipos. En Zulia, incluso, los detuvieron con el argumento de que hacían tomas en “zonas de seguridad”.

El martes 6 de junio, cuando comenzaba la divulgación del documento, el ministro de la Defensa, general en jefe Vladimir Padrino, calificaba como “atrocidades” los actos presenciados el día anterior. Un mensaje que contrasta con los términos de las evaluaciones que se hacen en su propio despacho.

El siguiente paso

En un diagnóstico efectuado por Ceofanb con anterioridad, la expresión “paro nacional” no figuraba en el panorama. Ahora, está de primera en la lista de acciones “más peligrosas” que emprendería la oposición. El coronel retirado del Ejército Antonio Guevara explica: “para que una huelga tenga efecto sobre el sector militar tendría que restringir de alguna forma las actividades administrativas en Fuerte Tiuna”, que es el centro de actividad de la FANB.

Recordó que durante manifestaciones pacíficas realizadas en Los Próceres durante las últimas dos semanas las medidas de seguridad aplicadas fueron de tal magnitud que impidieron parcialmente el paso de los trabajadores civiles, así como la salida de las personas que residen en el sector. “El Ipsfa cerró y el fuerte se paralizó”, indicó.

A su juicio, es necesario combinar la magnitud de las protestas con dosis de creatividad e imaginación, que mantengan la actividad opositora en su carácter pacífico. “Es inevitable el concurso de la Fuerza Armada en la transición. Por lo tanto no puedes confrontarla, pero sí enviarle mensajes y contenidos que la sensibilicen en torno a lo que está sucediendo en el país”, sugirió Guevara, quien actualmente se desempeña como consultor en temas políticos y de seguridad.

El oficial retirado mencionó los llamados “madrugonazos” como parte del menú de acciones posibles. Y este es precisamente el segundo peligro que avizora el Ceofanb, a propósito de un ensayo efectuado por diputados frente a la Comandancia General de la GN, el 11 de abril.

Los otros riesgos delineados por la cúpula castrense son “acciones violentas” contra instalaciones de Petróleos de Venezuela y del Gobierno en general, y arremetidas contra unidades militares y saqueos “en sectores con mayor índice de conflictividad”. Finalmente, el ataque selectivo a funcionarios y “líderes políticos de ambas facciones”.

Más calle

Si en algo coinciden los análisis hechos por la FANB con los de académicos y consultores es que la confrontación en Venezuela pareciera no tener freno. “Todo señala que la conflictividad no mermará, y mucho más mientras se convoque a la Asamblea Nacional Constituyente”, advirtió el profesor del Departamento de Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Internacional de Florida, Eduardo Gamarra.

Para el académico es claro que tanto el Ejército como la Aviación y la Armada han optado por mantenerse al margen de la represión, y delegar esta tarea a la GNB que en la actualidad “tiene una imagen horrible”. Vituperable. Este componente ha sido hasta ahora el principal ejecutor de la Operación Zamora, ordenada por el presidente Maduro a principios de abril, cuando columbraba el recrudecimiento de las manifestaciones callejeras.

La acción militar se ha avivado en Barinas, Táchira, Lara, Zulia y Distrito Capital. Ha tiznado de inclemencia y rudeza, calles y casas de ciudadanos. “Si continúa la escalada es probable que sea necesario decretar un estado de conmoción interna, lo que abriría las puertas a una intervención del Ejército”, descompone el panorama el Coronel Guevara.

El riesgo en este escenario es que los soldados del mayor componente castrense salgan a las calles y no regresen hasta que haya cambiado el Gobierno. Guevara recordó que durante la crisis de abril de 2002 la Guardia Nacional fue rebasada por la acción popular y se llegó a un “punto de quiebre” que obligó al entonces presidente Chávez a activar el Plan Soberanía en Caracas —conocido como Plan Ávila—, inmediato predecesor del Plan Zamora. “Entonces el alto mando de la GN ordenó el repliegue de sus tropas, y luego siguieron los demás componentes, que desconocieron la autoridad del Presidente”, recordó.

De inmediato, la alta oficialidad encabezada por el general Lucas Rincón le dijo al mandatario que lo mejor era separarse del poder. Este guion podría repetirse en 2017, con algunas variantes. De allí que los militares hayan ordenado en los sucesivos diagnósticos “reorientar los esfuerzos en realizar actividades de inteligencia” que permitan obtener alertas tempranas y “evitar la ejecución de los eventos planificados”.

Fuente: climax




Dentro de algunos años, cuando se haga la historia del siglo XX venezolano sin el apasionamiento con el que se analiza aún ese período, dado el impacto que tiene en nuestras vidas, estoy seguro de que se revalorizará la figura de Teodoro Petkoff.

Teodoro ha vuelto a ser noticia en estos días. Ha sido sobreseído en un esperpento judicial que le montó el poder. Es un nuevo capítulo de la vida de Petkoff, quien está retirado de la vida pública luego de ser protagonista de primer orden en Venezuela en la segunda mitad del siglo XX y en las primeras décadas del siglo XXI.

El periodismo político aplanó la trayectoria intelectual y política de Teodoro en esa manía periodística de tener una frase que ayude a definir al personaje. De esa manera, tantas veces en las agencias internacionales de noticias también terminé escribiendo “Teodoro Petkoff, el ex líder guerrillero…” Y digo que se aplanó su trayectoria porque en realidad Teodoro, para toda la izquierda e intelectualidad en Europa y América Latina, fue en verdad un ícono.

Con su libro “Checoslovaquia, el socialismo como problema”, Petkoff marcó una ruptura intelectual y política para toda una generación latinoamericana y europea con el socialismo burocratizado y represivo de la extinta URSS. La historia terminó dándole la razón a Teodoro, quien al cuestionar en 1969 la imposición de Moscú sobre la primavera checa, trazó la crítica –desde la izquierda- en contra de la burocracia comunista, la misma que terminaría implosionando tres décadas después.Teodoro fundó luego el Movimiento al Socialismo, junto con el también emblemático Pompeyo Márquez, tuvo la experiencia como ministro en la segunda administración de Rafael Caldera, relanzó el diario El Mundo (cuando era vespertino) y luego fundó Tal Cual. Parlamentario de larga data ha tenido la capacidad de revisar sus propias decisiones e incluso corregirlas en público. “Sólo los estúpidos no cambian de opinión” es una de sus frases que simbolizan su perspectiva vital.

En la parte final de los 90, siendo periodista de una agencia de prensa europea, comencé a frecuentar las ruedas de prensa que ofrecía Petkoff como ministro, y también comenzó a ser una fuente ineludible en años en los que no parecía pasar nada en Venezuela. Teodoro, con su estilo vehemente y polémico, terminaba siempre por darle algún titular a los periodistas que supieran pescar en su discurso.

Al pasar los años e iniciarse el siglo XXI, Teodoro dejó la arena política, al entender que desde la prensa (dirigiendo un periódico) podría incidir públicamente. Era otra forma de hacer política no partidista. Yo por aquel tiempo dejé el periodismo diario para buscar un espacio en la universidad, el país necesitaba de análisis, reflexión y explicaciones. Luego de algunos años nos encontramos.

La innovación a la que apostaba Tal Cual les llevó a abrir una columna dedicada a analizar el tema de los medios y la libertad de expresión en Venezuela. En conversaciones con Javier Conde, entonces jefe de redacción, bautizamos como “Infocracia” a aquella columna semanal que comenzó a publicarse en 2005. Dos años después, el cierre de RCTV vino a demostrar la importancia de aquel tema (los medios y las libertades) en la agenda pública nacional. En mi caso, Infocracia pasó ser una suerte de sello personal.

Ser colaborador de Tal Cual me abrió la puerta para conversar ocasionalmente con Teodoro. Durante varios años cada vez que me tocaba recibir y atender en Venezuela a periodistas, académicos o defensores de derechos humanos, una cita obligada era llevarles a un encuentro con Petkoff. Para algunos de ellos, en verdad, entrevistarse con él en persona, terminaba siendo lo más significativo de su visita al país.

Por aquel tiempo, por el año 2009, Teodoro me dio una lección de humildad por la que estaré en deuda con él, siempre. Azucena, su fiel asistente, me llamó: Teodoro quiere verte. Pensé que sería para tratar algún asunto relacionado con mi columna o sobre algún trabajo especial para Tal Cual.

Cuando llegó el día pautado para la reunión, Teodoro me explica que va a tener un encuentro con editores y directores de medios en Estados Unidos y que le han pedido su visión sobre la situación de libertad de prensa en Venezuela.

Libreta y lápiz en mano Teodoro me pidió que le explicara, sí, que yo le explicara, cómo es que funcionaba la hegemonía comunicacional y sus tentáculos en Venezuela.

Durante la siguiente hora Petkoff sencillamente fue un discípulo, me hacía preguntas, tomaba notas y me pedía precisiones. Aquel momento ha marcado un hito en mi vida personal y profesional.

Gracias, Teodoro.