El Municipio de Guanta​ ubicado al noreste de Anzoátegui, una apacible población aproximada de 70 mil habitantes vivió este martes 19, horas de tensión y angustia, tras un percance perturbador, ya para muchos, vaticinado.

La majestudosa Planta de Vencemos de Pertigalete, la otrora cementera más importante del país, productora y comercializadora de cemento, derivados y explotación de materias primas destinados a la construcción, fundada por un grupo de empresarios en el año 1943, con récords de ausencia de accidentes laborales, hasta su privatización.

Hoy explotó de manera estruendosa, según reportes de la dirección de Protección Civil municipal, en el proceso de arranque de una enorme turbina, al generar acumulación de gases en una de las chimeneas que mueven la planta de generación eléctrica, lo que para los expertos les señaló falta de mantenimiento.Todo el personal de la planta tuvo que ser evacuada luego de una ensordecedor estallido.

La onda expansiva afectó la parte del dispensario y varias edificaciones ubicadas alrededor de la planta eléctrica. Afortunadamente no hubo heridos ni perdidas humana que lamentar.

Marcelo Galvis, alcalde de esa jurisdicción, informó que el siniestro solo dejó daños materiales en la zona de servicios médicos y las oficinas de dirección de la planta y que no hubo personas heridas.

De los 280 trabajadores que se mantienen actualmente activos en la cementera, en el área del evento estaban laborando unos 40 empleados. Vecinos aseguran que en edificios residenciales cercanos, oficinas y algunos vehículos se le rompieron los vidrios por la explosión.

Sin embargo, un informante resaltó que este tipo de situaciones se deriva de la falta de inversión y el mal estado en que se encuentra la planta. Aseguró que en la actualidad, Vencemos trabaja al 10% de su capacidad instalada. De siete hornos sólo funciona uno y de los cinco molinos de cemento también está en marcha uno.