Juan Guaidó se pronunció este domingo sobre las denuncias de corrupción contra aliados de su gobierno interino, que desataron una crisis en el seno de la oposición nacional. El presidente interino de Venezuela aseguró que no va a “tapar los delitos de nadie” y sostuvo que se trata de una caso de “corrupción y conspiración para mantener a Maduro en el poder”.

El líder de la Asamblea Nacional (AN), de mayoría opositor, señaló luego de una investigación periodística publicada este domingo por el portal web Armando.Info, que nueve diputados opositores -algunos de la Comisión de Contraloría del Parlamento- realizaron gestiones a favor del empresario colombiano Carlos Lizcano, vinculado con el programa Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), utilizado por el régimen de Maduro para distribuir alimentos subsidiados y que ha estado en el foco de denuncias de corrupción en los últimos años.

Vale destacar que tanto Saab y Pulido enfrentan acusaciones de la justicia estadounidense por lavado de dinero proveniente del plan de Maduro, que la oposición denuncia como una estrategia de control social.  Lizcano es identificado por el portal como “subalterno” de otros dos empresarios colombianos, Alex Saab y su socio Álvaro Pulido, sancionados el pasado 25 de julio por Estados Unidos tras acusaciones de sobreprecios en sus importaciones de comida para los CLAP.

Los legisladores, según la investigación, enviaron comunicaciones a autoridades de Colombia y Estados Unidos pidiendo “indulgencia” para Lizcano, al considerar que no estaba involucrado en los ilícitos de Saab y Pulido.

Los parlamentarios involucrados son: Richard Arteaga (VP Anzoátegui), José Brito (PJ Anzoátegui), Chaim Bucaram (UNT Anzoátegui), Luis Eduardo Parra Rivero (PJ - Yaracuy), Adolfo Superlano (Barinas), Conrado Pérez Linares (PJ Trujillo), Guillermo Luces (VP Aragua), Héctor Vargas (UNT Zulia), William Barrientos (UNT Zulia), Roger León (amigo de Parra), Carlos Herrera (ex-concejal del Dtto Metropolitano). Quien se niegue a colaborar con cualquier investigación es el primer conspirador contra su honor, contra el parlamento, contra sus hermanos y contra la causa de la libertad”, indicó Guaidó. Y agregó: “Reitero mi respeto y solidaridad con la prensa libre y también con la gran mayoría de los diputados que no han caído en esto”.

No obstante, el presidente interino aseveró que “esto forma parte de un plan mayor”: “No se trata solamente de exculpar a unos corruptos y ensuciar al Parlamento. Lo que realmente está detrás es que este fue el mecanismo usado por la dictadura para penetrar en el Parlamento e iniciar un complot que busca amenazar y comprar diputados de cara al 5 de enero (...) Esta investigación está aún en curso, es corrupción y conspiración para mantener a Maduro en el poder”.

De igual forma, celebró la postura adoptada por los partidos políticos que tienen militantes implicados en el caso. Voluntad Popular y Primero Justicia sancionaron a sus diputados y los retiraron de las comisiones en las que participan, mientras que Cambiemos Movimiento Ciudadano ratificó la expulsión de tres parlamentarios e instó a que les sea allanada la inmunidad parlamentaria y se de curso a las investigaciones ante los organismos respectivos.

Fuente: armando.info/albertonews/talcual