" />

El ministro de la Defensa, el jefe del Comando Estratégico Operacional, los comandantes de la Milicia, de la Armada y de la Guardia Nacional, son parte de los premiados tras veto internacional. El general Bladimir Lugo Armas es el único comandante de zona de la GN sancionado que se mantiene en su cargo, el resto, todos han sido "enchufados" en cargos superiores.

Las recientes sanciones de Estados Unidos contra el gobierno de Nicolás Maduro recordaron las medidas administrativas que ese país, la Unión Europea y Canadá, entre otras, han emitido para establecer un veto a miembros de la Fuerza Armada Nacional (FAN) que han avalado las políticas revolucionarios. Algunos de estos oficiales fueron ratificados en su cargos tras las sanciones, como ocurrió con el Ministro de la Defensa y el jefe del Comando Estratégico Operacional y el comandante general de la Armada, y otros han sido reconocidos con posiciones de mayor jerarquía, lo que algunos consideran como una suerte de premiación o de desagravio ante lo que se considera una afrenta.

Esto último ocurrió, por ejemplo, con los mayores generales Manuel Gregorio Bernal Martínez, Jesús María Mantilla Oliveros y Fabio Zavarce Pabón quienes, en julio de 2019 fueron designados como comandante de la Milicia, Jefe de Estado Mayor Conjunto del Comando Estratégico Operacional y comandante de la Guardia Nacional (GN). También se repitió este patrón con el coronel Bladimir Alberto Lugo Armas, quien fue un cuestionado jefe de seguridad de la Asamblea Nacional (AN) y ahora es jefe del comando de zona de la GN en el estado Zulia.

José Alberto Olivar, analista del sector castrense, puntualizó que las sanciones internacionales son emitidas "en la línea clásica de alentar el deslave interno, en llevar hacia un callejón sin salida que motive a algunas figuras a buscar la salvaguarda del patrimonio mal habido, a cambio de no seguir fungiendo de sostén del régimen. Dentro de la Fuerza Armada hacen flaquear el espíritu de cuerpo en la oficialidad y pueden estimular nuevos brotes de disidencia. Con estas medidas, el honor militar esta en entredicho y ello repercute en la moral de la institución".

Olivar recordó que Maduro reparte los mandos o cuadros organizativos de la FAN en función de la lealtad de los oficiales y de allí parten los enroques. Precisamente, varios de esos militares leales han terminado bajo el ojo del huracán y con imposibilidad de ingresar y movilizar activos en los países que los sancionan.

Por su parte, el abogado Alí Daniels, director de Acceso a la Justicia, señaló que la política de premiaciones o de asignación de mayores responsabilidades a los oficiales señalados tiene doble efecto.

"Por un lado, se busca acallar el impacto que tienen dentro de la FAN las sanciones y, por otro lado, tratar de decir al militar afectado que se premia su lealtad. Sin embargo, en la medida en que se vaya rotando el Alto Mando se va perdiendo ese efecto. Aunque el gobierno otorga beneficios a la Fuerza Armada para que no reciba el efecto de la realidad que vive el país, a la larga esto no puede ocultarse", indicó el abogado Alí Daniels.

Agregó que el hecho de que Maduro cambie a los oficiales sancionados de un cargo a otro dentro de la organización castrense es una manera de desafiar las medidas internacionales.

El ministro de la Defensa, general en Jefe (Ej) Vladimir Padrino López, llamó a la FAN a cerrar filas contra las sanciones.

“En momentos como estos tenemos que ser más camaradas, más compañeros. Un ejército debe estar nucleado para enfrentar la agresión. Todos los líderes y lideresas revolucionarias tienen que irse a las calles a ver y sentir los sufrimientos y calamidades del pueblo del que venimos. Tenemos que unir fuerzas, respetando los linderos de nuestras atribuciones, pero caminando por el mismo sendero”, conminó el alto oficial el 10 de agosto, durante un acto militar.

“Yo estoy sancionado y estoy orgulloso de estarlo. Que sancionen a todos los que quieran sancionar pero dejen a Venezuela vivir en paz y que nos demos nuestras propias autoridades. Unidos tenemos que darle una respuesta al imperio, pero no en palabras, sino en producción; en una resistencia activa, no pasiva. Ante la adversidad unidad patriota”, subrayó el general en Jefe (Ej) Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa, durante un acto militar el 10 de agosto de 2019.

Pero esa no fue la única respuesta del militar a las sanciones. En marzo de 2019, el titular castrense informó que ordenó pasar al Departamento del Tesoro de los EEUU la nómina completa de los oficiales generales y almirantes de la FAN para facilitar la tarea de sancionar por cuotas “a los revolucionarios defensores de la Constitución y de la soberanía nacional”.

En septiembre de 2018, Padrino López, titular castrense desde 2014 y ratificado en julio de 2019, fue sancionado por La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), adscrita al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. El argumento para dictar la medida fue apuntar hacia los responsables de la “trágica disminución” de Venezuela y frenar el enriquecimiento ilícito. Las sanciones incluyen el congelamiento de los bienes en el territorio estadounidense y la prohibición de hacer operaciones financieras. La sanción contra el alto oficial, y otros civiles y militares, fue replicada por Canadá.

“Canadá no se mantendrá en silencio mientras el Gobierno de Venezuela roba a su pueblo sus derechos democráticos fundamentales. El anuncio de hoy sobre sanciones en contra del régimen de Maduro recalca nuestro compromiso con la defensa de la democracia y los derechos humanos alrededor del mundo. Canadá se mantiene solidario con el pueblo de Venezuela mientras este lucha para restaurar la democracia en su país”, advirtió la ministra de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland.

Otro de los oficiales sancionados y ratificado en su cargo es el jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada (Ceofan), almirante en jefe Remigio Ceballos Ichaso, quien fue vetado, en 2017, por Canadá debido al “comportamiento antidemocrático” del gobierno de Maduro. El marino además tiene prohibido transar cuentas y hacer negocios en 32 países europeos, como también ocurre con el comandante de la Armada, almirante Giuseppe Alessandro Martin Alessandrello Cimadevilla, otro de los militares a los que Maduro ratificó en su cargo en julio de 2019, y también vetado por Canadá hace dos años.

En abril de 2019, Canadá dictó una cuarta ronda de medidas coercitivas contra Venezuela que incluye a 43 funcionarios, en cuyo grupo estaba el comandante de la Armada. El gobierno de ese país esgrimió que la medida se ejecutó en “respuesta a los intentos del régimen de Maduro de fortalecer su gobierno autoritario sobre Venezuela”.

En abril de 2019, Canadá dictó una cuarta ronda de medidas coercitivas contra Venezuela que incluye a 43 funcionarios, en cuyo grupo estaba el comandante de la Armada. El gobierno de ese país esgrimió que la medida se ejecutó en “respuesta a los intentos del régimen de Maduro de fortalecer su gobierno autoritario sobre Venezuela”.

En el referido grupo de sancionados también se incluyó al mayor general Manuel Gregorio Bernal Martínez, a quien Maduro promovió desde la Región Estratégica de Defensa Integral (REDI) Los Andes hasta la comandancia general de la Milicia y al cual se le encomendó una meta ambiciosa: lograr 3 millones de milicianos en 2019 y, en 2020, 4 millones.

Bernal Martínez, exdirector del Servicio Bolivariano de Inteligencia Militar (Sebin), fue sancionado por Estados Unidos en 2015. Fue en la misma orden ejecutiva con la cual el Departamento del Tesoro vetó al actual director del Sebin, general en jefe Gustavo González López.

Por su parte, el mayor general Favio Enrique Zavarce Pabón, desde julio de 2019 comandante de la GN y quien ha escalado posiciones dentro de la línea de mando, figura en la lista de sancionados por Estados Unidos en 2018. El oficial, que hasta mediados de 2019 comandó la REDI Occidente, fue señalado por el Departamento del Tesoro como uno de los militares con "alegada responsabilidad por actos de represión por miembros de la Guardia Nacional contra protestas callejeras en Venezuela".

Durante la recolección de firmas en las unidades militares contra las sanciones del gobierno de Donald Trump, el comandante de la GN señaló, el 15 de agosto, que "ante los ataques multiforme del imperialismo norteamericano, hoy firmamos con conciencia revolucionaria y es nuestra respuesta ante tan viles agresiones. ¡Aquí estamos en perfecta unión cívico-militar, dispuestos a todo, por defender la patria!".

Aunque no fue ratificado en el Ejército, el recién ascendido general en Jefe Jesús Rafael Suárez Chourio, también sancionado, fue pasado por Maduro a dirigir el Estado Mayor de la Comandancia en Jefe de la FAN. El alto oficial fue sancionado por Estados Unidos, en 2017, también ha sido señalado por Canadá.

El 7 de agosto de 2019, junto a otros militares y civiles, a Súarez Chourio, Suiza le ratificó las sanciones impuestas el 10 de julio de 2018.

Al mayor general Jesús María Mantilla Oliveros, nombrado en julio de 2019 jefe del Estado Mayor Conjunto del Ceofan, el gobierno de Estados Unidos lo sancionó cuatro meses antes por su negativa al ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela el 23 de febrero. En ese entonces, el oficial, que pertenece a la promoción “General Tomás Montilla” que egresó del Ejército en 1987, fungía como comandante de la REDI Guayana.

“Los bloqueos fronterizos del expresidente Nicolás Maduro de camiones y barcos cargados con ayuda humanitaria son el último ejemplo de su régimen ilegítimo que restringe la entrega de alimentos y suministros críticamente necesarios para los venezolanos vulnerables. Estamos sancionando a los miembros de las fuerzas de seguridad de Maduro en respuesta a la violencia y las muertes trágicas", expresó el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

General Jesús Mantilla comandante del estado mayor, exministro de Salud

Otro militar reconocido pese a las sanciones es el general de brigada Bladimir Humberto Lugo Armas, quien desde hace pocos meses dirige el comando de zona 11 de la GN en el estado Zulia. Es el único de los comandantes de zona sancionados. En sus tiempos de coronel, Lugo Armas fue denunciado por agresiones a la prensa y a los diputados, justo cuando fue jefe de seguridad de la Asamblea Nacional (AN).

En agosto de 2017 fue sancionado por el Departamento del Tesoro por La Oficina de Control de Activos Extranjeros lo penalizó, junto a otros 7 venezolanos “por la organización o apoyo a la constitución de la Asamblea Constituyente (ANC)” y por su participación en “acciones antidemocráticas”. También fue vetado por Canadá.

Un dato importante sobre las sanciones es el que registra Control Ciudadano para la Seguridad, Defensa y Fuerza Armada, organización que indica que ninguno de los comandantes de las 8 REDI designados por Maduro, en julio de 2019, ha sido, hasta ahora, sancionado.

"Ninguno de los nuevos comandantes militares de las Regiones Estratégicas de Defensa Integral ha sido sancionado por los Estados Unidos, Canadá o la Unión Europea. Esto los expone a un severo escrutinio en materia de respeto a los derechos humanos en su gestión, por parte de la comunidad internacional, cuyas reglas están en el deber de cumplir, además, por mandato constitucional”, subrayo Rocío San Miguel, directora de Control Ciudadano para la Seguridad, Defensa y Fuerza Armada Nacional, en un análisis difundido por la organización.

Refieren la ONG que, hasta ahora, tampoco han sido sancionados los comandantes del Ejército y de la Aviación, los mayores generales Alexis Rodríguez Cabello y Pedro Alberto Juliac Lartiguez, respectivamente.

Fabio Zavarse Pabón
@FabioZavarse
#15ago || Ante los ataques multiforme del imperialismo norteamericano, hoy firmamos con conciencia revolucionaria y es nuestra respuesta ante tan viles agresiones. ¡Aquí estamos en perfecta unión cívico-militar, dispuestos a todo, por Defender la Patria!. #VenezuelaAvanzaYVence

12:04 - 15 ago. 2019

Fuente: talcual/elnacional/puntodecorte