Al menos 29 personas fallecidas y otras 38 resultaron gravemente heridas, entre ellas 11 policías durante un motín en un calabozo policial en Acarigua, estado Portuguesa, según la información preliminar de las autoridades, informó a Efe una fuente del Ministerio Público.

El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), aseguró a través de Twitter que el motín se registró en la Comandancia General de la Policía en el municipio Páez y responsabilizó de ello al Ministerio de Servicios Penitenciarios.

Hasta ahora ninguna autoridad ha ofrecido oficialmente detalles sobre el caso.

La Fiscalía está investigando el caso que se dio a conocer más temprano, aunque se desconoce con exactitud cuándo se produjo, a través de medios locales que manejan un número superior de víctimas.

El OVP ha denunciado el hacinamiento de los centros de reclusión de Venezuela, tanto en cárceles como en calabozos estatales y municipales, que albergan aproximadamente a 85.000 personas, y que ha degenerado en el incremento de la violencia.

Noticia en desarrollo...

ASUNTO: "CULMINA" MOTIN EN EL CENTRO DE COORDINACIÓN POLICIAL N° 2 DE LA POLICÍA DEL ESTADO, EN EL MUNICIPIO PÁEZ.

Siendo las 10:50 horas, de hoy viernes 24 de Mayo de 2019, fue controlado motín en el Centro de Coordinación Policial (CCP) N° 2, Gral. José A. Páez, municipio Páez, por parte comisiones mixtas de la PEP y FAES, coordinados por el Ministerio Público, luego de haberse entregado 540 privados de libertad, donde resultó abatido el líder negativo (pran), Wilfredo José Ramos Ferrer quien sostuvo fuerte enfrentamiento, en compañía de sus seguidores, con los organismos de seguridad, al momento de que el mismo lanzara un artefacto explosivo (granada) a los funcionarios actuantes, quien posteriormente fue trasladado a la emergencia del hospital Dr. Jesús M. Casal Ramos. Asimismo procederán a realizar requiza dentro de las celdas de dicho centro de reclusión, a fin de colectar armas fuego, granadas, armas blancas y de fabricación casera. Es de resaltar, que producto de esta situación irregular resultaron heridos unos 20 funcionarios policiales y fallecidos un aproximado de 25 delincuentes, en su mayoría pertenecientes al colectivo "carro".