El dirigente del Movimiento Laboralista, Froilán Barrios, denunció, en una entrevista con ND, que el gobierno utilizó el terrible deterioro del servicio eléctrico con la operación política del terror. Yo no tengo la menor duda de que eso fue utilizado por el mismo Estado para controlar las manifestaciones, las movilizaciones; que se están adelantando a nivel nacional; porque la gente está hastiada”.

La situación tanto en el Zulia como en Venezuela en general, es verdaderamente dramática, porque nunca en su vida habíamos tenido más de cien horas continúa de un apagón, y que refleja algo que venía acumulándose producto de la desinversión que venía avisándose permanentemente por parte de ex trabajadores de Enelven, del deterioro de la prestación del servicio.

Pero yo creo que más allá del detalle técnico que todo el mundo lo maneja y lo conoce, hay que analizar muy bien los entretelones de lo que sucedió en esos cinco días; que todavía tiene sus secuelas: ojo, no crean que esto desapareció, pues ayer de nuevo se ha ido la luz hasta en algunas partes de Caracas; aparte de que continuamente se están produciendo interrupciones abruptas que es lo que daña los aparatos eléctricos, y es que estamos viviendo, no tengo ninguna duda, la aplicación de un experimento del Ejecutivo.

Un experimento que yo lo llamo del terror. Es decir, donde el poder lo ejerce y lo abusa, para decir: yo te puedo apagar la luz cuando me da la gana y, sobre todo, conocer cuál sería la reacción de la ciudadanía al verse paralizada; porque todo se paralizó durante estos cinco días. Porque con la caída del servicio eléctrico, bueno, se cayeron todas las comunicaciones.

Este es un experimento, auspiciado desde el Estado, para crear aún más zozobra; porque, después que sucede todo esto, bueno, montan entonces un expediente en el clásico estilo de los sistemas dictatoriales contra Juan Guaidó; acusándolo, conjuntamente, con el senador estadounidense Marco Rubio, Donald Trump y etcétera, de toda una operación que, supuestamente, se realizó desde Huston y Chicago y toda esta parafernalia; porque tienen el control del TSJ; como de la Fiscalía, para inculpar y presionar a Guaidó, lo cual es algo risible. Porque el sistema eléctrico, recordemos, ha sido hasta objeto de caricaturas internacionales; pues cada vez que se cae, sucede que se culpa a un zamuro, una iguana o de un rabipelado.

El año pasado se produjo un accidente, y se culpó al diputado Guanipa; luego fue a un tiburón, que dijeron que se había comido el cableado submarino, alegatos que no reflejan sino la grave irresponsabilidad, y el gran saqueo que hemos tenido de los recursos, que se han invertido en el sistema eléctrico nacional, y que nos ha llevado a esta condición de precariedad, que yo creo que ni los pueblos del Africa.

Todo el país ha sido víctima de este experimento atroz, que lo que busca es arrodillar, humillar más al pueblo; pues se demostró que el servicio eléctrico es vital, que mueve todo, y que determinó que, a nivel nacional, murieran niños recién nacidos o pacientes que estaban en las Unidades de Cuidados Intensivos en centros hospitalarios a consecuencia del apagón.

De modo que hemos tenido un caos total, que lo está viviendo el pueblo de Venezuela, y entre tanto Nicolás Maduro en sus cadenas se jacta de que todo está perfecto, y que con este tema del golpe eléctrico cibernético pretende esconder y, sobre todo, distraer la terrible situación y la terrible realidad que estamos viviendo en Venezuela.

Fuente: noticierodigital