La petrolera estatal de Venezuela, Pdvsa, les está diciendo a los clientes de sus empresas conjuntas petroleras, que depositen las ganancias de las ventas en una cuenta que abrió recientemente en Gazprombank AO de Rusia, según fuentes y un documento interno visto por Reuters este sábado.

El movimiento de Pdvsa se debe a las duras y nuevas sanciones financieras impuestas por Estados Unidos el 28 de enero, las cuales, apuntan a bloquear el acceso de Nicolás Maduro a los ingresos petroleros del país.

Los EE.UU. y docenas de otras naciones se han negado a reconocer a Maduro, caracterizando su elección del año pasado a otro período de seis años como fraudulenta.

Desde entonces, Pdvsa ha estado presionando a sus socios extranjeros en empresas conjuntas en su área de producción del Cinturón del Orinoco para que decidan formalmente si continuarán en los proyectos, según dos fuentes con conocimiento de las conversaciones.


Los socios de las empresas conjuntas son la noruega Equinor ASA, la estadounidense Chevron Corp y la francesa Total SA.

Pdvsa también ordenó a su empresa conjunta Petrocedeño con Equinor y Total, que suspendiera la producción de crudo extrapesado y su mejora, debido a la falta de nafta necesaria para diluir la producción, puesto que las sanciones prohibían a los proveedores estadounidenses de combustible exportarlo a Venezuela.

“Nos gustaría formalizar su conocimiento de las nuevas instrucciones bancarias para realizar pagos en dólares estadounidenses o euros”, dijo el vicepresidente de finanzas de Pdvsa, Fernando De Quintal, en una carta fechada el 8 de febrero a la unidad de Pdvsa que supervisa sus empresas conjuntas.
Incluso después de una primera ronda de sanciones financieras en 2017, las empresas conjuntas de Pdvsa lograron mantener cuentas bancarias en los Estados Unidos y Europa para recibir las ganancias de las ventas de petróleo.

También utilizaron bancos corresponsales en los Estados Unidos y algunas naciones europeas para transferir dinero a las cuentas de cobranza de Pdvsa en China.

Hace varias semanas, Pdvsa informó a los clientes sobre las nuevas direcciones bancarias y comenzó a mover las cuentas de sus empresas conjuntas, que pueden exportar crudo por separado.

La decisión se tomó en medio de la tensión con algunos de sus socios, que han retirado personal de Caracas desde que se impusieron las sanciones.

Fuente: reuters.