El presidente de la República, Nicolás Maduro invitó este viernes a la oposición nacional a ejecutar una mesa de diálogo con agenda abierta y en la que se incluyan a todos los sectores del país.

“El diálogo tiene que ser con agenda abierta, puede ser para imponerle condiciones a un país. Tiene que ser para respetar y hacer respetar la Constitución de la República, eso es muy importante. Tiene que ser de puertas abiertas al país y que puedan ver, conocer y participar en el diálogo, no un diálogo de cúpulas”, expresó el Jefe de Estado en rueda de prensa con medios nacionales e internacionales.

Sostuvo que el objetivo es buscar mecanismos de consulta, bien sea a través de redes sociales, asambleas abiertas, entre otras, para que el pueblo sea partícipe primordial. “Un gran diálogo social, político, cultural, humano, que dé ejemplo al mundo de la democracia venezolana, para respetar la Constitución”, recalcó.

Añadió que con ello se abordarían, además, las prioridades de los y las venezolanas.

“Las prioridades no son hacer elecciones. La prioridad de los venezolanos es la recuperación, estabilización y crecimiento de la economía, la producción de riquezas por encima de cualquier cosa; la segunda prioridad es la paz del país, con soberanía, igualdad, libertad y en tercer nivel la estabilidad institucional y política”, enfatizó.
En ese contexto explicó que “la única institución que no se ha relegitimado electoralmente es la Asamblea Nacional”, que se encuentra en desacato judicial.