El economista César Aristimuño afirmó que el volumen de importaciones en Venezuela ha caído en un 700%, y que en el 2012 se importaron unos 60 mil millones de dólares, mientras que la cifra para el año actual está está “alrededor de $ 3 mil”.

Según el especialista, el declive del sector provoca incremento de los precios pues, aunado a la caída de la producción nacional, existen menos productos para respaldar los recursos que emite el Estado. “La hiperinflación es un tema estrictamente monetario, en Venezuela es producto de un gasto desmesurado del Gobierno que utiliza el Banco Central de Venezuela (BCV), para financiar el déficit fiscal”, explicó Aristimuño en entrevista para el programa Primera Página, transmitido por Globovisión.

Reconoció que el Gobierno puso en marcha una política de contracción de liquidez a través de encaje legal. Sin embargo, ofreció su apreciación al respecto.
“El problema es que esas medidas afectan a otro sectores de la economía, especialmente el bancario, que hoy dispone de menos reservas”, opinó el especialista en materia económica.

El economista detalló que para el año 2017, por cada BsS 100 “en depósitos”, las entidades bancarias del país destinaban 51 bolívares a otorgar créditos, y que en la actualidad esa proporción ha descendido hasta llegar a la ínfima suma de 6,6 bolívares.

A criterio de Aristimuño, el Gobierno “debe reducir su tamaño”, con medidas que incluyan la devolución de empresas al sector privado, en aras de “recuperar la productividad y disminuir el déficit fiscal”.