Andrés Velásquez, dirigente nacional de La Causa R, señaló que el plan de recuperación económica del presidente Nicolás Maduro en la demostración de su desconocimiento en materia econónima.

"Al cumplirse dos meses del fantasioso plan presentado por Maduro, se confirma plenamente que ésto resultó ser una estafa ante la urgente necesidad de cambiar este modelo de ruina y pobreza", dijo el dirigente político.

Velásquez determinó que la hiperinflación se ha acelerado rápidamente desde que fueron anunciadas las medidas económicas el 18 de agosto,

"Hay que destacar el impulso que el paquetazo dio a la hiperinflación. Para el 20 de agosto, fecha en la que entraron en vigencia las medidas, la hiperinflación se encontraba en 223%. Para el 20 de septiembre subió 10 puntos y se ubicó en 233,3%. Cabe mencionar que el credimiento en alimentos y bebidas no alcohólicas subieron 372,1%. Seguro estamos que al cierre del mes de octubre el impacto será mayor", indicó.

Otra factor que el dirigente consideró es la aceleración de la devaluación comparada con las monedas extranjeras. "Para el 20 de septiembre, el dólar dio un salto de 59,21 a 92.66 bolívares soberanos por dólar. El 20 de octubre se incrementó a 156,43 bolívares por dólar. Se puede observar la brutal devaluación de nuestra moneda generada por el alocado 'plan' económico implementado", aseveró.

La tasa del desempleo es un factor relevante que se toma en consideración debido a su caída pronunciada. "Reportamos una enorme pérdida de puestos de trabajo que aún no cuantificamos, pero fueron muchos los comercios, pequeñas y medianas empresas familiares que bajaron su santamaría", indicó Velásquez.

"La escasez y altos precios se evidencia en supermercados con estantes vacíos por no poder reponer inventarios acentuando la escasez. Gerentes de empresas arbitrariamente perseguidos y privados de libertad. Hoy un kilo de queso blanco duro cuesta 500 soberanos. Un cartón de huevos 500 soberanos. Carne vacuna 540 soberanos. Pollo 230 soberanos", enfatizó Velásquez.

Aseguró que las medidas puestas en práctica por el gobierno de Nicolás Maduro generó un descontento nacional entre los trabajadores de las empresas del Estado. Esto por el desconocimiento de los contratos colectivos, tabuladores y tablas salariales.

"Tampoco hay nuevas inversiones, nuevas empresas, ni crecimiento económico. Por el contrario las empresas de Guayana bajaron más dramáticamente la alicaída producción tan marcada en lo que va de año", subrayó.