El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, criticó ayer el pronunciamiento del Gobierno de Costa Rica de apoyar la iniciativa de los seis países americanos que solicitaron a la Corte Penal Internacional (CPI) investigar supuestos crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

Como ha sido ampliamente divulgado, Argentina, Colombia, Chile, Paraguay y Perú, promovieron la iniciativa a la cual se adhirió posteriormente Canadá, mientras que el Gobierno de Francia lo hizo después de haberse introducido el documento ante la CPI, y el de Costa Rica este martes.

"Ante la incapacidad demostrada por el gobierno de Costa Rica para resolver sus asuntos internos y escuchar con humildad a los trabajadores en tan prolongada huelga, el presidente decide distraer la atención de la opinión pública de su país atacando a Venezuela", reza el mensaje del canciller Arreaza en su cuenta de Twitter, el cual fue divulgado por el despacho de Exteriores en una nota de prensa que titula: "Venezuela fustiga subordinación de Costa Rica al gobierno de los Estados Unidos ".

"Jamás habíamos visto un gobierno costarricense que en tan poco tiempo se subordine a los dictámenes de un gobierno que odia a los pueblos centroamericanos como el de Donald Trump, y pierda tan rápido su popularidad, a partir de políticas contra los más humildes", continuó en la red, y agregó: "Como dijo el maestro Andrés Bello: ´Los que no moderan pasiones, son arrastrados a lamentables precipicios'".

Agencias internacionales de noticia divulgaron el martes de esta semana el pronunciamiento de adhesión del Gobierno de Costa Rica, a la iniciativa de las seis naciones que pidieron a la CPI iniciar las investigaciones en torno a la mencionada denuncia.

En el comunicado del Gobierno presidido por Carlos Alvarado, se expresa que "en seguimiento a su histórica lucha contra la impunidad, Costa Rica apoya las gestiones" ante la CPI iniciadas el 25 de septiembre pasado por los nombrados países en ocasión de la Asamblea General de la ONU.