El vicepresidente de Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez, aseguró que Julio Borges “es un político cobarde amparado por Bogotá”, que buscaba “desencadenar una guerra civil” con el presunto atentado contra el presidente de la República, Nicolás Maduro, ocurrido el pasado sábado en la avenida Bolívar de Caracas.

Rodríguez destacó que Borges desde Bogotá y España planificó el magnicido en grado de frustración. “Ya no es Jaime Bayly ni Patricia Poleo, es el cómplice de la operación Juan Requesens quien confiesa su complicidad, denuncia que los hizo a órdenes de Julio Borges”, dijo.

El funcionario mostró un vídeo con la confesión del diputado Juan Requesens, quien fue detenido el martes por funcionarios del Sebin tras ser señalado de estar involucrado en el atentado del mandatario venezolano. Alertó que sobre Borges, quien se encuentra en Colombia, pesa un código rojo “tiene que responder ante la justicia venezolana”.