Trabajadores y jubilados de Pdvsa La Campiña realizaron una huelga de hambre en reclamo a las deudas de sus beneficios laborales, que aseguran están vencidos desde hace 20 años.

Los empleados de la estatal petrolera aseguran que el salario actual no les alcanza ni para comer. Fernando Acero, trabajador de Pdvsa explicó desde el mandato del fallecido presidente Hugo Chávez, se aprobaron los recursos, sin embargo la deuda no ha sido cancelada.

“Tenemos un reclamo desde el año 2007 con la situación de las actas convenios. El comandante Chávez le dedujo a la Exxonmobil 5.200.000.000 millones de dólares para el pago nuestro. Hubo un pago, pero solamente para los hijos de los gerentes, superintendentes”, denunció.

Explicó que al menos 7.000 trabajadores esperan por la cancelación de dichos beneficios, asimismo, destacó que exigen sean pagados con intereses.