Ante la proliferación masiva del coronavirus, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, pidió este lunes a los países del mundo detener los conflictos bélicos para poder acabar con el «enemigo común»: el Covid-19. «La furia del virus ilustra la locura de la guerra. Por eso, hoy hago un llamamiento a un alto el fuego global inmediato en todos los rincones del mundo», dijo el jefe de la ONU en una conferencia de prensa, refirió Europa Press.

Lamentó que, a pesar de que «el mundo se enfrenta a un enemigo común que no entiende de nacionalidad o de etnia, de facciones o de fe», sino que «ataca indiscriminadamente», los conflictos armados se mantengan.

«Los más vulnerables —las mujeres, los niños, la gente con discapacidades, los marginados y los desplazados — pagan el mayor precio de estas guerras y ahora se enfrentan también al alto riesgo de sufrir pérdidas devastadoras por el Covid-19», enfatizó.

«Es el momento de parar los conflictos armados y centrarnos juntos en la verdadera lucha por nuestras vidas». «Hay que acabar con la enfermedad de la guerra y luchar contra la enfermedad que está arrasando nuestro mundo», prosiguió.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) contabiliza a nivel global 332 mil 935 contagiados por la enfermedad originaria de Asia, mientras que los muertos ascendieron a 14 mil 510 para este 23 de marzo, afectando a 189 países.

Fuente: europapress