El enviado de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, actualizó este viernes la postura de su Gobierno con respecto al régimen venezolano. En ese sentido, aclaró una vez más que la decisión acerca de una intervención militar depende únicamente del presidente estadounidense Donald Trump y no del presidente (E) Juan Guaidó.

“La política de Estados Unidos sobre Venezuela es generar presión política, diplomática y financiera. Todas las opciones están en la mesa, pero el uso de la fuerza no depende de Juan Guaidó depende del presidente Trump”, afirmó Abrams. Acotó que se mantienen intentando ejercer presión a través de medidas financieras y diplomáticas mediante sanciones.

Además agregó que con las acciones que ejecutó recientemente su Gobierno en el Medio Oriente, quedó evidenciado que cuando “cualquier presidente de EE. UU. quiere utilizar la fuerza para nuestros intereses personales, los utiliza, de lo contrario no”.

La Administración de Donald Trump anunció este martes que está considerando aplicar nuevas sanciones, particularmente contra los diputados disidentes de la oposición que se autojuramentaron el pasado 5 de enero como directiva de la Asamblea Nacional, contraviniendo el Reglamento Interior y de Debates del órgano unicameral, controlado en dos tercios por las fuerzas democráticas.

Abrams, Enviado de EEUU para Venezuela: "La política de 🇺🇸 sobre 🇻🇪 es generar presión política, diplomática y financiera. El uso de la fuerza no depende de Juan Guaidó depende del presidente Trump." #10Ene pic.twitter.com/u5ujMDZchC

— 𝗗𝗮𝗻𝗶𝗲𝗹 𝗠𝗼𝗻𝘁𝗲𝗿𝗼 (@esdemontero) January 10, 2020

Fuente: AP