Este jueves la ciudad oriental pakistaní, Sadiqabad, se levanta con una trágica noticia. En las adyacencias de esta localidad, el tren de pasajeros Akbar Express colisionó con una locomotora de carga que se encontraba estacionada en la estación de trenes de Walhar, así lo informó la televisora local Geo.

Según el oficial de Policía Rahim Yar Jan Umar Salamat, al menos 11 muertos y 67 heridos son las cifras preliminares que se manejan, entres las víctimas mortales se han podido identificar una mujer y ocho hombres, mientras que los lesionados incluyen nueve mujeres y once niños.

Los pasajeros que hacían el recorrido de la ciudad de  Lahore a Quetta, han sido trasladados a los hospitales Yiná y Shaij Zayed para recibir las atenciones de emergencia.

El primer ministro de Pakistán, Imran Jan, a través de su red social twitter, expresó sus condolencias hacia los familiares de los afectados y a su vez anunció las medidas tomadas para "contrarrestar décadas de abandono" del sistema de ferroviario.

En consonancia, el ministro de Ferrocarriles, Sheij Rasheed Ahmed, a través de declaraciones a la prensa, lamentó el hecho y aseguró que el siniestro se debió a un error de carácter humano, aunque aún no se saben las causas reales.

Según fuentes oficiales, no es la primera vez que sucede un accidente de este tipo, el pasado 20 de junio, 3 fallecidos fue el saldo que dejó un siniestro similiar.