Nicaragua empeoró su nivel de paz el año pasado; Venezuela es el Estado menos seguro de la zona, en el lugar 144 del mundo, y Brasil experimentó el quinto mayor descenso del año, un total de 10 puestos, todo ello de acuerdo con el Índice de Paz Global 2019 (GPI, en sus siglas en inglés), difundido este miércoles en Londres. El informe, elaborado por el centro de estudios Instituto de Economía y Paz entre 163 países durante 2018, devela que Nicaragua baja 54 puestos respecto al año anterior y se sitúa en el lugar 120.

A nivel general, el GPI revela que la media del nivel de paz mundial ha mejorado por primera vez en cinco años, aunque el mundo continúa siendo un lugar «considerablemente» menos pacífico que hace una década. Desde 2008, la paz global se ha deteriorado porcentualmente cerca de 3,78%, pese a que este año registró una ligera mejoría de 0,09% respecto al anterior, debido a «la reducción en la gravedad de varios conflictos, que llevaron a un menor número de muertes y a una disminución del impacto del terrorismo».

De los países suramericanos tan solo Uruguay, Colombia y Chile escalaron posiciones (tres, dos y una, respectivamente), mientras que ocho empeoraron.

Europa mejoró levemente el año pasado y se mantuvo como la región del mundo más pacífica, con 22 de 36 países avanzando en la lista.

Sin embargo, España fue uno de los 14 países que descendió, en su caso 3 posiciones, y ocupó el trigésimo segundo puesto, debido al aumento de la «probabilidad de manifestaciones violentas» derivadas de la crisis en Cataluña.

Islandia volvió a ocupar, por décimo año, el primer escalafón de la lista y se coronó de nuevo como el Estado más pacífico del mundo, seguido de Nueva Zelanda, Austria, Portugal y Dinamarca.

En la otra cara de la moneda se situó Afganistán, que pasó al último lugar en sustitución de Siria, que escaló al penúltimo puesto, e inmediatamente por encima aparecen Sudán del Sur, Yemen e Irak.

Fuente: GPI/elnacional/albertonews