Jesús Ramón Veroes Casadiego, quien junto con Luis Alberto Chacín Haddad fue formalmente acusado por la Corte del Distrito Sur de Florida de Estados Unidos por conspiración de lavado de dinero, se encuentra entre los principales testaferros del presidente de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), Luis Motta Domínguez, de acuerdo con una investigación de la periodista Maibort Petit.

Veroes Casadiego, alias Negro Veroes, es propietario, directamente o por personas interpuestas, como sus hijos Jesús Veroes y Valentina Veroes, de más de una veintena de empresas que se han visto beneficiadas con millones de dólares del estado venezolano entre todas sus compañías, refiere la publicación.

Según Petit, Veroes es propietario del reconocido restaurante Cine Citta, que tiene sucursales en varias zonas en Venezuela. Una fuente cercana al acusado le informó a la periodista que Veroes Casadiego es “compadre” de Motta Domínguez, y ambos mantenían una relación estrecha desde que el funcionario exhibía el grado militar de teniente.

Fuente: elcooperante