En una exaustiva investigación que se realiza actualmente en España, se encuentran vinculados extrechamente Nelson Merentes y Ana Berta González Quintas, oriunda de España, que pasó de ser una oscura jefa de Servicio de Inspección de Servicios Sociales de la Junta de Galicia a poseer tres empresas, una de las cuales -Paltel Bussinees-, ayudó al entramado financiero que culminó en la transferencia realizada desde el BCV de Venezuela hasta Singapore.

La búsqueda de la española, devela que es abogada y que en el año 2000 era una funcionaria pública. Pero ya en el 2006 su nombre aparece vinculado a diversas empresas en las localidades de Palencia, Valencia y Valladolid, donde ha ocupado cargos de ejecutiva, administradora y socia.

Dos de sus empresas se dedican a actividades diversas. Mientras la empresa asociada al escándalo del BCV – Paltel Business- funge de publicidad, las otras dos empresas se dedican al área de la construcción (Oficinas Técnicas de Ingeniería y Arquitectura), y a la venta de maquinaria comercial y computadoras.

De acuerdo a informes especializados en la búsqueda de empresarios y directivos de sociedades, “el nombre de Ana Berta González Quintas aparece como socio único en una empresa situada en Palencia, relacionada, entre otras, con una empresa de Agencias de publicidad cuyo objeto social es el Marketing, Telemarketing, Venta a Comisión y Publicidad”.

Esa empresa, que funcionó como intermediaria en la transferencia del dinero del BCV, sigue activa porque su último informe mercantil fue publicado el 16 de julio de 2018, en el Registro Mercantil de Palencia, Boletín 135, Referencia 294574. Este cambio ha sido Cierre Provisional de Hoja Registral, inscrito el 02/07/2018, Tomo 398, Folio 134, Sección 8, Hoja 5388, Inscripción N… El tiempo máximo que Ana Berta González Quintas ha permanecido en un cargo es 9 años, 2 meses y 1 día, mientras que el tiempo mínimo ha sido 1 año y 3 meses. Además, se han publicado hasta 2 cargos en otras empresas bajo el nombre de Ana Berta González Quintas.

El único socio que se le ha conocido, Jorge Mejías Ruíz, dejo la empresa de publicidad en 2006, mucho antes de que la empresa se asociara con Nelson Merentes en ese extraño movimiento.

“En noviembre del 2014 el Banco Central de Venezuela transfirió a una agencia de publicidad española (Paltel Business) un bono con un valor facial de cien mil millones de dólares. Luego, el propio presidente del BCV en ese entonces, Nelson Merentes, le autorizó a la empresa de maletín española una línea de crédito en el Standard Chartered Bank Singapore apalancada en ese bono. Esperaban un retorno de 76 mil 500 millones dólares por la emisión del bono”, reveló Francisco Poleo en la revista Zeta.

Fuente: elcooperante