Alejandro Andrade pasó de ser un guardaespaldas de Hugo Chávez a vivir como un multimillonario de Florida, a pesar de la crisis que se vive en Venezuela. Andrade ha sido foco de protestas de venezolanos, pero ahora se enfrenta a una amenaza más seria: las autoridades federales en el sur de Florida, sustentan suficiente información donde se le involucra un caso de lavado de dinero en su contra, de acuerdo con el periódico The Miami Herald.

El hombre, de 53 años, es sospechoso de haber lavado “millones de dólares que robó del gobierno venezolano para invertir en bienes raíces, caballos y otros activos en Florida”, señala el medio. Junto con otros venezolanos del sector bancario y empresarial, son sospechosos de vender miles de millones de dólares en bonos, aprovechando el control cambiario y ocultar las ganancias en cuentas bancarias en suiza y en inversiones en EEUU.

Según el periodista Casto Ocando, Andrade fue “acusado” o “imputado” en el tribunal de la jueza Robin Rosenberg, ubicado en West Palm Beach en diciembre.

Otto Reich, embajador de Estados Unidos en Venezuela de 1986 a 1989 dijo que no está sorprendido por los cargos: “Sé que las autoridades estadounidenses lo han seguido muy de cerca los últimos años”. “Pese a que ha sido considerado como uno de los socios comerciales más adinerados de Chávez, no es el único. El sur de Florida está lleno oligarcas venezolanos”, agregó.

Ni Andrade ni su abogado pudieron ser contactados por el medio, mientras que Emmanuel Andrade, de 21 años, le colgó el teléfono a un reportero.

LA VIDA DE LA FAMILIA ANDRADE
Alejandro Andrade y su familia viven una vida alejados de la crisis venezolana en una enorme residencia en una exclusiva villa en Wellington, Florida. Desde 2012 viven en una residencia de más de 830 metros cuadrados, con cinco habitaciones, pisos de mármol y una piscina, a solo kilómetros del Centro Internacional Ecuestre de Palm Beach.

Además, en la residencia tienen un establo con 60 caballos con nombres tan particulares como Bon Jovi y Armani Z. Todos son montados generalmente por el hijo de Andrade, Emmanuel Andrade, un jinete olímpico que exhibe en sus redes sus amistades con celebridades como Kendall Jenner y Kris Jenner.

Alejandro Andrade es muy conocido en los círculos ecuestres de Wellington e incluso, en el año 2013, ayudó a financiar el Festival Ecuestre de Invierno, según Ocando.

Entre los lujos con los que vive Andrade también se encuentran un avión privado y una sociedad en una finca equina de California.

“Es imposible para un funcionario gubernamental venezolano permitirse comprar una casa como esa en Wellington y comprar 60 caballos para su hijo”, dijo Franklin Hoet Linares, abogado venezolano que trabaja para la World Jurist Association, un grupo internacional de abogados, jueces y profesores.
“Está moralmente obligado de demostrar que el dinero es legal. Solo tiene antecedentes de ser el guardaespaldas de Chávez y posteriormente tesorero general”.

Hoet Linares también recuerda que habló con Andrade hace un par de años en una fiesta: “Lo miré directamente a los ojos y le dije ‘Necesitamos hablar. Es lo mejor para ti hablar de estas cosas’. Dijo que me iba a buscar en el futuro debido a que se estaba alistando para un viaje. Nunca lo hizo”.