La exfiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, señaló este jueves que “no hay una investigación sobre el caso del concejal Fernando Albán”. A su juicio, “quien está usurpando el cargo en la Fiscalía no está comprometido con una investigación seria. En el caso de tortura y asesinato del concejal Albán, no hay una averiguación respecto a la misma, porque si salió a pronunciarse y a decir que era un suicidio, ya está adelantando opinión y está diciendo cuál es su intención, la cual es no investigar y no hacer nada”, comentó durante el programa En La Mañana, transmitido por EVTV Miami.

Por esa razón, destacó que en Venezuela las violaciones a los derechos humanos se ha convertido una práctica. Estoy viendo lo que está pasando con el caso de las minas en Tumeremo, estado Bolívar, donde se denuncia que hay decenas de muertos y todavía no ha habido un pronunciamiento de parte de este ciudadano”.

“Yo recuerdo cuando hubo otra masacre en Tumeremo hace dos o tres años, este señor tenía una marcación sobre mí y no quería que yo investigara estos hechos . Nosotros iniciamos la investigación y encontramos el lugar donde estaban los cadáveres y Tarek William Saab , como Defensor del Pueblo, se encargó de hacerme una persecución para que el Ministerio Público no investigara esos hechos”.

La exfiscal alegó que “como no se va a investigar la muerte del concejal Albán, en los próximos días acudire por cuarta vez, a la Corte Penal Internacional (CPI) para ampliar las denuncias contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro por violación sistemática y sostenida de los Derechos Humanos”.

Precisó que existen “más elementos que demuestran que en Venezuela se cometen delitos de lesa humanidad, que Nicolás Maduro es un delincuente y violador de DD HH, no solamente es corrupto, que trafica con drogas, sino que viola los derechos humanos”.

Asimismo, señaló que “Delcy Rodríguez es responsable del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional. Tanto ella como González López son responsables de la muerte del concejal Fernando Albán“.

Ante todos estos hechos, Ortega Díaz resaltó que “el juicio contra Nicolás Maduro sirvió para demostrar la trama de corrupción, por lo que no se puede subestimar el juicio contra el mandatario, porque cuando retornemos a Venezuela, cualquier tribunal puede ejecutar esa sentencia y encarcelar a Maduro“.

Aseveró que “una vez que termine el período de Nicolás Maduro en enero, cualquier país puede ejecutar esa acción. Los organismos internacionales, Interpol, las policías de otros países pueden materializar la decisión del TSJ en el exilio”.