Miguel Ángel Martín, presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en el exilio, se reunió con el senador estadounidense Marco Rubio en Lima, Perú, para establecer un “tratado de cooperación” en el que se condene a aquellos venezolanos involucrados en corrupción y lavado de dinero.

La información fue dada a conocer por la cuenta oficial de Twitter del TSJ en el exilio, la cual publicó el documento firmado por Martín y entregado a Marco Rubio.

“Compartimos con usted la necesidad de enfrentar el modelo de poder totalitario no convencional en términos de secuestro institucional, celestinaje criminoso e intervención de agentes criminales externos que afecta a Venezuela”, reza el texto.

El documento también expresa una solicitud de apoyo al senador estadounidense para abrir una investigación en Estados Unidos sustentada en la Ley de Chantaje Influenciado y Organización Corrupta del país norteamericano.