Dentro del preámbulo que existe desde hace escasas horas que el presidente brasilero "echara" a los diplomáticos venezolanos de su país, el proceso electoral estadounidense en el tapete, el desasosiego de la izquierda en la región, entre varios elementos más de sumo interés mutuo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibirá este sábado a su homólogo de Brasil, Jair Bolsonaro, en la residencia de Mar-a-Lago en Florida, específicamente, para analizar la crisis en Venezuela como tema principal.

“Vamos a cenar en Mar-a-Lago. Él quería cenar en Florida”, dijo Trump a la prensa. “El presidente va a usar esta reunión como una oportunidad de agradecer a Brasil por su estrecha alianza con Estados Unidos”, agregó la Casa Blanca en un comunicado. AFP