El Departamento de Seguridad Nacional de EEUU colocó en los aeropuertos del país avisos de advertencia para quienes viajen a Venezuela. En ellos afirman que la crisis que padece Venezuela “constituye una amenaza a la seguridad de las aeronaves y el tránsito o permanencia de los pasajeros que tengan como destino ese país”.