Un sismo de 5.5 en la escala de Richter que se originó en el estado Sucre, al oriente de Venezuela, y se produjo a 5,9 kilómetros de profundidad causó temor en la población. El terremoto se sintió en Caracas, Nueva Esparta, Bolívar, Anzoátegui, entre otros estados.

Sin embargo, el Servicio Geológico de Colombia afirmó que el sismo tuvo como epicentro la isla de Margarita en el Estado Nueva Esparta y fue de 5.4 en la escala de Richter.

El sismo afectó además a Granada, San Vicente y Las Granadinas, Trinidad y Tobago. En varios lugares de la capital se puso en marcha el protocolo de seguridad y varios edificios fueron desalojados preventivamente.