La reunión fue extremadamente discreta, un General del Ejército venezolano, en situación de retiro, procuró los contactos entre los representantes de la FANB, léase bien Fuerzas Armada Nacional Bolivariana y altos cargos del Gobierno de Donald Trump. Sobre la mesa un solo punto, como resolver la crisis política, económica y social, que castiga a los venezolanos y se ha convertido en un problema que amenaza la estabilidad y la paz de la región. No olvidemos que ACNUR habla de cifras oficiales, que dan cuentan de 4 millones 800 mil desplazados. ¡No es de poca monta el problema!

Todo esto, efectivamente, ha ocurrido a espalda de Nicolás Maduro. Han afirmado con sobrada razón el Presidente de la primera potencia del Mundo Donald Trump y el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca John Bolton. Por ello, ya ni se habla del diálogo entre Oficialistas (Maduro) y Opositores (Guaidó), en Barbados. Esta reunión ultra secreta tienen otra dimensión, por primera vez se sientan en las misma mesa, los papás de los helados, como se dice popularmente en criollo.

Fuente: Infocifras