La crisis en Venezuela que ha derivado en un éxodo y tránsito masivo de millones de venezolanos (por múltiples factores) alrededor del mundo, ha generado circunstancialmente en determinadas personas un sentimiento de rechazo (xenófobo) que, aunque no es válido gestarse de manera individual, mucho menos detrás de una fachada corporativa.

El "counter" de la línea SwiftAir (empresa enlace de Laser para conexión con Venezuela), ubicada en el aeropuerto internacional de Miami, Florida, según testimonios fidedignos, se han convertido en un nicho para el escarnio público.

A ésta redacción han llegado múltiples reclamos de agravio y ofensas xenofóbicas de varios países suramericanos, pero, de manera reiterada hemos recibido decenas de protestas en las últimas semanas, de venezolanos queriendo alzar su voz ante la aerolínea venezolana Laser por la humillación y el maltrato intransigente que reciben del personal de SwiftAir...