Fe de vida. Después de un mes sin saber de su paradero, cuando fue detenido de forma arbitraria por funcionarios del SEBIN en mayo, la esposa de Édgar Zambrano confirmó que el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional está recluido en Fuerte Tiuna. Sobella Mejías informó que la reclusión de su esposo en una celda de Fuerte Tiuna se trataría de un ”asunto político”, porque el juicio que se le lleva a cabo por estar supuestamente vinculado con los hechos del 30 de abril es civil y no militar.

“Ya todos sabemos que él es un preso político, es un asunto político”, dijo Mejías en entrevista hace unos instantes con César Miguel Rondón.

— César Miguel Rondón (@cmrondon) June 13, 2019
En la primera visita que pudo recibir Zambrano el miércoles 12 de junio contó a sus familiares que esa fue la primera vez que vio la luz del día.

”No llegó a sufrir ninguna crisis hipertensiva, ha estado bien, con mucha fortaleza”, concluyó Sobella Mejías.