Desde algún lugar no específico, el general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, sigue afirmando que le es leal a Nicolás Maduro y que lo que hizo, fue por su propio bien. El ex director del SEBIN, asegura que Maduro es prisionero de grupos de poder que le mienten.

Cristopher Figuera, aún mantiene ese discurso de apego a Maduro, a pesar de que éste último en la reunión privada que sostuvo con los generales el pasado 2 de mayo, lo acusó de estar incurso en la conspiración que encabezaron Juan Guaidó y Leopoldo López, y, dijo más: “que ya lo sabía, ya estaba descubierto, y lo iba a remover”.

El general dice mantenerse fiel a Maduro como Comandante en Jefe de la Fuerza Armada. Y que eso él lo sabe. Lo sabe por los informes que le presentó en su momento, en los que denunciaba la trama de corrupción en el país. Y el entramado del poder que no quiere soltar el poder, nombrando a: Diosdado Cabello, Tareck El Aisdami, Jorge Rodríguez, Delcy Rodríguez, Maikel Moreno y el general Vladimir Padrino López.

Dice: "Yo le propuse al Presidente que promoviera vía la Asamblea Constituyente, un nuevo Consejo Electoral, y en consecuencia, convocara nuevas elecciones", para que EEUU levantara las sanciones. El general pone, como punto de partida, que tomó un gran riesgo. Que sacrificó su ascenso. Que en julio le correspondía escalar a mayor general. Y, sin embargo, prefirió tomar este camino, el de la denuncia y el de la renuncia, antes que otros le empañaran su historial.

Denunció que muchos de los que rodean a Maduro “forman parte de una Cooperativa, una Sociedad de Cómplices”. Y se refiere a los nombres antes mencionados, inclusive otros que serán revelados más adelante. Son ellos los que llevan el peso del poder.

"Le hacen ver a Maduro que él se mantiene en la Presidencia porque ellos lo protegen y lo ayudan. Que ellos son su garantía". Señala que le mienten a Maduro. “Maduro es un hombre bueno”, afirmó.

Fuente: alnavío