El desalojo del rascacielos Torre Espacio por una amenaza de bomba se ha quedado en un susto. Dos horas después de que los trabajadores fuesen evacuados, la Policía Nacional ha confirmado que se trata de una falsa alarma y está permitiendo a todas las personas regresar a sus puestos de trabajo, a expensas de que el personal de mantenimiento del edificio desbloquee los accesos y vuelva a ponerlo en marcha. Al parecer, una llamada maliciosa realizada desde fuera del edificio a la embajada australiana alertando de un supuesto explosivo ha sido la causante de la alerta. La Policía ya ha abierto diligencias para aclarar lo ocurrido.

La Policía Nacional y los Bomberos han desalojado el rascacielos (una de las Cuatro Torres del Paseo de la Castellana), alrededor de las 12 horas, por un aviso de bomba en la embajada de Australia, indican a este dieron fuentes policiales, que inmediatamente han activado el protocolo de actuación establecido para estos casos.

Es entonces cuando el personal de seguridad del edificio ha activado la alarma de incendios y, a través de la megafonía, han avisado de la necesidad de evacuación. Actualmente, en Torrespacio trabajan más de 2.000 personas que han sido concentradas en el Parque Norte, enfrente del rascacielos, por su seguridad.

Pasadas dos horas del desalojo, los profesionales de Bomberos, Policía Nacional y Municipal, Emergencias y agentes de movilidad desplazados han abandonado la zona, al igual que los perros de la Policía Nacional encargados de rastrear cualquier resto de explosivo. El recinto, acordonado y precintado en todo el perímetro de Torre Espacio ha sido reabierto y la situación está recuperando poco a poco la normalidad.

Durante el tiempo que ha durado el desalojo, algunos empleados han aprovechado para almorzar o, simplemente, comentar entre ellos lo acontecido. «A las 11.55 ha sonado la alarma de incendios y desde la megafonía han anunciado que había que salir. Pensábamos que era un simulacro, pero al bajar a la calle nos ha dicho la Policía que no», explican a ABC dos empleadas de la planta 49, una de las más altas del rascacielos.

«En el edificio hay instalada megafonía automática central en todas las plantas. A media mañana ha lanzado el aviso de atención y desalojo», cuenta otra trabajadora de la planta 25. «Pensamos que era un simulacro, pero el responsable de nuestra empresa nos comentó que no había ningún aviso. Cuando llamó a la central de la torre le aseguraron que era real y que teníamos que abandonar el rascacielos de forma ordenada», continúa la empleada, aún con el susto en el cuerpo.

Durante la evacuación, los ascensores han sido bloqueados, por lo que todo el personal que se encontraba en el interior de Torre Espacio ha tenido que descender hasta la calle por las escaleras. En Torre Espacio se encuentran las embajadas de Reino Unido, Canadá, Australia y Países Bajos. También alberga, entre otros, las oficinas de OHL y British American Tobacco.

Fuente: abc.es