A pesar de la simpatía del venezolano Gustavo Dudamel, ahora director de la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles (EEUU), que tenía hacia el sector del oficialismo venezolano, quienes conformaban años atrás una sólida alianza, dio un vuelco brusco, y volteó la mirada hacia la lucha opositora de su país natal, y confía ante la presente crisis, como según él mismo la cataloga, manifestando con tono elevado que: “Venezuela pronto... está muy cerca del final de esta pesadilla”.

En una rueda de prensa anoche desde un hotel en Tokio, Japón, Dudamel dijo que, “tristemente”, no ha estado en su país desde hace dos años y medio, aunque mantiene los contactos por internet con toda la gente que conoce y que está “por todo el mundo”. “Los venezolanos están en todos los sitios, intentando mantenerse con vida”, agregó Dudamel, que calificó como “compleja” la crisis que vive su país, con un situación “terrible e inaceptable”. 

Aunque “todo el tiempo estoy allí, con mi corazón y mi amor, desearía que muy pronto pudiera volver a mi país, pero no sólo yo, sino toda la gente que está desesperada por volver para estar con su familia y trabajar en favor de su país”. Se trata, insistió, de “vivir en una Venezuela libre”.

En unas breves declaraciones a EFE al final de la rueda de prensa, Dudamel insistió en que su país está “muy cerca del final de esta pesadilla, porque es insostenible”.

“Lo que hay que darle a la gente es esperanza, que no decaigan los ánimos, y seguir la lucha por ser escuchados, y que haya un cambio, donde pueda haber espacio para que este país crezca”, insistió.

El músico venezolano, también director de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, tiene una trayectoria musical ligada desde niño al Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, más conocido como “El Sistema” y cuya vigencia defiende hoy Dudamel.

“Creo que con las nuevas generaciones, la música, cuando pase esta crisis, porque pasará, sanará al país, y será hermoso, porque es lo que es ‘El Sistema’, es un símbolo del país”, dijo al cerrar la rueda de prensa.