Según testimonios de vigilantes que por temor a represalias mantuvieron sus nombres en anonimato, aseguraron que en la madrugada de este sábado fue una banda delictiva conformada por una docena de miembros aproximadamente (colocando a menores de edad al frente), quienes se acercaron al centro comercial sin mediar palabras, con el rostro descubierto, algunos armados, otros con bates y piedras, irrumpieron en varios negocios, siendo la tienda Kioto donde saciaron sus intenciones, desvalijándola en su mayor parte.

Se pudo conocer que las mismas intenciones habían sucedido en otros centros comerciales en el transcurso de la semana como: El Peñon del Faro y Morro Mar, quienes tuvieron que redoblar la vigilancia nocturna, por varios intentos fallidos de la horda criminal.

Noticia en desarrollo...