La tarde de este lunes marcó un hito dentro de la crónica lecheirense, con la despedida de uno de los personajes más emblemáticos de su sociedad, el honorable abogado Armando Amaré del Castillo, quien nació en Valencia en 1.924 y el próximo 22 de enero cumpliría sus 95 años a cuestas, llenos vigor, salud, caballerosidad y amable jovialidad, la vida le pidió un descanzo... y así fue, con una notable naturalidad y paz se nos despidió aquel disciplinado deportista, titánico y pionero levantador de pesas, ágil en el fútbol, inagotable tenista, en fin, un hombre verdaderamente extraordinario. Paz a sus restos.