El venezolano Luis Miguel Vence (derecha), de 45 años, quien nació en Caracas y creció en la avenida Rómulo Gallegos, es uno de los jefes de grupo que se levantó con el premio Nobel de Medicina de este año. El caraqueño estudió en el colegio San Agustín de El Marqués y ganó las olimpiadas matemáticas del Centro Nacional para el Mejoramiento de la Enseñanza de las Ciencias (Cenamen). Desde una entrevista telefónica desde Houston, Texas, Estados Unidos, que concedió a Efecto Cocuyo, el venezolano explicó que todavía está emocionado y sin dejar de resaltar que es su jefe, James Allison (centro), quien realmente obtuvo el galardón, que: “Recibimos la noticia con mucha alegría. Hubo algunos de mis compañeros que brindaron, pero yo no tomo (bebidas alcohólicas). El premio es muy grande, un reconocimiento a nuestro trabajo. Eso significa que hay muchas personas beneficiándose de la inmunoterapia”.

Pese a la humildad de Vence, cabe destacar que es el coordinador de uno de los cuatro grupos supervisados por Allison. El equipo que lidera el venezolano está conformado por veinte personas que trabajan continuamente para vencer la lucha contra el cáncer, algo que han logrado en varias oportunidades. “Hay cuatro directores, yo me enfoco en el estudio de los tumores sólidos, hay un patólogo que estudia los exámenes patológicos, un especialista que estudia tumores líquidos y el último que trabaja en otros tipos de cáncer”, precisó a referido medio de comunicación. El cáncer es una enfermedad que muta y cuya proliferación de células – tumor o neoplasia- es muy rápida. Sin embargo, el acercamiento de Allison y su equipo es que la cura no la buscaron directamente en dicho padecimiento, sino que se enfocaron en el sistema inmunológico.