" />

El Tropezón un negocio con más de 50 años y quien permaneció abierto ininterrumpídamente los 365 días del año en Caracas, cerró hoy jueves sus puertas. Llamada como la gran arepera de Los Chaguaramos y de excelentes batidos de frutas, en el entorno de la UCV. Allí vio vida la "reinapepeada", la "pelúa", y el "dominó" entre muchas más. Su propietario expresó: “No es posible aguantar con los costos de los productos y los aumentos de sueldo, este último fue la puñalada final…”. La nostalgia ucevista y el trasnocho caraqueño se iluminan!!!