Jair Bolsonaro, uno de los candidatos presidenciales punteros de Brasil y cuya retórica ha cautivado a algunos de los votantes y molestado a otros, fue apuñalado el jueves durante un acto de campaña y tuvo que ser sometido a cirugía. Las autoridades y su hijo dijeron que el candidato se encontraba en condición estable, aunque su hijo también señaló que el candidato perdió mucha sangre y que llegó al hospital “casi muerto”. Varios videos publicados en las redes sociales mostraron el momento en que Bolsonaro recibe una puñalada en la parte baja del abdomen cuando iba en los hombros de un simpatizante viendo a la muchedumbre y con el pulgar de la mano izquierda hacia arriba. Tras el incidente, se ve que se contrae y luego se pierde de vista. Otros videos muestran a sus partidarios cargándolo hacia un automóvil y golpeando a un hombre que supuestamente era el agresor.