El sacerdote jesuita, Numa Molina, aseguró en una entrevista en Televen que los venezolanos se están “alejando” de la iglesia católica, porque “ya las personas no se identifican con ella, ni con su realidad”. Además dijo que existen “intereses foráneos que quieren hacerle daño a la democracia venezolana, la abstención es enemiga de la democracia. Cuando el índice de electores es alto se dice que la democracia es sólida, en caso contrario pierde importancia y validez”...

Ante ello, hace unos instantes, el padre José Palmar no perdió tiempo y a través de su cuenta en Twitter aseguró que:... “este jesuita enchufado terminará como todos los “ex-curas” chavistas adinerados que dejan el sacerdocio para dedicarse a disfrutar de su fortuna mal habida”.